La última ‘locura’ del furor por el deporte: reuniones caminando en la oficina

La sanidad pública británica propone esta alternativa como método para mejorar la salud pública de los trabajadores del país.

14 septiembre 2017 | 10:10 hrs | El Español

Muchos consideran que trabajar en oficina es una verdadera suerte, ya que se evita el cansancio diario que normalmente se asocia a otras ocupaciones en las que se requiere esfuerzo físico. Sin embargo, las personas que ejercen sus puestos pegados a un escritorio a menudo ponen en serio peligro su salud, que se deteriora notablemente por el sedentarismo al que se someten continuamente.

De hecho, numerosos estudios han demostrado que este tipo de trabajos reducen la calidad de vida, hasta el punto de duplicar las posibilidades de tener una muerte prematura. Para comprobarlo no hay más que prestar atención a las biografías de la inmensa mayoría de personas que han llegado a superar los cien años. Casi todos cuentan que tuvieron trabajos que requerían un gran esfuerzo, en muchas ocasiones en el campo. Posiblemente llegaban muy cansados a sus casas al final del día, pero viven para contarlo más de medio siglo después.

Por eso, los trabajadores de la sanidad pública de Inglaterra están instando a los empresarios a renovar el viejo formato de las reuniones de empleados,pasándolas de los despachos a los pasillos, e incluso el exterior de las oficinas, dónde los trabajadores podrían conversar dando paseos, que les servirían como descanso después de una larga jornada de escritorio.

La otra cara de los trabajos de oficina

Cuando una persona pasa mucho tiempo sentada, ya sea en casa o en el trabajo, sus músculos se paran de golpe, haciendo que su actividad se detenga y que disminuyan tanto el gasto calórico como la producción de las enzimas encargadas de procesar las grasas.

Lógicamente esto hace que sea más sencillo alcanzar la obesidad y todas las enfermedades asociadas a ella, entre las que se encuentran la diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer y de trastornos cardiovasculares.

Además, la postura que se genera puede dar lugar a problemas de espalday, lo que es peor, a una disminución del espacio en torno a los pulmones, que propicia que la sangre se oxigene peor.

Reuniones 2.0

Esta semana se ha celebrado la Conferencia Anual de Salud Pública de Inglaterra, en la que su director ejecutivo, Duncan Selbie, ha dado a conocer las ventajas que supondrían las reuniones en movimiento.

Lógicamente, se disminuirían los peligros asociados al sedentarismo, pero además los oficinistas se verían beneficiados por las ventajas de salir por un momento del lugar de trabajo, que normalmente se asocia a unos mayores niveles de estrés.

Y lo mejor de todo es que esto no tiene por qué aplicarse solamente a ejecutivos y otros trabajadores de oficinas, pues cualquiera puede introducir estas caminatas en su día a día. Recoger a los niños del colegio dando un paseo, en vez de en coche, realizar llamadas por telefónicas andando o incluso buscar inspiración para cualquier del trabajo durante una caminata son acciones que pueden marcar la diferencia entre una vida más o menos larga. Vale la pena intentarlo.