La justicia y su correcta aplicación

24 noviembre 2016 | 15:10 hrs | Columna

Por Miguel Ángel Cristiani González

Durante una reunión con los miembros de la Asociación de Comunicadores Veracruzanos Froylán Flores Cancela, el presidente del Tribunal Superior de Justicia, magistrado Alberto Sosa Hernández platicó sobre diversos temas, a unos cuantos días de que deje el cargo.

En un desayuno con los integrantes de la ACOVER, el magistrado habló sobre la situación en que se encuentra la impartición de justicia.

Inicio su intervención comentando que “Dentro de siete días ya no seré Presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, pero lo que sí les puedo asegurar, es que seguiré siendo para todos ustedes, para cada uno de ustedes, su amigo, y eso es lo más importante para mí.

Creo que todos hemos sido testigos, de cómo se va seleccionando al mejor personal para que esté en los juzgados”.

Recordó que en esta administración, fue la primera que tuvo una situación en que se dieron los medios de convicción necesarios, para que en su caso pudiéramos actuar de manera más enérgica. Y lo hicimos, y seguimos haciéndolo, y de alguna forma, los señores jueces y los señores secretarios, buscan la manera de ir por el camino del bien, a los que no, lo que hacemos es imponerles una sanción y si tenemos los elementos suficientes, simple y sencillamente, decirles hasta luego.

Por cuanto hace al presupuesto, quiero decirle que la gran mayoría se va en salarios, y la otra parte la utilizamos para poder hacer mejoras a los lugares en donde se imparte justicia. Como ustedes han visto, en esta administración, si mal no recuerdo, yo tengo más de treinta años de trabajar en el Poder Judicial y no habíamos crecido tanto en infraestructura como ahora lo estamos haciendo.

Tenemos lo que hemos nombrado Ciudades Judiciales, porque ahí están los juzgados y está todo lo que es el ámbito de administración de justicia, fuera del ámbito penal, con este nuevo sistema, también tenemos las salas de juicios orales, estamos presentes en Pánuco, en Tuxpan, en Jalacingo, en Coatepec, aquí en Xalapa, en Veracruz, en Cosamaloapan, en Córdoba y en varias partes en donde tuvimos la oportunidad de poderlo invertir con lo que nos llegó del presupuesto.

Abrigo la esperanza, de que la próxima administración se dé a la tarea de complementar esto que nosotros hicimos y en eso es en lo que utilizamos el presupuesto.

En cuanto al nombramiento de nuevos funcionarios, explicó que “Tengo la convicción de que el mayor poder está en la ley y si nos dice que en el caso de los nombramientos de magistrados, el Ejecutivo es el que propone, el Legislativo es el que nombra, y al poder Judicial solo le corresponde el poder enviar a uno de esos magistrados, ya sea a una sala, a una visitaduría, al Tribunal de lo Contencioso Administrativo, eso es lo que podemos hacer.

Porque a las autoridades, todos lo sabemos, solo le está permitido hacer lo que la ley establece y para que nosotros pudiéramos tener una situación distinta, tendrá que darse forzosamente un cambio en la ley, para que la propuesta que ahora hace el Ejecutivo, la haga el propio Tribunal Superior de Justicia.

Por cuanto a los pendientes, siempre habrá muchos, en una institución del tamaño que lo es en el Estado de Veracruz, que el tercer lugar a nivel nacional después de la Ciudad de México y el Estado de México; en ese aspecto, tenemos muchas cosas importantes que hacer, tenemos que concluir con este nuevo sistema oral que ya se echó a andar, pero que tenemos que ver que funcione y funcione bien.

Respecto de los ex funcionarios que están siendo sometidos a proceso, por malos manejos de recursos financieros, dijo que tenemos que hacer lo que dice la ley, si la ley dice que ese delito no es grave o que puede tener la oportunidad del beneficio de la fianza, de la libertad condicional, pues se les va a proporcionar. Hay por eso, esas medidas, cautelares, que son las que se imponen, para que a partir de ese momento pueda estar sujeto a proceso, pero en libertad.

Una cosa es la fiscalía a la que le corresponde investigar y aprobar las pruebas y otra es el poder judicial.

El poder Judicial va a trabajar con lo que la Fiscalía, le aporte como producto de esa investigación, por eso decía que el juzgador debe tener las herramientas necesarias, para poder decidir qué es lo que va a hacer. Si no existen esos elementos de convicción, que son absolutamente necesarios, el juzgador no va a tener la oportunidad.

Por lo pronto tenemos vinculados a proceso, se seguirá el procedimiento, que tendrá que culminar con un fallo, de acuerdo con las pruebas que se hayan aportado.

Quien hace la investigación es la Fiscalía, no el Poder Judicial.

El Poder Judicial no tiene la facultad de investigación, quien tiene el monopolio de la acción, es precisamente la Fiscalía, el Poder Judicial no puede ser juez y parte, si yo veo que alguien comete un delito en fragancia, si tengo la obligación de ponerlo en conocimiento de la Fiscalía para que haga su trabajo, incluso hasta como acusador, con mayor razón, todos los ciudadanos.

Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.

En Twitter: @bitacoraveracru

Página web: http://miguelangelcristiani.wix.com/news-blog-es

Correo: cristiani54@hotmail.com