Las señales que da tu cuerpo cuando pide a gritos tener sexo

En ocasiones la falta de intimidad con otra persona llega a afectar directamente la salud

1 septiembre 2018 | 16:16 hrs | La Verdad | Ellas

¿Haz notado que la falta de sexo afecta física y emocionalmente? Si no lo habías notado la sexualidad es una necesidad fisiológica, por ello es que muchas mujeres presentan malestares al dejar de tener actividad sexual regularmente activa. En ocasiones la falta de intimidad con otra persona llega a afectar directamente la salud, pero mejor aprende a detectar esos signos de alerta en que tu cuerpo pide a gritos sexo.

Constantes dolores de cabeza
Este es uno de los síntomas más evidentes de que tu cuerpo necesita actividad sexual, neurólogos de una Universidad en Alemania, tras realizar un estudio determinaron que la actividad sexual ayuda a eliminar el dolor de cabeza o las migrañas.

Estrés y malhumor
Estallar energías y emociones negativas podría ser el resultado de reprimir fuertes emociones y sentimientos que solo el sexo puede hacerte sentir. Incluso podrías estar más expuesta a la irritabilidad y negatividad (más de lo normal que toda mujer tenemos).

Variados estudios han llegado a concluir y comprobar que la actividad sexual incrementa el sentido del humor y hace que la persona se sienta mucho más plena y feliz.

Tu inseguridad aumenta
Científicamente se ha comprobado que las relaciones sexuales son un factor que ayuda a la mejora de nuestra autoestima y por ello, cuando no se tiene actividad sexual, te conviertes en una persona más insegura. Incluso la falta de relaciones sexuales podría llegar a provocar insatisfacción personal que en ocasiones concluyen en ansiedad, depresión y decisiones que puede derivar en depresión, ansiedad y malas decisiones.

Insomnio
Si te está costando mucho conciliar el sueño tal vez el probable sea que te haga falta tener actividad sexual. Esto debido a que la actividad sexual ayuda a segregar una hormona conocida como oxitocina, la cual es importante para tener un sueño adecuado y placentero.

Subida de peso
Según un estudio, a los pocos días de abstinencia el cuerpo se da cuenta y puede ganar unos cuantos gramos o kilos de más.