La voluntad

18 octubre 2016 | 14:17 hrs |

 

Por Virginia Durán Campollo

La voluntad del pueblo veracruzano, fue la que decidió la alternancia en la figura del gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares. Esta misma puede arrebatársela si no cumple con lo que prometió. En estos siniestros dimes y diretes, de los partidos y medios afines, se quiere desvirtuar la elección que fue mandato popular. Los otros partidos políticos, alcanzaron también suficientes votos que casi lo equiparán. Finalmente ganó  y la celebración fue general. El PRI había gobernado durante 87 años la entidad y a eso se le llama dictadura. Un pueblo tan agraviado, respiró al saber que vendrían nuevos tiempos después de ser atracados, principalmente, por una gavilla insaciable como  la dupla Herrera Beltrán y Duarte de Ochoa. Sombríos personajes, salidos de la cloaca más maligna del sistema. Los daños que hicieron al patrimonio estatal, son invaluables. Seres de orígenes muy bajos, con sus consabidos complejos, que desearon paliar con una riqueza más allá de lo razonable.  Esto ya es historia.  Los veracruzanos  queremos tranquilidad y que se frene lo  que nos desanima ante la incertidumbre, que atizan los interesados.  Entiéndase que la ciudadanía vive un importante momento de posicionamiento y está muy activa en redes sociales, asociaciones y grupos civiles que exigen se les tome en cuenta en decisiones de gobierno. Esto ya cambio. *** Como el cobarde que siempre fue, el ex gobernador huyó con la maledicencia cargando. Su último show fue lamentable, ya que descompuesto y la mirada fuera de órbita aseguró no robó y lo demostraría. Lo primero se comprobó y lo segundo no llegará pues al huir aceptó su delito. Todos sus amanuenses que, inexplicablemente, lo seguían apoyando hoy callan tal vez avergonzados; sus cómplices empiezan a huir como Bermúdez y sus amigos como Moisés Manzur lo exhiben y se lavan las manos. Sirva de ejemplo.*** Son tan cínicos los priistas, que llega al estado Clavillazo Ochoa, el del PRI, para hablar de corrupción cuando los diputados priistas federales, son la banda de ladrones más grande y tienen en la Fundación Colosio a una indiciada, Gina Domínguez, por enriquecimiento inexplicable y  lavado de dinero. Para acabar pronto ¿y la Casa Blanca apa?*** “Después de la elecciones del pasado 5 de junio, el presidente y su  círculo más cercano concluyeron que la derrota en siete de las 12 gubernaturas en disputa era una expresión ciudadana de repudio a la corrupción, por lo cual el nuevo dirigente priista, Enrique Ochoa Reza  señala que su partido “tiene que ser garante de la  honestidad de sus gobiernos” y exigir “su fiscalización, incluso su destitución”, dice Jesús Cantú.*** Todos aquellos que por omisión o contubernio, protegieron a Duarte deben poner sus barbas a remojar. Ahí está el suegro incómodo del alcalde jalapeño Américo Zúñiga, Domingo Yorio, quien quiso tapar las adquisiciones inmobiliarias de los Duarte-Tubilla y hoy tiene que responder ante la ley. Así habrá que fincarles responsabilidades a diputados, funcionarios públicos, ministros, jueces, fiscales que omitieron las tropelías del hoy, presumiblemente,  prófugo de la justicia mientras este desaparecido.*** Los demonios andan sueltos y ante  el cometario que hiciéramos sobre los periodistas favorecidos por la indiciada Gina Domínguez, el mayor de ellos Saúl Contreras, que usa el seudónimo de Jm Pasado del pasquín Marcha, nos amenaza  con un “ya habrá oportunidad de regresarte el cumplido”.  Lo que se exige es  una auditoria a fondo,  a la Coordinación de Comunicación Social de donde salió la inmensa fortuna de Alfredo Gándara, Gina Domínguez y Alberto Silva y donde hay empresas fantasmas. Manejaron dinero en efectivo, sin convenio de por medio e hicieron los grandes negocios  en contubernio con dueños de empresas periodísticas y columnistas a modo. Hay que destapar   esa  cloaca purulenta. ***  “Que nadie tenga duda, Miguel Ángel Yunes Linares protestara como Gobernador de Veracruz el 01 de Diciembre. Muchos respiran por la herida, pues se les acabó su carnaval, hoy, son como todos nosotros, ciudadanos normales que no pueden hacer y deshacer, hoy no están más en el poder y no serán una “casta divina”, hoy eso se acabó por más que digan que declaren, que dejen correr rumores, los días se están acercando y seguro o se quedarán calladitos o se acercaran al Gobernador a disculparse por sus “fuentes” engañosas, afirma el prestigiado abogado Jorge Winckler Ortiz.*** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.