Las 10 mejores playas vírgenes de México

En el país se pueden encontrar lugares que son envidiados por el mundo entero, pero hay algunas que sorprenden aún más porque se han mantenido en su estado más puro.

19 mayo 2017 | 8:00 hrs | Forbes | Vida y estilo

Una de las tantas razones por las que México es conocido es por sus impresionantes playas. En el país se pueden encontrar lugares que son envidiados por el mundo entero, pero hay algunas que sorprenden aún más porque se han mantenido en su estado más puro.

Balandra – Baja California Surplaya-balandra

No existen palabras para describir su belleza. Listada como una de las mejores playas por USA Today, Balandra se encuentra a minutos de La Paz, Baja California Sur. Es famosa por su arena blanca, el agua color turquesa y la famosa piedra en forma de hongo. Después de haber pisado esta playa entenderás lo que de verdad es el paraíso.

El Madresal – Chiapasplaya-madresal

Ubicada en Tonalá, en el estado de Chiapas, El Madresal es una de las playas más bellas del país que se ha mantenido en secreto. Para llegar debes de cruzar una zona de manglares, en donde viven reptiles de diferentes especies, lo cual lo hace toda una experiencia, pero al final del recorrido te encuentras con un tesoro natural como pocos.

Celestún – Yucatánplaya-flamingos

Una de las playas más bonitas de Yucatán, se sitúa al oeste de Mérida. Aquí hay increíbles playas y palapas donde podrás disfrutar deliciosa comida. Su principal atractivo son los flamingos rosados que andan libres. Además, puedes nadar en el manantial de Baldiosera y conocer el rancho Real de Salinas, donde se extrae sal natural.

Playa Secreta – Quintana Rooplaya-secreta

Aunque se encuentra cerca de Cancún, esta playa está alejada del ruido de la ciudad. Es el lugar perfecto para desconectarse del mundo por completo, ya que ni siquiera existe energía eléctrica. Se llega por un camino en medio de manglares hasta llegar a pisar la arena blanca. Sus playas tienen el agua más cristalina y azul que te puedas imaginar.

Playa Paraíso – Quintana Rooplaya-paraiso

No existe mejor manera para describir esta playa que su mismo nombre. A pocos kilómetros de Tulum encuentras este lugar mágico donde podrás bucear y observar la segunda barrera de coral más grande del mundo. Es un sitio perfecto para relajarte sobre la arena blanca.

Chacahua – Oaxacaplaya-oaxaca

Una de las playas naturales más bonitas de México está ubicada en una isla en medio de cinco lagunas en Oaxaca. Aquí es el lugar idóneo para convivir con tortugas, peces y hasta cocodrilos. La única forma de llegar es por medio de barco, lo que garantiza su privacidad.

Mazunte – Oaxacaplaya-mazunte

Mazunte es una de las playas vírgenes más populares del país. Está ubicada en Oaxaca y por su ambiente relajado es un lugar perfecto para ir entre amigos. Algo a destacar es que está libre de comercios para conservarse en un estado de pureza, no obstante, alrededor hay muy buenas opciones de hospedaje.

San Juan de Alima – Michoacánplaya-san-juan

Si de verdad quieres encontrar un sitio fuera de lo ordinario debes de visitar la costa michoacana, en especial la playa de San Juan de Alima. Es un lugar escondido por lo que es muy tranquilo, totalmente natural y perfecto para vivir aventuras cerca del mar.

Todos Santos – Baja California Surplaya-todos-santos

Localizado en Baja California Sur, Todos Santos es el spot perfecto para practicar surf. Además es considerado un pueblo mágico, donde el must es visitar el Hotel California. Un lugar que con los años ha crecido, pero nunca ha perdido sus tradiciones y el toque que lo caracteriza como un lugar único en el mundo.

Yelapamaxresdefault (2)

En este pueblo de pescadores apenas se ven autos, sólo tiene una calle pavimentada y la energía eléctrica llegó hace 10 años. Ese es su encanto, así como la playa de color esmeralda donde se extiende un buen banco de arena doradita y suave, accesible únicamente por lancha desde Puerto Vallarta.

Yelapa, tanto el pueblo y su playa son pacíficos y bohemios. Muchos extranjeros aterrizaron aquí para abrir hoteles coquetos y ecológicos que se antojan para una luna de miel, como Casa de los Árboles. Una higuera estrangula casi en totalidad la parte interior y las escaleras, las mismas que conducen a las habitaciones, sencillas y dobles, protegidas por un techo de palapa gigante.

Unos cuantos muebles de madera apenas decoran los aposentos. El resto de la casa es de uso comunitario, desde el estudio con biblioteca, hasta el comedor, sin paredes y con vista siempre a la selva frondosa. De noche, las ranas, grillos y monos hacen una serenata, que termina con los primeros rayos del sol, para los visitantes.

Con información de El Universal y Forbes