Las 5 señales de que tu cuerpo necesita sexo

La falta de actividad sexual repercute directamente en cómo nos sentimos por dentro y cómo nos vemos por fuera

Foto: Web
6 agosto 2018 | 20:41 hrs | Soy Carmín | Ellas

La falta de actividad sexual repercute directamente en cómo nos sentimos por dentro y cómo nos vemos por fuera. Es por ello que hoy te presentamos algunos de los síntomas más comunes que indican que tu cuerpo te pide a gritos actividad sexual. ¿Tienes alguno de ellos?

5. Piensas que no eres atractiva

La falta de actividad sexual podría hacerte sentir “poco deseada”, por lo que tenderás a tener pensamientos negativos y una actitud pesimista. Te sientes muy sola, piensas que a nadie le interesas, que eres poco atractiva.

Incluso, podrían invadirte ideas como llamarle a tu ex. Pero mucho cuidado, debes tener en cuenta que una actividad sexual debe llevarse a cabo con consciencia y hacerlo por “despecho” o porque te sientes “sola”, no es la mejor opción.

4. Te duele el cuerpo sin razón

Comienzas a sentir malestar general: dolor en articulaciones, piernas, brazos, espalda, dolores de cabeza constantes. Los neurólogos de la Universidad de Münster, Alemania, realizaron un estudio en el que determinaron que la actividad sexual ayuda a eliminar el dolor de cabeza o las migrañas. Por eso, la falta de sexo puede propagar este tipo de malestares.

3. Comienzan a aumentar tus fantasías sexuales

También podrías comenzar a tener más fantasías sexuales. Tu imaginación empieza a crear escenas e imágenes de contenido erótico. Esto debido a que tu cuerpo está tan ansioso por tener contacto físico e íntimo y comienza a generar este tipo de pensamientos.

2. Tu piel tiene poco brillo

Sí, la actividad sexual ayuda significativamente a tu piel haciéndola lucir mucho más lúcida y tersa. Sin embargo, esto tiene el efecto contrario cuando no tienes intimidad por un buen tiempo.

Cuando se practica sexo con frecuencia, los poros de la piel se abren y liberan las impurezas que se suelen acumular y que dan lugar a las imperfecciones. Es por ello que el sexo facilita la eliminación de toxinas mediante el sudor y activa la circulación sanguínea.

1. Insomnio, malhumor, estrés

Pasar mucho tiempo sin actividad sexual puede hacerte estallar energías y emociones negativas. Podrías ser más irritable de lo normal, así como tener cambios bruscos de humor. Diversos estudios han comprobado que la actividad sexual incrementa el sentido del humor y hace que la persona se sienta mucho más plena y feliz.

Por otro lado, si últimamente te cuesta conciliar el sueño es probable que te haga falta tener actividad íntima. Las relaciones sexuales ayudan a segregar una hormona conocida como oxitocina, importante para tener un sueño profundo.