¿Las mujeres podemos ser líderes de los millennial?

Este es el momento de crear un nuevo estilo de liderazgo y convertirte en una líder inspiradora para los millennials, ya que al final sabes que no puedes cambiar a los demás

16 septiembre 2019 | 9:47 hrs | Forbes | Ellas

Durante mi vida he tenido que interactuar día a día con la famosa generación millennial en dos frentes: soy madre de una millennial, y también he sido la “jefa” de muchos en mi vida profesional (más adelante entenderán el porqué de mis comillas).

Incluso, a veces sentimos que sus valores y la forma de comportarse crean un corto circuito con las generaciones anteriores que en muchos casos hoy son las ocupan puestos de alta dirección; y por eso surge la pregunta: ¿Cómo liderar y motivar efectivamente a los millenials? Este es un tema recurrente en muchas empresas; por lo cual he recibido varios cuestionamientos de las áreas de RH alrededor de este tema.

Forbes estima que el 75% de la fuerza de trabajo en los próximos años serán millennials, así que más nos vale empezar a entender como liderarlos.

No soy fan de las generalizaciones, pero definitivamente esta generación tiene ciertas características comunes:

  • Son flexibles y espontáneos, preguntan directamente sin tanta formalidad.
  • Están más interesados en los valores de la empresa, sin importar tanto el título o el puesto.
  • Tienen la necesidad se sentirse entusiasmados e identificados con el proyecto para dar continuidad.
  • Cuantas más decisiones se les deje tomar (dentro de los márgenes posibles), más motivación y mejor desempeño muestran.
  • Quieren resultados y recompensas rápidamente: según Gary Small, autor de El Cerebro Digital, los millennials tienen diferentes mecanismos de recompensa y motivación al interactuar con herramientas de comunicación instantánea.
  • Nada atrapa su atención por mucho tiempo, les gusta ir cambiando de actividad durante el día.
  • Les gusta la retroalimentación y una relación con el líder más transparente, que se interese por su trabajo.
  • La productividad cae con un líder autoritario y enfocado en la crítica.

Los rasgos de comportamiento de esta generación son una realidad que no podemos cambiar. Así que en lugar de reclamar todos los días y estar dando vueltas preguntándonos: ¿por qué son diferentes?, tenemos que enfocarnos en la solución que es adaptarnos a esta nueva realidad para generar un nuevo estilo que los lidere, motive e inspire.

Para liderar equipos y retener talentos millennials no solo tienes que ser un gestor o un líder, también tienes que tomar el papel de Leader Coach, lo cual encamina al equipo de esta generación hacia un mejor rendimiento basado en el desarrollo individual mantenerlos comprometidos y motivados.

¿Cuál es la diferencia entre un gestor, un Líder y un Leader Coach?

Un Gestor:

  • Administra
  • Se concentra en la estructura
  • Se fija en los beneficios
  • Crea planes de acción
  • Planifica
  • Elimina riesgos y evita malos resultados
  • Inculca las reglas de la organización

Un Líder:

  • Tiene la habilidad de influir e impulsar al equipo
  • Innova con capacitaciones
  • Presenta soluciones
  • Crea equipos de alto performance
  • Se concentra en el desarrollo de las personas
  • Transforma la visión de la empresa en realidad de resultados
  • Da directrices con visión
  • Adopta riesgos
  • Valora las relaciones y el desarrollo personal

Un Coach:

  • Guía al equipo al mejor camino
  • Promueve el autoconocimiento (propio y del equipo)
  • Potencializa tareas
  • Trabaja la Inteligencia Emocional del equipo
  • Promueve cambios de comportamiento
  • No es una autoridad, es un miembro más del equipo
  • Define metas claras y mantiene el enfoque

Cómo pueden ver, es mucho más sencillo ser gestor y líder porque no involucra el autoconocimiento, la autocrítica y el desarrollo; pero cuando actúas como coach de tu equipo promueves:

  • El autoconocimiento y la confianza
  • Un ambiente favorable para el buen desempeño del equipo
  • El desarrollo de habilidades profesionales y personales
  • Herramientas claras para resolver problemas
  • Metodologías comprobadas para alcanzar metas

El reto del Leader Coach es enseñar el camino y permitir que su equipo descubra el suyo propio y se responsabilice de sus decisiones. El Leader Coach sabe comunicarse con su equipo para unirse en un mismo propósito; un jefe, en cambio, no se preocupa por desarrollar una meta común, razón por la cual sus equipos suelen ser individualistas, problemáticos y con bajo desempeño. ¿Y por qué? Porque tienen jefes y no Leader Coaches que los impulsen a ser mejores cada día en los retos profesionales que enfrentan.

Por eso, te comparto 8 consejos básicos para convertirte en un Leader Coach efectivo para millennials en el ámbito profesional:

  1. Escuchar activamente. La capacidad de escuchar de manera activa es fundamental para que el equipo se sienta comprendido. No juzgues sus percepciones o sentimientos, mejor trata de entenderlos.
  2. Preguntar. Una de las técnicas fundamentales del coaching es hacer preguntas poderosas en el momento correcto; esto alimenta el pensamiento crítico y promueve las mentes curiosas y exploradoras.
  3. Muestra interés. Desarrolla tu capacidad de mantener la atención en lo que otra persona está tratando de comunicar, estando presente, atento y concentrado en ella.
  4. Desafía a tu equipo. Llévalo a su máximo rendimiento, impúlsalo fuera de su zona de confort.
  5. Aprende a comunicarte. Hazlo de manera positiva, constructiva y creativa, enfocando la conversación a soluciones y resultados. De esta manera tu equipo asumirá su responsabilidad.
  6. Impulsa la acción. Una de las competencias clave de un Leader Coach es la capacidad de crear compromiso en la otra persona, así cada quién determina su avance y medios para lograr un objetivo en común.
  7. Retroalimentación. El feedback es clave para reconocer y potenciar las habilidades, actitudes y resultados de forma concreta y objetiva. Hazlo con sinceridad, respeto y aceptación.
  8. Usa las herramientas de coaching a tu favor. Busca la consciencia, enfoque, acción y cambio asertivo.

Un líder tiene la claridad de los que necesita mercado con base en los hechos, por lo que siempre te enfocas en la solución; porque sabes perfectamente que reclamar todos los días no resuelve absolutamente nada, y sólo empeora la situación si sólo le das vueltas al problema.

Por lo tanto, este es el momento de crear un nuevo estilo de liderazgo y convertirte en una líder inspiradora para los millennials, ya que al final sabes que no puedes cambiar a los demás, pero sí sabes que tienes el poder de cambiarte a ti misma para más y mejores resultados que se traducen en una mejor calidad de vida en el trabajo, y lo más importante, en tu vida.

Liderar efectivamente a la generación millennial será una de las claves del éxito de las empresas, porque ellos son el futuro de las empresas. Así que, ¿Estas lista para empezar a ser una Leader Coach?