Las percepciones

28 abril 2016 | 11:59 hrs | | Filiberto Vargas Rodríguez

El mundo de la política es el mundo de las percepciones. En períodos de campaña, lo importante no es lo que sucede, sino lo que “parece que sucede”.

Ya en este mismo espacio se ha explicado que el fiel de la balanza en los procesos electorales es ese amplio sector de ciudadanos indecisos, que definen su voto justo en el momento en el que tienen la boleta en sus manos.

Al final, la mayoría de ellos terminan votando por el candidato que “creen” que va a ganar, no por el que “quieren” que gane.

Es natural, por lo tanto, que los estrategas electorales busquen generar la percepción de que su candidato va adelante en las encuestas, pues eso inclinará a su favor los votos indecisos.

Miguel Ángel Yunes Linares lo sabe muy bien y ha perfilado su campaña con un bombardeo de encuestas que lo colocan al frente en la carrera por la gubernatura. Tal ha sido su insistencia, que muchos medios y analistas “se la compraron” y empezaron a hablar de que en Veracruz finalmente se daría la tan cacareada “transición” y el PRI entregaría el poder.

Muy poco tiempo pasó para que su cuestionada trayectoria le pasara factura. Hoy los más diversos medios de comunicación, los más variados analistas políticos de la capital del país, asumen que Yunes Linares ha perdido gas.

Él dirá que todo forma parte de un complot, que como a Televisa y a Univisión, Javier Duarte les pagó a todos cientos de millones de pesos para que lo atacaran. Sin elemento probatorio alguno, sólo como un dislate ante la falta de argumentos.

En el periódico El Universal, por ejemplo,  dos espacios se refieren al candidato de la alianza PAN-PRD.

En la columna Kiosko señalan:

“Yunes Linares se cae del pedestal. Las revelaciones sobre la presunta fortuna oculta del candidato de la alianza PAN-PRD a la gubernatura de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, nos dicen, han pegado en las bases panistas y en un sector de la sociedad que creía que habían encontrado a su salvador para los próximos seis años. Los militantes del blanquiazul, nos comentan, se preguntan si en realidad fue una buena decisión desplazar a los fundadores del PAN en Veracruz para abrirle la puerta a un ex priísta y neo panista como Yunes Linares, con una carga de enemigos políticos muy grande por su forma violenta de hacer política y ahora por la polémica generada por el origen de su riqueza”.

En Bajo Reserva, del mismo medio:

“El candidato del PAN-PRD al gobierno veracruzano, Miguel Ángel Yunes, no ha podido articular una defensa con datos duros respecto a la información que se ha ventilado de su fortuna, que no corresponde con su declaración de bienes”.

En el periódico Excélsior, su director editorial, Pascal Beltrán del Río, admite que el panorama ha cambiado desde que sugirió que el CEN del PRI había dado por perdida la plaza. Advierte que la posibilidad de Yunes Linares de ser gobernador “parece estársele diluyendo entre las manos, sometido a filtraciones y señalamientos sobre su riqueza”.

Jorge Fernández Menéndez, también de Excélsior, apunta que Miguel Ángel Yunes “ha tenido arrebatos y pérdidas de forma que demuestran la tensión que le ha generado ese golpeteo”.

Para Pascal Beltrán, “quien fuera un experto priista en guerra sucia contra el PAN y el PRD (Yunes Linares) está probando una cucharada de esa espesa y amarga medicina”.

En el portal 24 Horas se comenta: “Miguel Ángel se quedó solo. La visita que realizó Margarita Zavala, hace un par de semanas a Veracruz para apoyar la campaña de Miguel Ángel Yunes, fue determinante para que el candidato del PAN-PRD perdiera apoyos por todas partes. Panistas que compiten por la candidatura presidencial vieron su presencia como un acto de lucimiento de la ex primera dama, mientras que los aliados que tenía Yunes Linares en el gobierno federal se sintieron traicionados. Ésa es la razón por la que han dejado que el panista ahora se rasque con sus propias uñas y los resultados están a la vista de todos”.

Federico Arreola, en su portal SDP Noticias, apunta: “En las encuestas publicadas, Miguel Ángel Yunes Linares, del PAN-PRD, supera por poco al priista Héctor Yunes Landa, pero tantas críticas tan fuertes, como prueba un estudio de GCE, han dañado al panista”.

Algo para alimentar el debate: La más reciente encuesta de BGC-Excélsior pone la distancia entre los primos hermanos a sólo tres puntos, cuando el azul presumía más de 13 arrancando las campañas. Una caída de 10 puntos en menos de un mes, y faltan otros 30 días.

Es la política mexicana, donde predominan  las percepciones… y lo que hoy se percibe es que Miguel Ángel Yunes Linares sigue, sin freno, en picada.