La mujer virtuosa

22 enero 2018 | 22:48 hrs | El Negro Cruz | Negro Cruz

Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas. Proverbios 31:10

Una de las mayores bendiciones del hombre, es contar con una mujer virtuosa a su lado, bien puede ser la madre, la consejera, la amiga, la esposa, la hija o una colaboradora o en su caso, la suma de todas estas figuras.

Sin duda, el texto que viene en el capítulo 31 del Libro de los Proverbios, escritos por el rey Salomón, hacen referencia específica a la compañera de vida, a la esposa, por lo tanto, ahora que estamos en pleno proceso de las campañas electorales, me permito hacer una serie de consideraciones, respecto del papel que pueden jugar las esposas de los candidatos.

En el anterior tema, me referí a los dichos de los aspirantes a un puesto de elección popular durante sus campañas, sostuve que es fundamental no prometer lo que no se puede cumplir, es decir, la importancia de que no caigan enredados por su propia lengua.

Ahora, dado el protagonismo que han tomado las señoras, cuestión que es de celebrar, es necesario recurrir, como es costumbre, a las enseñanzas de las Sagradas Escrituras, con el objetivo de que sirvan de soporte a los contendientes y sus mujeres. Las ordenanzas de Jehová, son la guía perfecta para salir airosos de esto encargos.

De entrada, me permito esgrimir como argumento, lo que nos dice Proverbios 31: 11-12: “El corazón de su marido está en ella confiado, Y no carecerá de ganancias. Le da ella bien y no mal, Todos los días de su vida”.

Sencillo de interpretar: la mujer virtuosa es aquella en la que su marido puede dejar todos sus proyectos, anhelos, aspiraciones, ganancias y no será decepcionado por un mal resultado, es decir, se convierte en una suerte de ángel guardián, iluminada por el Espíritu Santo, que procura las mejores cosas para su consorte, por lo tanto, trayéndolo al contexto que mencionamos, se convierte en la mejor aliada del hombre público.

Esta mujer con carácter excepcional, se transforma en una suerte de buena conciencia que ayuda a los hombres de poder a no perderse en la vanagloria, es su vínculo con la realidad o como nos lo dice Proverbios 31 25-26: “Fuerza y honor son su vestidura; Y se ríe de lo por venir. Abre su boca con sabiduría, Y la ley de clemencia está en su lengua”.

Subrayo que me permito entrar en el tema, porque somos testigos de la relevancia que han cobrado en últimos tiempos las esposas de los gobernantes, se involucran como nunca antes en los temas sociales, lo cual puede ser benéfico, sobre todo, cuando de una mujer inteligente, prudente y sabia se trata.

Sin embargo, también hemos constatado lo contrario, cuando la perversidad de la desposada, suele acabar por descarriar al hombre débil de espíritu, aquel que no tiene temor a las Leyes del Todopoderoso, por ello, insisto en ponderar la trascendencia de las mujeres sensatas.

Pero bien, debemos pedir a El Salvador, que ante los desafíos que plantean el poder, la ambición y otras circunstancias impulsadas por el enemigo de Dios, todos aquellos que resulten triunfadores en la contienda, en especial en lo que corresponde a la Presidencia de la República, sean auxiliados por una mujer que les conmine a dar lo mejor de sí mismos, que sirvan con denuedo para lograr los mejores resultados en favor de todos, en especial de los más necesitados, para que ello, nos haga recordar los que nos señala Proverbios 31:30: “Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; La mujer que teme a Jehová, ésa será alabada”.

Claro, también las señoras que lleguen al poder requieren de un hombre equilibrado a su lado, pero eso, será tema de otro comentario.

Me despido como siempre, sugiriéndoles con respeto, que estudien La Biblia. Gracias.

*Esta es opinión personal del columnista