Las tácticas y estrategia de Yunes Linares

1 diciembre 2016 | 21:36 hrs |

La insoslayable brevedad

Por Javier Roldán Dávila

En lo general se cimbró en sus centros la tierra, en lo particular, a unos se les cimbró el ‘asterisco’

La estrategia de Miguel Ángel Yunes fue llegar a la gubernatura de Veracruz, ya instalado, construir un proyecto transexenal, sus trabajos en ambos sentidos cobraron especial vigor a partir de 2004 y han culminado una primera etapa exitosa, ayer uno de diciembre de 2016.

Las tácticas utilizadas para cumplir el objetivo mayor han sido varias, mencionemos algunas:

No dio un día de tregua ni a la fidelidad ni al duartismo, los denunció sistemáticamente, conocedor de los laberintos del poder (y de la desmedida ambición de sus enemigos), les puso marcación personal.

Aguantó vara en forma estoica ante el embate, también cotidiano, del sistema, utilizó la máxima de los clásicos: me muero pero no me ‘quiebro’.

Penetró las defensas y obtuvo información de primera mano, de las entrañas mismas del adversario. Todo un ‘troyano’ (informático, claro).

Detectó a los grupos políticos maltratados en el marco ‘de la plenitud del pinche poder’ y construyó alianzas con ellos.

Utilizó la guerra sicológica con destreza: los voy a meter a la cárcel machacaba incesante.

Ya con la victoria electoral olió la sangre y al ver a los más ‘débiles’ con la moral y los calzones en los tobillos (literal), se fue sobre ellos y rompió la formación.

Ya cumplió el primer tramo, veremos si  logra el 2+6=2024.

Posdata: habrá que admitir que con Fidel fue un duelo parejo de estrategias, con el sucesor…pan comido.