Las tragedias

30 enero 2015 | 11:47 hrs | | Gilberto Haaz Diez

A las 8 de la mañana recibí el mensaje por WhatsApp. Una mala y nueva tragedia se avizoraba en el país. Pobre presidente, le respondí a quien lo envió. No es el presidente, es de Mancera, Cuajimalpa. Si, argumenté, pero aquello otro fue en Iguala y el presidente cargó todo el peso de la tragedia, porque un borracho exgobernador -que quiere seguir mamando en el poder y propone a su hijo como candidato a la alcaldía de Acapulco, como si no supiera que es odiado y repudiado, su apellido y su familia, por su negligencia y cobardía al desatender el caso y dejar escapar al criminal Abarca-, no vigiló ese estado. Al hijo de Ángel Aguirre Rivero el PRD ya le levantó la mano, como una vez se lo levantó a Abarca. Pobre pueblo, allá ellos si votan por él, si votan por él y lo hacen ganar, más se merecen de eso. Pero estaba en la tragedia. En Cuajimalpa, en un hospital materno infantil una pipa creó muerte y desolación. Van 7 muertos hasta esta hora que se escribe, 12 de la mañana. Peña está salado. Es cierto que le pertenece la tragedia a Miguel Ángel Mancera, pero igual ocurrió en Iguala, era de aquellos y el presidente apechugó las críticas y las responsabilidades y los golpes. Hay sexenios salados, este no sé porque me late que es de esos. Y me acordé de hace unos tres días, cuando Jorge Castañeda, exsecretario de Relaciones Exteriores del inútil de Fox, y ahora periodista de tiempo completo, en Milenio Noticias (TV), haciéndole al Walter Mercado que todos llevamos dentro, premonizó que vendrían más tragedias. Cuando hablaba de Ayotzinapa. Y miren que rápido llegó, aunque ahora no intervinieron las polis ni los delincuentes, solo un pipero que, despistado, le explotó la pipa y derrumbó el edificio que alberga a madres y a niños. Hay 22 niños y 32 adultos heridos. Que Dios les cuide. El diario El País recordó otras tragedias similares: San Juan Ixhuatepec, Guadalajara, las oficinas de Petróleos Mexicanos o Ecatepec.

LAS PRECAMPAÑAS

 Arrancaron las precampañas veracruzanas. Algunos y algunas se movilizan. Otros aun en espera de que salga humo blanco de esa Capilla Sixtina del PRI jalapeño, avalado por ya saben quién, el que paga y manda. Van mujeres: En Xalapa, Elizabeth Morales García dijo que hará una precampaña de calle, de intenso trabajo, escuchando, dialogando y cercana a la gente, siempre respetuosa de la ley. En Zongolica, zona de indigenismo, Lilian Zepahua García, hija del transportista Mario Zepahua Valencia, toma el estandarte del padre y va en busca de un escaño federal. Deben ser ahora los hijos quienes busquen los puestos políticos, los padres deben irse a leer los cuentos de Las Mil y una Noches, jubilarse y dejar a los herederos en un país que necesita de sus jóvenes. Lilian es licenciada en Administración de empresas del ITESM, Campus Querétaro. Fue diputada local cuando el titular se fue de pinta. Otra. Anilú Ingram Vallines, veo en su Facebook que es apapachada por sus simpatizantes. Quiere un escaño por Veracruz. Un varón de dos metros. Otro paisano, Toño Tarek anduvo en mi pueblo, Tierra Blanca, joven, a sus 33 años (edad de Cristo) allí les dijo que “el PRI ha tomado de nueva cuenta las riendas del gobierno federal, impulsando grandes reformas que permiten un futuro lleno de posibilidades para que las familias tengan más oportunidades de progreso y bienestar, porque reformas, como la energética, -explicó- generarán nuevos empleos”. Toño ha hecho mucha talacha por el Distrito 17. Conoce de los problemas de la ganadería, de la caña, del azúcar. Será seguro un buen representante en el Congreso Federal, si los paisanos le apoyan.

CASSEZ-CALDERON-MOLINAR

El expresidente Calderón anda del tingo al tango, riñendo con el que se le atraviese. Se puso los guantes y se fajó, primero con el gorila de Venezuela, Un locochón que habla con los pajaritos y los pajaritos le llevan línea del difunto Hugo Chávez, un inmaduro Maduro. Luego, la secuestradora Cassez, quien al ritmo de la Marsellesa y amparada por el mamón presidente Nicolás Sarkozy, que lo único bueno que tenía era a su bella esposa, Carla Bruni, ahora quiere premio millonario por haber sido secuestradora y liberada solo por un tecnicismo, nunca porque haya sido inocente. A ver si no nos llega otra Guerra de los Pasteles con Hollande. Voy a Wikipedia: (La guerra de los pasteles fue el primer conflicto bélico entre México y Francia, y formalmente tuvo lugar entre el 16 de abril de 1838 y el 9 de marzo de 1839, se llamó así porque un pastelero francés de Puebla reclamó unos pasteles perdidos en un motín, y todo el país pagó las consecuencias, cuando nos invadieron. Ojáis). Calderón no le dio importancia a la vieja loca. Otra. Ya en las cuerdas, y metido en el ring se le atravesó Juan Molinar Horcasitas en un debate epistolar, que su empleado fue y el expresidente lo aupó a las ligas mayores: consejero del IFE, director del IMSS, y panista acomodado, todo gracias a Calderón. No hay nada peor que la ingratitud. Calderón lo llamó –Mentiroso–, como Pinocho. Debió llamarlo –Ingrato–, porque ingrato es quien niega el beneficio recibido, según Séneca. En estos líos, me quedo con Calderón, fue un buen presidente y defiende su panismo, aún en contra del avasallamiento del barbón Madero, que quiere enviarlo a Santa Elena, como a Napoleón. Un proverbio arameo, señala: «No tires piedras en el manantial donde has bebido». Óyelo, Horcasitas.

CORREO PARA CHIKIYUNES

«Durante muchos años los habitantes del Fraccionamiento Virginia en la calle de Paseo las Flores, tuvimos que soportar la presencia de bares y cantinas que generaban muchas molestias a todos los vecinos. Durante la pasada gestión del alcalde Miguel Ángel Yunes Márquez y cumpliendo la promesa que hizo durante su campaña estos bares fueron cerrados y no se les permitió que volvieran a abrir lo cual fue muy bien acogido por todos los vecinos. Durante los últimos días del año pasado se han vuelto a abrir 2 bares (el Che botanero y la Bucanera beers) disfrazados de restaurantes en la calle de Conquistadores esquina con Paseo las Flores, los cuales colocan sus mesas en la vía publica ya que son locales muy pequeños y colocan bocinas con un altísimo volumen estando en varias ocasiones ya hasta después de las 3 de la mañana generando mucha molestia entre todos los vecinos. Auxilio, alcalde».

De Murillo Karam: «Aterra la naturalidad con la que matan».

Camelot.