Las lecciones de Winckler

28 septiembre 2017 | 9:56 hrs | Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.

El 13 de marzo del presente a√Īo, el llamado ‚ÄúGrupo de Coordinaci√≥n Veracruz‚ÄĚ dio a conocer que a partir de ese d√≠a (lunes) se hab√≠a reforzado el operativo de seguridad en la zona de Minatitl√°n, Coatzacoalcos, Cosoleacaque y Jaltipan: ‚ÄúLa Base de Operaciones Mixtas integrada por Secretar√≠a de la Defensa Nacional (Sedena), Secretar√≠a de Marina (Semar), Polic√≠a Federal, Polic√≠a Naval, Fuerza Civil, Polic√≠a Estatal y Polic√≠a Ministerial, realizan puestos de inspecci√≥n y recorridos en puntos estrat√©gicos de la zona conurbada‚ÄĚ, anunciaron. *** Tres meses despu√©s, el 21 de junio, se inform√≥ que Elementos del Ej√©rcito Mexicano, realizaron recorridos ‚Äúpor todas las calles de Coatzacoalcos‚ÄĚ para prevenir alg√ļn hecho delictivo ‚Äúdebido a los √ļltimos acontecimientos violentos registrados¬† en este puerto‚ÄĚ. *** Treinta d√≠as despu√©s, el 27 julio, decenas de polic√≠as estatales, soldados y marinos arribaron al municipio de Coatzacoalcos, para montar un nuevo operativo de seguridad, que inclu√≠a la revisi√≥n de veh√≠culos y abordar a quienes deambularan por las calles ‚Äúen forma sospechosa‚ÄĚ. Para coordinar este operativo fue enviado a Coatzacoalcos al subsecretario de Seguridad P√ļblica Narciso Pe√Īa. *** Estamos en la recta final del mes de septiembre y nada ha funcionado para frenar la creciente ola de violencia e inseguridad en el sur de la entidad. *** Este mi√©rcoles, el ‚Äúespecialista‚ÄĚ en temas de seguridad, Jaime T√©llez Mari√©, anunci√≥ la puesta en marcha de un ‚Äúplan emergente‚ÄĚ para Coatzacoalcos, donde habr√°n de incrementar la presencia de personal de todas las corporaciones. *** Se agradece el empe√Īo, pero‚Ķ ¬ŅY si en lugar de atiborrar ese municipio con gente armada, le meten algo de inteligencia? *** Quiz√° alguien que sepa de combate a la delincuencia podr√≠a hacerse cargo.

* * *

En virtud de que su jefe, el gobernador de Veracruz, tacha a los periodistas cr√≠ticos de ‚Äúignorantes‚ÄĚ, el ‚Äúaut√≥nomo‚ÄĚ Fiscal General de Veracruz, Jorge Winckler, asume que, si con dificultad escribimos, entonces tambi√©n tenemos problemas para leer.

En esa misma lógica, el Presidente del Club de Fans del Gobernador da por hecho que los periodistas nunca nos hemos acercado -¡ni de chiste!- al nuevo Código Nacional de Procedimientos Penales.

‚Äú¬ŅSi has le√≠do el c√≥digo nacional de procedimientos penales para saber en qu√© casos se puede detener una persona y cu√°ndo no?‚ÄĚ, le pregunta, visiblemente ofendido el Fiscal, al reportero que ¬°se atrevi√≥! a comparar ese caso con el de la fundaci√≥n Yunete.

A pesar de que el reportero le respondi√≥ que s√≠ ha le√≠do dicho c√≥digo, el Fiscal se dio tiempo para brindarle un curso intensivo y le aclar√≥ que, a diferencia de aquel caso, en esta ocasi√≥n los elementos de la Polic√≠a Ministerial actuaron frente a un caso de ‚Äúflagrancia‚ÄĚ.

Se equivoca el Fiscal de forma rotunda.

En virtud de las interminables pifias en las que incurre él mismo o sus colaboradores, nos hemos tenido que documentar muy bien respecto al nuevo sistema penal. Por ese lado, es algo que debemos agradecerle.

Y gracias a que hemos tenido que recurrir con mucha frecuencia a ese nuevo ordenamiento jurídico, sabemos que se rige por una serie de principios rectores, uno de los cuales, es el de la presunción de inocencia.

El Art√≠culo 13 de ese C√≥digo que Winckler supone que nunca hemos le√≠do, establece que ‚Äútoda persona se presume inocente y ser√° tratada como tal en todas las etapas del procedimiento, mientras no se declare su responsabilidad mediante sentencia emitida por el √≥rgano jurisdiccional‚ÄĚ.

