Las sospechas

10 octubre 2017 | 11:33 hrs | Gilberto Haaz Diez

*De Luchino Visconti: “Creo que no se puede ser hombre, y mucho menos artista, sin tener una conciencia política. El arte es política”. Camelot

Suelen los alcaldes, antes de terminar su gobierno, comenzar a intentar meterse unos billetes extras, mas de lo que se han metido. Comienzan siempre llorando, y así llorando se acaban, por eso es que en este mundo nuestro, las sospechas no se detendrán. Cuando fenece su Administración,  aceptan inversiones y compromisos que les van a dejar al presidente que llega. El presidente que llega, desarmado, cuando se sienta y se da cuenta, le metieron más carreras que a los Yankees de Nueva York, ahora que los Indios de Cleveland del gran Beto Ávila, los hacen morder el polvo, aunque ayer ganaron el primero en la frente. En Ciudad Mendoza, pueblo pegado a Orizaba y Rio Blanco y Nogales, y gobernado por un priista, Rene Huerta Rodríguez, el Síndico y un par de regidores convocaron a rueda de prensa porque, sucede que el alcalde que se va, quería dejarles un convenio de 76 millones de pesos, pues algún vivo les llegó a ofrecer lámparas led para que se alumbren bien el camino, como buscaba Diógenes. Los ediles lo echaron pa’ atrás, bien hecho, no solo eso, el Congreso del Estado había autorizado esa locura a través de algo llamado Asociación Publica Privada (APP) y a tiempo lo descubrieron para anularlo. Hay que darles al alcalde y al inversionista una lámpara de Diógenes, para que se alumbren el camino y vayan a ver por dónde salen locos de contentos, con su cargamento para sus bolsillos. Qué de cosas.

 UNO MÁS

 Hay otro alcalde pueblerino, de cuyo nombre si quiero acordarme, cuyo trabajo está resultando sospechosísimo, donde comienzan a aparecer cosas malas y compras millonarias para su entorno. Es panista, de Tierra Blanca, Saúl Lara Gonzales, intentaba lo mismo que este de Ciudad Mendoza. Enajenar o comprar y vender o negociar un terreno en los llamados Campos Gemelos, para hacer un centro comercial con cines y una pequeña plaza comercial, acto que está muy bien, es un proyecto que han tomado algunos ciudadanos de ese pueblo que, a veces, la calor llega a 50 grados. Todo eso está bien, lo que no está bien es que el alcalde que sale quiera negociar ese contrato que le corresponde al que llega. La movilización del pueblo y de los deportistas detuvieron ese asunto que olía a podrido, como en Dinamarca. He dicho hasta el cansancio que el ORFIS es una cosa que no sirve para nada. Estas corruptelas sospechosas debían detenerse, y el Congreso del Estado no prestarse a aprobarles a los alcaldes que se van a dos meses, ninguna de las cosas que piden sobre la marcha y a la velocidad del jamaicano Usain Bolt, y dejar endeudada a la Administración que llega.

 DESHOJÓ LA MARGARITA

 Lo que se anunciaba se cumplió. La esposa de Calderón (Peje dixit), le tiró en la cara sus trastes viejos a Ricardo Anaya (Canaya, llamado por algunos), y le envió una carta como la de Eufemia, diciendo que se puede quedar con lo que queda del PAN, que ella se va por la ruta de los independientes. 33 años después de militar en ese partido azul, cuando Canaya era un pequeño (5 años) al que lo destetaban con leche Lala. En Los Pinos hubo alegría, en el cuartel de Mid (Meade) sonrieron. Peje, ni se diga, la fractura del panismo radicalizado en las pugnas internas por los intereses personales, van a quebrar a ese partido para la presidencia de la República. ¿Cuantos votos se llevará Margarita? No se sabe, pero se sospecha que muchos. Dante Delgado lloró, ahora que se sentía secretario de Gobernación con Anaya, si ganaba la presidencia, se esfuman las posibilidades de que ese Frente sea el triunfador. No habrá de otra, la beben o la derraman, con todo y que los memes contra Calderón y Margarita, fueron la orden del día de ayer. Ella es una mujer preparada, abogada de la Escuela Libre de Derecho, diputada federal y local de la Asamblea defeña, y siempre militante del PAN, alguna vez Primera Dama, en el sexenio de Calderón. Es una baja que mucho lastimará a ese partido, pues le fragmentará votos y los analistas que suelen presumir de saber de estas cosas, auguran que la pelea ya es entre dos. PRI y Morena, morenita mía. Y López Obrador lleva ventaja. Al menos para la Presidencia de la República. En Veracruz Yunes no sintió los temblores de esa deserción, festejaba el nacimiento de su nieto y chambeando por dónde pueda, aquí presumen que Chikiyunes es invencible, con votos azules suyos, que tienen ventaja numérica, y con los que sumará a los del PRD de Rogelio Franco Castán, más los que le queden a Dante de su paso como gobernador del cuatrienio y su Movimiento Ciudadano (MC). Veremos, dijo un ciego.

Visítenos: www.gilbertohaazdiez.com

 *Esta es opinión personal del columnista