La OTAN desea que la infraestructura civil esté lista para la guerra

Ante la amenaza creciente de Corea del Norte

8 noviembre 2017 | 11:21 hrs | RT

La OTAN necesita que la infraestructura civil en Europa cumpla con los crecientes requerimientos militares del bloque, aseguró este martes el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, en la víspera de una reunión en Bruselas.

Los ministros de Defensa de los 29 Estados miembros de la OTAN llegaron a la capital belga para comenzar las discusiones sobre una “revisión” de la estructura del comando del bloque militar. Los cambios previstos incluirán un nuevo comando para proteger las líneas marítimas entre América del Norte y Europa, y otro para “mejorar el movimiento de tropas y equipos dentro de Europa”, indicó Stoltenberg.

El secretario general cree que es necesaria una revisión de la estructura de la OTAN para abordar la supuesta amenaza de Rusia. Por lo tanto, con el propósito de “disuasión y defensa colectiva”, la Alianza Atlántica quiere que las carreteras y los puentes europeos “sean lo suficientemente fuertes para llevar nuestros vehículos más grandes”, y que las redes ferroviarias “estén equipadas para el rápido despliegue de tanques y equipos pesados”, apuntó.

La Alianza espera que los Gobiernos nacionales y el sector privado cooperen para tomar las medidas necesarias, apuntó el noruego, haciendo hincapié en que la Unión Europea tiene un “papel importante que desempeñar”.

“Mala señal”

Moscú ha expresado en reiteradas ocasiones su preocupación por la acumulación de fuerzas de la OTAN en las fronteras de Rusia, que se ha acelerado a raíz de la crisis ucraniana. En respuesta a las palabras de Stoltenberg, el coronel general ruso Leonid Ivashov ha aseverado en declaraciones a RT que EE.UU. podría estar preparándose para atacar a Rusia en Europa trasladando equipo militar a la región.

“Esta es una mala señal”, ha alertado Ivashov, exfuncionario de alto rango del Ministerio de Defensa ruso, quien denunció que los movimientos de la OTAN están creando tensión adicional en el teatro europeo, y Rusia debe sacar “sus propias conclusiones” e intensificar las capacidades defensivas de sus Fuerzas Armadas en sus flancos occidentales.