Laboratorio electoral en el norte del estado

19 enero 2018 | 11:50 hrs |

Por Miguel Ángel Cristiani G.

Nos comentan nuestros amigos del norte del estado, que el distrito de Tantoyuca podría ser utilizado como laboratorio de pruebas, para replicarlo en otras partes, con el propósito de mantener el control político en las próximas elecciones del primero de julio.

Todo se maneja a través de apoyos, oficiales y de manera particular también.

Ponen como ejemplo el caso de algunas comunicades que no cuentan con el servicio de agua potable, por lo que tienen que ser enviadas pipas para surtirles el vital líquido, pero ahora ya no están llegando a abastecerles, y la respuesta es “porque votaron por el otro candidato en la pasada elección municipal”.

En la región, se acostumbra, debido a que no existe un servicio de transporte rural, que algunos de los ganaderos que llevan a la cabecera municipal todos los días la leche y queso, les den el aventón, a quienes se lo solicitaban en la carretera. Pero ahora ya no lo hacen, y el argumento es el mismo: porque votaron en contra en la pasada elección.

Nos explican que para nadie es desconocido que Joaquín Guzmán, secretario de Desarrollo Agropecuario, Rural, Pesca y Alimentación del estado impulsa la carrera de su hijo desde la Presidencia municipal de Tantoyuca, la cual será presidida por su hermano y no bastándole también desde la SEDARPA.

El hijo de Joaquín Guzmán es el actual candidato a la diputación local y hasta hace unos días despachaba como delegado de la Sedesol Estatal en Tantoyuca, la dependencia encargada de repartir apoyo y despensas para combatir la pobreza.

Aseguran que el secretario Joaquín Guzmán a su más puro estilo de cacique, sigue aprovechándose para lucrar con los más necesitados, en esta ocasión, con el Programa de la FAO denominado PESA “Programa Estratégico de Seguridad Alimentaria” para proyectos de traspatio y paquetes tecnológicos a familias de escasos recursos, para muestra del listado de regiones propuestas por el secretario de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural, Pesca y Alimentación SEDARPA, en donde 3 regiones pertenecen casualmente al distrito 2 electoral, el cual la familia Guzmán Avilés tienen presencia.

A cada despacho beneficiado por Joaquín Guzmán se le otorga es un presupuesto de 1 millón 800 mil pesos para “operar” el programa.

En contraste, a principio de año, campesinos de tres municipios hicieron un plantón en las puertas de la SEDARPA en Xalapa, para exigir el pago de facturas correspondientes al mes de julio del año pasado, por un monto de ocho millones de pesos, para 36 productores que deberían de ser entregados para proyectos en agricultura, ganadería y equipamiento.

Campesinos de los municipios de Atzalan, Juchique de Ferrer y Emiliano Zapata compraron productos para el campo y los facturaron para la SEDARPA y cuando acudieron a solicitar el pago les dijeron que no había dinero.

Temen que les pase lo mismo que en la pasada administración gubernamental de Javier Duarte de Ochoa en que solicitaron apoyos para proyectos productivos, fueron engañados, porque les solicitaron también que anexaran las facturas, se tomaron hasta la foto, pero nunca les pagaron, por lo que tienen el temor de que ahora pase lo mismo.

Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.

En Twitter: @bitacoraveracru

Blog: http://bitacorapolitica.com

Página web: http://miguelangelcristiani.wix.com/news-blog-es

*Esta es opinión personal del columnista.