Las 6 economías que crecerán más y menos en América Latina en 2018

Este debería ser un buen año para Latinoamérica en lo que se refiere a crecimiento económico

12 enero 2018 | 12:30 hrs | BBC | Economía

Este debería ser un buen año para Latinoamérica en lo que se refiere a crecimiento económico.

Aunque sus pronósticos no son idénticos, varios organismos internacionales han proyectado que el Producto Interno Bruto (PIB) regional aumentará: un 2% según el Banco Mundial (BM); un 1,9% según el FMI y un 2,2% según la CEPAL.

“La economía de la región se encuentra en el medio de una franca recuperación, luego de dos años de crecimiento negativo. Sin embargo, aún enfrenta riesgos y desafíos en el corto y largo plazo”, le dijo a BBC Mundo Carlos Arteta, economista jefe del BM.

Según el informe de esta organización titulado “Perspectivas Económicas Mundiales”, el fortalecimiento del consumo y la inversión privada, especialmente en países exportadores de productos básicos, impulsarán el crecimiento regional.

En este escenario, la recuperación de Brasil -que representa 40% del PIB regional- es uno de los factores más importantes.

“Una mejora gradual en el precio de productos básicos y una menor incertidumbre en materia de política económica, ayudarán a la recuperación de la inversión en la región”, agregó Arteta.

Los que crecerán más y menos
El país que más crecerá en 2018, según el BM, es Panamá (5,6%), debido a la inversión en proyectos de infraestructura y exportaciones de servicios.

A este le sigue República Dominicana (4,9%), gracias a un consumo doméstico sólido y un aumento del turismo extranjero.

En tercer lugar está Nicaragua (4,4%), que cuenta con una demanda interna robusta.

El el otro lado de la moneda, se encuentran los países cuyas economías, según el BM, tendrán un peor desempeño: Venezuela (-4,2%), Ecuador (0,8%) y El Salvador (1,8%).

En el caso de Venezuela, la proyección se explica por los continuos problemas en el manejo macroeconómico; en Ecuador, por la dificultad para adaptarse a los bajos precios del petróleo y en el caso de El Salvador, por la debilidad en la inversión extranjera y en la inversión fija.

La investigación del BM también proyecta que Brasil repuntará este año con un crecimiento de 2%, en la medida que mejores condiciones laborales y baja inflación, impulsen el consumo privado. También ese repunte depende de que desaparezcan los efectos residuales de la recesión y que exista un mayor respaldo a la inversión.

En el caso de México, el otro gigante regional, el organismo prevé un crecimiento de 2,1%, porque espera que se produzca una recuperación en las inversiones, aunque mucho dependerá de cómo evolucione la incertidumbre en torno al futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y al resultado de las elecciones presidenciales de julio.