La vejez

4 enero 2016 | 10:54 hrs |

Por Virginia Durán Campollo

La dolorosa experiencia de observar a nuestros seres queridos, envejecer al grado de no poder valerse por sí mismo es casi traumática. Aquellos, como nuestros padres, que desde niños nos apoyaron para levantarnos y enseñaron a caminar, hoy ya no pueden dar paso sin ayuda. Quienes nos enseñaron las buenas costumbres, caen en hábitos antes rechazados por los mismos. Un escenario difícil de digerir. El paso del tiempo es inmisericorde. Tal vez una de las etapas más difíciles del ser humano. Aunque se haya llevado una existencia saludable, en todos sentidos, los años pesan y mucho. Es nuestro deber como sociedad, vigilar a éste sector desprotegido que lo que más necesita es comprensión y tolerancia. Mujeres y hombres, que tuvieron un esplendor y en el ocaso, se lo merezcan o no, deben ser tomados en cuenta con respeto y cariño. Aquí también falta, como en varios rubros, educación al respecto. No solo en los hogares sino en las aulas.  Son indefensos y están a una exposición lamentable. La soledad es terrible por, principalmente, el abandono. Ya no comprenden muchas cosas, ni entienden  bien que les está sucediendo. Hay desesperanza en su mirada. No podemos, ni debemos ser omisos. Si tenemos suerte, todos envejeceremos algún día y debemos hacerlo con mucha dignidad. Más respeto para nuestros ancianos. *** Ya debieran existir amparos y demandas, en contra de los policías de seguridad local que empujaron, golpearon, aplicaron toques eléctricos en contra de los pensionados y jubilados veracruzanos. Ante la necedad de algunas caras dura, que alegan que las fotos eran falsas y alteradas, testigos presenciales indignados dicen lo contrario. Dispuestos a declarar cómo les consta las violaciones a los Derechos Humanos, de ese nefasto día. Están asqueados de un gobierno, que no respeta ni a los abuelos. ***Las carcajadas de Javier Duarte, en reciente foto, nos habla de una persona insensible y burlona del caos del estado. Desgraciadamente no podemos esperar castigo inmediato, pues el único que pudiera solucionar la situación, el presidente Peña Nieto, es de la misma calaña del gobernante. Ya no hay duda de que recibe prebendas, para ser consecuente. ***  Como nunca debemos estar unidos. Los ciudadanos todos, tenemos que entender que hay mucho trabajo social que realizar. Estamos en completo desamparo. No se vislumbra a corto plazo, la solución a la gran problemática política, económica, social y hasta religiosa que nos abate. O nos ponemos las pilas o el estatismo  nos arrollará. No es difícil. En Xalapa, ya hay asociaciones de vecinos comprometidos, como los de Indeco Animas, que están trabajando en asuntos de vialidad, ambulantaje, seguridad, conservación de las áreas verdes, repavimentación de las calles y  demás con gran ahínco. Son ejemplo a seguir pues han logrado, lo que las autoridades en su momento no solucionaron. Hoy lo hacen con el apoyo de algunos funcionarios coyunturales, en el municipio de Xalapa. *** El desempeño de Miguel Valera, como encargado de prensa del ayuntamiento en la capital, es un conflicto de intereses. Empleado de la corrupta Gina Domínguez, se mueve según sus órdenes. *** Mañana la Confederación Nacional Campesina, a través de la Secretaria de Acción Femenil y la Conferencia de Mujeres Rurales de México, invitan al encuentro nacional de Mujeres Cenecistas,  que se llevará a cabo en el Auditorio Benito Juárez. Destacamos la participación de Elena Córdova. *** A todos nuestros lectores, colegas, amigos, familiares y editores, les deseamos todo lo mejor para este 2016. Con la fe y la esperanza del cambio, marcharemos adelante. *** Gracias a las reformas legislativas aprobadas recientemente, los mexicanos tendrán un inicio de año “con una cuesta” menos pronunciada, según el senador Héctor Yunes Landa. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.