Las maletas de dinero y el regreso del impuesto del 2%

29 septiembre 2017 | 11:42 hrs | Miguel Ángel Cristiani G.

En la más reciente sesión extraordinaria del Congreso del estado, que fue calificada como ilegal por los diputados de las fracciones del PRI, Juntos por Veracruz y MORENA, se resucitó el famoso impuesto del 2% por la prestación de servicios de hospedaje, en cuya última versión nunca se aclaró un “adeudo” millonario que nadie sabe a dónde fue a parar, pero ahora que se vuelve a implantar con el noble propósito de difundir y promover el turismo hacia nuestra entidad, podría ser el primero en que los empresarios afectados por su aplicación, empiecen a impugnar legalmente su aplicación y en consecuencia quede sin efecto.

Es decir que los acuerdos a que se llegaron en la primera sesión extraordinaria del Congreso del Estado podrían ser impugnados por carecer de legalidad.

En la iniciativa de decreto presentada por el gobernador del estado Miguel Angel Yunes Linares para modificar diversas disposiciones del Código Financiero, se explica que la propuesta de restaurar el impuesto al hospedaje lleva aparejada la creación de un Fideicomiso, -igual que ocurrió en la administración del gobernador Miguel Alemán cuando fue creado ese impuesto- por el cual se destinaría el 90% del ingreso que perciba el Estado proveniente de esta contribución, a la promoción y difusión de las actividades turísticas en la Entidad.

Pero lo cierto es que ese fideicomiso fue un total y tremendo fracaso, porque nunca se vieron los resultados efectivos de esas inversiones millonarias destinadas “a la promoción y difusión de las actividades turísticas” porque se manejó con total opacidad y se sospecha que para lo único que sirvió fue para que funcionarios de la secretaría de Turismo, fueran a pasear por las ferias nacionales e internacionales de turismo.

Habría que recordar también las famosas maletas llenas de billetes, detenidas en el aeropuerto de Toluca, que supuestamente eran para pagar precisamente la publicidad y difusión de las fiestas de Tlacotalpan, ¡hágame usted el grandísimo favor!.

En la nueva integración del fideicomiso que administrará los recursos del impuesto del 2% a la nómina, se incluye la participación del Contralor General del Estado, que al igual que ocurrió en el pasado nunca se enteró de los manejos de ese fondo.

Se supone que la promoción y difusión del turismo veracruzano debería de ser a través de los medios de comunicación masiva, por ello extraña que en el Consejo Técnico no haya ni un representante de medios masivos que pueda orientar -al menos- sobre las estrategias más efectivas para lograr atraer a los visitantes hacia la entidad, porque luego resulta que se pagan miles de pesos en anuncios en revistas y pasquines que nadie lee, pero que facturan como si fueran la octava maravilla del mundo.

Así las cosas, el Comité Técnico del Fideicomiso desde su creación, está condenado al fracaso, ya que por su conformación lo habrán de integrar el Titular del Ejecutivo -es decir, el gobernador del estado, que nunca asiste a esas reuniones- y siete titulares de dependencia que tampoco concurren y mandan a algún colaborador, “así como por un representante de cada una de las siete regiones del ramo del hospedaje en que se divide el Estado en términos de la Ley de Turismo, todos con derecho a voz y voto”.

Así quedó establecido en el Artículo 114. Para los efectos del ejercicio de los recursos del Fideicomiso, éste contará con un Comité Técnico que estará integrado, con voz y voto, por: I. El Gobernador del Estado, quien lo presidirá; II. El titular de la Secretaría de Turismo y Cultura; III. El titular de la Secretaría de Medio Ambiente; IV. El titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación; V. El titular de la Secretaría de Desarrollo Económico y Portuario; VI. El titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca; VII. El titular de la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas; VIII. El titular de la Secretaría de Protección Civil; y IX. Siete representantes del ramo hotelero: uno por cada una de las siete regiones en que se divide el Estado, de conformidad con la Ley de Turismo del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave. El titular de la Contraloría General del Estado participará en el órgano de gobierno, con voz, pero sin voto, para cumplir las funciones de comisario. Los integrantes de la Comisión Permanente de Turismo del Congreso del Estado participarán también con voz, pero sin voto, en el propio órgano de gobierno.

En el siguiente artículo del decreto en el Artículo 115 se establece que el Comité Técnico del Fideicomiso tendrá como principales facultades las siguientes: I. Elaborar y autorizar los programas de trabajo y el presupuesto de egresos que para las acciones de promoción turística a nivel institucional y regional se desarrollan con cargo al patrimonio del Fideicomiso, el cual deberá contener todas las actividades y campañas que se pretenden llevar a cabo, vigilando que dichas propuestas estén acordes a la campaña estatal de promoción turística y no afecten otras campañas.

En consecuencia, asegura Pancho López el filósofo de mi pueblo que sería saludable que los programas de trabajo y el presupuesto de egresos del fideicomiso del impuesto del 2% a la nómina, se transparentara, es decir, que se publicará en Internet, para al menos, saber en qué y cómo se van a gastar esos millones de pesos de la recaudación hotelera.

Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.
En Twitter: @bitacoraveracru
Blog: http://bitacorapolitica.com
Página web: http://miguelangelcristiani.wix.com/news-blog-es

*Esta es opinión personal del columnista