Tambi√©n sabemos que en el Art√≠culo 146 se definen los supuestos casos de flagrancia mediante los cuales se podr√° detener a una persona sin orden judicial. Ese ordenamiento se√Īala que ‚Äúse entiende que hay flagrancia cuando: (I) La persona es detenida en el momento de estar cometiendo un delito, o (II) Inmediatamente despu√©s de cometerlo es detenida.

Todo lo relativo a los casos de flagrancia est√° plasmado en los Art√≠culos 146, 147, 148 y 149. En ninguno de ellos -¬°en ninguno!- se plantea que la polic√≠a puede detener a alguien porque ‚Äúsupone‚ÄĚ que est√° cometiendo un delito. Esto es, no se le puede detener ‚Äúpara ver si est√° cometiendo un delito‚ÄĚ.

As√≠ como un polic√≠a no puede detener a un sujeto cuando lo ve por la calle cargando una pantalla de TV, s√≥lo porque asuma que se trata de un objeto robado, cuando en realidad lo que est√° haciendo es moviendo un bien de un sitio a otro; as√≠, tampoco puede detener a un grupo de personas que est√°n cargando camionetas con despensas, suponiendo que se trata de otra estratagema grotesca como la que realizara la fundaci√≥n ‚ÄúYunete‚ÄĚ en Coatzacoalcos.

La actuaci√≥n de los elementos de la Polic√≠a Ministerial (√°rea dependiente de la Fiscal√≠a) es de por s√≠ irregular, pero m√°s a√ļn la del Ministerio P√ļblico que tom√≥ conocimiento del caso.

El Art√≠culo 149 dispone que el Ministerio P√ļblico ‚Äúdeber√° examinar las condiciones en las que se realiz√≥ la detenci√≥n inmediatamente despu√©s de que la persona sea puesta a su disposici√≥n. Si la detenci√≥n no fue realizada conforme a lo previsto en la Constituci√≥n y en este C√≥digo, dispondr√° la libertad inmediata de la persona y, en su caso, velar√° por la aplicaci√≥n de las sanciones disciplinarias o penales que correspondan‚ÄĚ.

Nada de eso se hizo en el caso de los miembros del Colegio de Ingenieros Mec√°nicos y El√©ctricos de Veracruz, quienes fueron detenidos en forma arbitraria por el simple hecho de haberlos encontrado cargando una camioneta con despensas, las que ‚Äďseg√ļn el dicho de los mismos ingenieros- iban con destino a la Cruz Roja, para apoyar a los damnificados por los sismos.

Las mismas circunstancias que se dieron para detener a los ingenieros, se presentaron en el estadio Luis Pirata Fuente, donde los Tiburones Rojos recolectaron productos para enviar a los damnificados por los sismos. Misma labor realizaron en el estadio de b√©isbol, los integrantes del √Āguila de Veracruz. Escenas como esa se pod√≠an encontrar en m√ļltiples instituciones educativas, donde alumnos, maestros y padres de familia se coordinaron para recolectar los m√°s diversos productos para el apoyo a las zonas afectadas.

¬ŅCu√°l fue el criterio para asumir que esas iniciativas s√≠ eran v√°lidas, pero la de los ingenieros representaba un delito?

No hay argumento que valga. Es una demostración más de la prepotencia que caracteriza al actual gobernador, a raíz de la cual lo que ha conseguido es la reacción solidaria del priismo de la entidad, un rival que estaba en la lona y que no conviene al yunismo que se levante.

* * *

Epílogo.

Este jueves habr√° sesi√≥n extraordinaria del Congreso local. Ser√° ah√≠ donde la bancada panista buscar√° tomar por asalto el Poder Legislativo, apoderarse de las comisiones m√°s importantes y relegar a los grupos opositores a una funci√≥n de meros espectadores. ¬ŅLo van a permitir? *** El senador Pepe Yunes realiz√≥ una gira de trabajo por el municipio de Huatusco; recorri√≥ el mercado ‚ÄúBenito Ju√°rez‚ÄĚ, la plaza de Santa Cecilia y un plantel de educaci√≥n preescolar para recibir proyectos de remodelaci√≥n y mantenimiento y gestionar los recursos necesarios en el Presupuesto de Egresos de la Federaci√≥n del pr√≥ximo a√Īo. *** El gobernador de Veracruz inform√≥ que se reuni√≥ en la ciudad de M√©xico con importantes empresarios a los que invit√≥ a invertir en la entidad, especialmente en la zona sur, aprovechando los beneficios fiscales de las llamadas ‚Äúzonas econ√≥micas especiales‚ÄĚ. No les habl√≥ de los problemas de inseguridad, por supuesto. ¬ŅO acaso el que vende frutas le avisa al cliente que alguna le saldr√° podrida?

filivargas@gmail.com

*Esta es opinión personal del columnista