La rasquiña de Winckler

31 mayo 2017 | 10:25 hrs | Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.

La gente del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares informó de forma extraoficial (pues son tiempos de “veda” electoral) que su jefe había acudido este martes a la capital del país para reunirse con el secretario de Hacienda, José Antonio Meade con el fin de “analizar la situación financiera en la entidad y en la búsqueda de alternativas de solución”. *** Nada se sabe de resultados concretos, porque estos no son positivos. Cada vez que Yunes Linares se sienta con Meade, recibe la misma respuesta: “Si quieres ayuda, empieza por reducir tu gasto. No nos pidas un trato especial”. *** Y mientras busca soluciones a su problema de caja, Miguel Ángel Yunes mantiene su ofensiva contra el duartismo, rogando que todavía le quede algo de crédito y le sirva para las elecciones del próximo domingo. *** Por lo pronto, y en virtud de que no puede utilizar los conductos oficiales, este martes mandó a su contralor, Guillermo Moreno Chazzarini, a una reunión con los empresarios de la zona conurbada (sus aliados). Ahí aprovechó el empleado del gobernador para anunciar que ha presentado 82 denuncias por presunto desvío de recursos en contra de servidores públicos de la administración de Javier Duarte y que, de prosperar, representarían desvíos de recursos públicos del orden de los 15 mil millones de pesos. Aprovechó para recordar que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) presentó ante la PGR otras denuncias que sugieren el desvío de 35 mil millones de pesos. *** A unos días de que se lleven a cabo las elecciones municipales, cuando la Ley dispone que los servidores públicos deben abstenerse de difundir sus acciones para evitar que sean utilizadas con fines proselitistas, el Contralor -servidor público que tiene como responsabilidad velar por que se cumplan los ordenamientos legales- decide abrir la boca. *** “¡Sus órdenes han sido cumplidas, señor Gobernador!”.

* * *

El Fiscal de Veracruz se complica la vida. Evadir a las mujeres que integran los grupos de familiares de desaparecidos podría ser más sencillo de lo que él piensa. Basta con que argumente “problemas de salud” y con un certificado de alguno de sus médicos legistas, podrá librarse de esa “monserga”.

Y para conseguir ese justificante médico, lo único que tiene que hacer Jorge Winckler es admitir lo que ya es más que evidente: Esas señoras le provocan “rasquiña”; cada que –obligado por las circunstancias- acude a una reunión con las integrantes de estos grupos, se pone mal, le sale una urticaria, le arrecia el dolor de cabeza y llega incluso a sentir nauseas.

No se siente cómodo. No alcanza a comprender cómo es que esas mujeres tienen la osadía de exigirle, en lugar de pedirle. No sabe quién les hizo creer que él se debe a ellas, lamenta que nadie les haya explicado que él tiene un solo jefe y sólo ante él se doblega.

Aunque no lo admite, porque es “políticamente incorrecto”, Jorge Winckler es de los que piensan que si los hijos, hermanos o maridos de esas señoras fueron “levantados” es porque andaban en malos pasos.

Por lo tanto, si no comparte el dolor de esas familias, ¿cómo esperan que responda?

Este martes el fiscal dio una muestra de todo ello. Se negó a dialogar con las mujeres pues se percató de que seguían presentes varios reporteros.

Les anunció a las integrantes de estos grupos que sus peticiones serían analizadas y en un plazo de 15 días se les daría respuesta.

Entre los planteamientos de estas organizaciones civiles está la destitución del fiscal encargado del tema de desaparecidos, Luis Eduardo Coronel Gamboa, a quien acusan de ineficiente y prepotente.

Denunciaron que hay un visible rezago en las labores del actual fiscal regional de Xalapa Julio Rodríguez Fernández, a quien además acusan de maltrato. Pidieron que las vuelva a atender María Isabel Hernández en la Fiscalía Regional de Xalapa.

Demandan que el Visitador General Marcos Torres Zamudio, no tenga trato alguno o acercamiento con los familiares de desaparecidos, pues es irrespetuoso, agresivo y deshonesto.

Pidieron reuniones cada mes y medio, con fecha fija sin derecho a modificaciones, y que el calendario sea confirmado desde el mes de julio hasta diciembre de este año. En estos encuentros deberán estar presentes los fiscales regionales e implicados.

Solicitaron, además, que la Fiscalía realice operativos de búsqueda de los desaparecidos, presumiendo que sigan con vida; que realice otras búsquedas de restos humanos, y que refuerce las labores para identificar los restos y cuerpos ya localizados.

Piden un plan de trabajo especial para la búsqueda en el panteón Palo Verde de Xalapa, así como para panteones con fosas clandestinas; la presentación de restos humanos inhumados en fosas comunes, con la finalidad de verificar si hay algún familiar en ellas.

¡Piden demasiado. No sea inhumanas!

Entre la guerra contra Andrés Manuel y la persecución de duartistas, al fiscal le queda poco tiempo.

* * *

Epílogo.

¿Recuerdan cuándo se hablaba de que Fidel Herrera era una “carta fuerte” del PRI hacia la Presidencia? Absurdo, ¿verdad? Así suena el nuevo chiste que invade las redes sociales: que los lidercitos del PAN y del PRD en Veracruz propondrán que Miguel Ángel Yunes Linares vaya por “la grande”. ¡Lo que llegan a hacer por ganarse las migajas del poder! *** Ayer fue la Sección 32 del SNTE, hoy los pensionados del ISSSTE. Se quejan de que la Oficialía Mayor de la SEV no resuelve el rezago que padecen más de 3 mil docentes que esperan pagos por conceptos como fondos de retiros, seguros de vida  y bonos. Dicen que Abel Cuevas los recibe, platica con ellos, les promete resolver los temas, pero al final todo sigue igual. Los que están cerca de Cuevas Melo lo defienden, dicen que no es por mala fe, lo que pasa es que no sabe cómo. *** Bien reza el dicho: Los carniceros de hoy serán las reses de mañana. ¿Cuántas veces señaló Yunes Linares a Fidel Herrera y a Javier Duarte de estar coludidos con el crimen organizado? Incontables. Hoy es él el señalado de proteger “a la gente del Chapo”. Así son las cosas de la vida, como la rueda de la fortuna. A veces arriba, a veces abajo.

filivargas@gmail.com

*Esta es opinión personal del columnista