La tragedia del dengue en Veracruz

9 octubre 2019 | 0:00 hrs | Carlos Jesús Rodríguez | Carlos Jesús Rodríguez

*Y todo por no sacrificar a las abejitas

*Gloria: palera; Patrocinio: mostrenco

 

DECIA ALBERT Einstein, genio universal que revolucionó al mundo con su Teoría General de la Relatividad, que bastaba darle poder a un hombre (o mujer) para conocerlo realmente –esto, tras advertir al Presidente de Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt del potencial energético del uranio y la importancia de no experimentar con ello, pero lo que el físico alemán de origen judío no imaginó, es que la sugerencia de tomar al uranio como una importante fuente de energía sería utilizada años más tarde (en la cúspide del pinche poder), para la creación de la primera devastadora bomba atómica. Y el tema viene a colación (exagerando la comparación), por aquellos que sin poder y contrarios a Gobiernos en turno, se desgarraban las vestiduras ante yerros relacionados como el incumplimiento en temas de salud, seguridad, empleo, pobreza y educación, y ahora que se encuentran montados en el imperio o potestad, olvidan la mística tantas veces exhibida para convertirse en cómplices de inoperantes autoridades que ya no saben cómo simular que vamos bien, cuando en realidad estamos en el peor de los fracasos, convirtiendo a Veracruz en un Estado fallido, sin resultados ni compromiso con la sociedad, y prueba de ello son los padres que este martes volvieron a bloquear la avenida 20 de Noviembre frente a la Torre Pediátrica y Hospital de Alta Especialidad de Veracruz, además de la adyacente calle Francisco Javier Mina, en demanda de medicamentos para sus hijos con cáncer. El lunes hicieron lo propio ante la negligencia de las autoridades que imitan al Gobernador en eso de anunciar que vamos de maravilla, cuando, en realidad, seguimos mal, y los bloqueos no se hacen esperar lo mismo en demanda de retrovirales, medicamentos contra cáncer, maestros o aparición de personas secuestradas, sobre todo jovencitas en el sur del Estado.

 

LO PEOR es que otrora luchadoras sociales reconocidas como voces críticas actualmente se han convertido en “tapaderas” de lo indefendible, como la Senadora Gloria Sánchez Hernández, que ahora sale con la barrabasada de que el virus del dengue no es responsabilidad del Gobierno, al tiempo que culpa a la sociedad por no tomar precauciones, y acaso tiene razón: el virus no, pero sí las acciones preventivas como comprar insecticidas a tiempo –que no se hizo-, y distribuir vectores en zonas de alto riesgo por el surgimiento del mosquito transmisor –que, tampoco se llevó a cabo, ya que ese personal fue despedido como consecuencia del delirante afán de ahorro, por encima de las necesidades más sentidas de los gobernados-. Podríamos esperarlo del Secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros Burgos, que ahora dice que el problema “no es que las personas fallezcan por un problema de dengue, pero si genera que desencadene  que algunos problemas que personas ya padecían y eso genera que se compliquen algunas cosas”, pero de Gloria Sánchez que es inteligente y estudiosa jamás lo habríamos aceptado, y quizá habría que aclararle al dizque cuenqueño bajacaliforniano que tampoco existe una enfermedad llamada Sida que causa muerte, sino que se trata, como su nombre lo indica, de un Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida que desencadena otros males que son los que llevan a la tumba a los pacientes no tratados, como en el caso del Dengue. Es una pérdida de defensas y eso lo sabe hasta un niño de kindergarten, pero el señor “lumbreras” cree que los veracruzanos somos tarugos. Lo peor es que dice que la fumigación no es la solución al tema del dengue, y también todos los sabemos, pero ayuda mucho, sobre todo cuando se hace en zonas de encharcamientos o acumulación de cacharros, y eso se llama prevención, que el Gobierno de Cuitláhuac García Jiménez no la puso en práctica ocupados como andaban queriendo destituir a Jorge Winckler y compañía para llevarlos a prisión, algo que lograron, aunque no lo segundo.

 

Y AUNQUE al insensible Cisneros Burgos no le importe la suerte de los veracruzanos puesto que toda su vida vivió en Baja California, la noche del lunes nos escribía Pedro Villagrán, dirigente del Movimiento Izquierda Alternativa y nos decía, concretamente: “Con 15 muertes por dengue confirmadas por la Secretaria de Salud  del Gobierno Federal, quien debió haber presentado su renuncia por falta de calidad moral, si es que aún le queda, es el ineficiente Roberto Ramos Alor, quien desde su llegada a la Secretaría de Salud ha demostrado que lo que menos le interesa es la salud de los veracruzanos no así los actos de corrupción y nepotismo siguiendo la misma línea de quien encabeza la administración pública Estatal, lo que ha llevado a Veracruz a las primeras planas nacionales e internacionales, pero no por sus grandes logros sino por la ingobernabilidad en la que ha venido transitando el Estado en estos meses del decepcionante gobierno de la 4 Transformación”. Este martes en la sesión de la Cámara Federal de Diputados, Héctor Yunes Landa pidió a los grupos parlamentarios que se sumaran a la proposición de punto de acuerdo de los diputados Federales del PRI, particularmente de Veracruz,  para una declaratoria de emergencia sanitaria por el caso del dengue; “decirles que hay más de seis mil enfermos, entre  ellos el arzobispo de Xalapa Hipólito Reyes Larios; que ha habido quince defunciones y que en los últimos tres meses se han incrementado 899 por ciento los casos, y que es Veracruz primer lugar en ese padecimiento”. Pedir, insistió Héctor, que apoyen esto que ya inscribimos ante la Junta de Coordinación Política”, en tanto los morenistas buscaban acallarlo a gritos, ante lo cual indicó: “lamento que los compañeros (morenistas) no estimen prudente esta propuesta y que les interese más otro tipo de debates y no como esto que provoca muerte de mexicanos”. Quién lo dijera: los señores izquierda tan preocupados antaño por los grandes problemas, hoy se burlan de las dolencias de la sociedad.

 

EN SUMA, no le interesa saber al Gobernador y sus funcionarios que en Huatusco, Guadalupe Hernández Colorado, una joven vecina de la Reserva Territorial falleció el lunes en el hospital “Darío Méndez Lima” por dengue hemorrágico, y que era una mujer prometedora ya que se encontraba cursando la universidad con excelentes calificaciones, y que el pasado fin de semana un niño de Coscomatepec originario del Barrio de San José también falleció por esa causa. Tampoco que la joven estudiante de la Facultad de Medicina de la Universidad Veracruzana, Karem M. S., de 19 años, perdiera la vida el sábado pasado víctima del dengue hemorrágico que las autoridades no logran contener, todo por negligencia –aunque no lo acepten – del sector salud que no compró insecticidas a tiempo, y que como justificación el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez dijo que no se aplicó porque se morían las abejitas. La universitaria perdió la vida en un hospital de Pluviosilla, por lo que el número de muertes y afectados es ya preocupante, en tanto el sesudo secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros Burgos y la, ahora, palera Senadora Gloria Sánchez tratan de limpiar el ineficaz Gobierno de García Jiménez. ¿Creerán estos señores que los veracruzanos son mostrencos? Vaya caso. OPINA carjesus30@hotmail.com

Esta es opinión personal del columnista