La justicia, tema pendiente en México

21 noviembre 2015 | 10:16 hrs |

La importancia de la aplicación de la justicia en México, se evidenció en dos eventos separados pero que tuvieron como eje vinculatorio a los abogados litigantes y a quienes están ligados al aparato de impartición de la misma.

Dos puntos de vista que claman por lo mismo: la debida impartición de justicia en México y con énfasis en Veracruz.

Por un lado, Pepe Yunes reconoció la necesidad de combatir la impunidad que hoy permea los sistemas de justicia en el país y que puede llegar, dijo, hasta un 99 por ciento:

“Lo que lamentablemente sucede no es que la ley sea buena o sea mala, sino que simple y llanamente no se hace valer. No se cumple. Hay un nivel sumamente alarmante de delitos, de acciones que flagelan el Estado de Derecho sin que tengan una coacción, si nos vamos conservadoramente, casi de 95 por ciento. Pero si somos rigurosos, podría estar hasta en 99 por ciento”, sentenció el senador José Yunes, ante representantes de barras y asociaciones de abogados, al impartir la charla “Constitución y Estado de Derecho. Retos de Veracruz. La tarea”.

Alberto Sosa Hernández, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Veracruz, en cambio apuntó que “el estado de derecho, no puede distanciarse de la realidad”:

“Quien aplica el derecho, no puede apartarse de estos conceptos, en primer orden, deberá estar consciente de que la justicia, no se ejerce atendiendo únicamente a la letra de la ley”.

Alberto Sosa rindió éste 19 de noviembre su quinto Informe del cargo que tiene, y por lo mismo el salón donde hizo lo relativo, estuvo lleno de abogados, tanto los magistrados y consejeros de la judicatura en funciones, como otros que antes ocuparon alguno de esos puestos, así como licenciados en derecho litigantes en cualquiera de las ramas.

Pepe Yunes Zorrilla en su intervención expresó que el gran drama de este país es que el marco de Derecho no se observa, hay niveles de impunidad intolerables, aseveró el senador

Y es cierto,

Muchos, muchos criminales, quedan libres, impunes a la acción de la justicia, porque no son aprehendidos por las fuerzas de seguridad pública que deberían capturarlos, o porque el proceso que se les sigue es viciado, sobre todo de origen, por las mismas fuerzas que hacen la captura y consignación.

José Yunes se refirió a la impunidad de los delitos cometidos por delincuentes comunes, pero también a los realizados por quienes están en la administración pública y tergiversan los recursos.

“El gran drama de este país es que el marco de Derecho no se observa, hay niveles de impunidad intolerables que permiten desde acciones menores pero que van lesionando nuestro día a día en la relación con los demás, hasta la permisibilidad para que alguien pueda cometer cualquier atrocidad”.

Por lo mismo reclamó que los órganos encargados de la fiscalización de los recursos y de la impartición de justicia deben ser encabezados por gente proba, que cumpla cabalmente con su función. “En la Auditoría Superior de la Federación, en el Órgano de Fiscalización Superior, debe estar alguien cuyo único objetivo sea que los recursos públicos se utilicen en forma correcta, y no ver a qué despacho manda a realizar las revisiones, para hacer negocios y cómo puede a través de esa información extorsionar o perseguir políticamente o ejecutar alguna instrucción”.

“Cuando logremos que cada órgano institucional se oriente a cumplir con esos propósitos, muchas cosas se van a componer en el estado”, puntualizó el senador Pepe Yunes.

Alberto Sosa, por su parte, fue enfático en que se debe “buscar la verdad por encima de su literalidad y apariencias gramaticales”: “No debemos creer que la justicia es la aplicación de la ley a secas, se debe tener la sensibilidad suficiente para percibir cual es su esencia”.

“Remitirse en forma exclusiva a lo que literalmente dice la disposición, es soslayar su verdadero contenido, su alma y su espíritu”, complementó.

En el alcance del derecho, no puede hablarse solo de estadísticas, si no que debe tomarse en consideración la igualdad, la equidad, y los factores de riesgo a que están expuestos los grupos vulnerables, expresó, para enseguida puntualizar que: “La violencia y la discriminación no afectan en la misma medida a todos os seres humanos, porque en esta materia el juzgador debe atender las necesidades jurídico-sociales, que demanda el desarrollo de la comunidad”.

El estado de derecho, no puede distanciarse de la realidad”, puntualizó.

Alberto Sosa, en ese auditorio lleno, tuvo en su Informe incluso a magistrados llegados de otros puntos del país.

 

LOS ACARREADOS EN EL INFORME DE DUARTE. En el Informe de Javier Duarte sí hubo acarreados.

Y hasta se les pagó porque asistieran.

Pero hubo un grupo al que no le querían pagar.

En la primera de las fotografías se observa a un hombre de traje que habla con un hombre de playera amarilla que tiene unos billetes en la mano.

A la izquierda del hombre de traje un hombre con una playera azul tiene la cara descompuesta por el enojo.

Atrás del hombre de la playera amarilla con los billetes en la mano, un hombre de edad avanzada tiene la boca abierta como gritando, mientras que una mujer que está atrás también se ve como reclamando, mientras en el entorno otras personas observan y hay brazos extendidos con manos abiertas, como esperando a recibir los billetes.

En la segunda imagen el hombre de la playera amarilla le dice algo al de traje, al oído. Ahí se ve el rostro del hombre que llegó con los billetes.

En las siguientes imágenes el hombre de traje ya no está, mientras que el de playera amarilla es acorralado por los reclamantes, quienes prácticamente le arrebatan los billetes e incluso terminan por hacerle desaparecer una bolsa que llevaba colgada al hombro.

En las imágenes se observa a una mujer de chamarra negra tipo de piel con la cara descompuesta, mientras que otras mujeres gritan y manotean, reclamando el dinero y arrebatándolo.

Así que el Informe de Javier Duarte, mentira que fue todo tranquilidad y orden.

La evidencia es un paquete de 7 fotografías que usted puede ver en http://goo.gl/8aU1k8

 

HÉCTOR YUNES Y LÓPEZ DORIGA. A Héctor Yunes, Joaquín López Doriga le hizo el día con todo un festín, cuando en su columna “En privado”, en la sección “Retales”, anota:

“FAMILIA. La sucesión corta en Veracruz, en julio, quedará entre los Yunes: Miguel Ángel, que va por el PAN-PRD, y su primo Héctor, por el PRI. A menos que Manlio Fabio Beltrones opere”

¿A qué se referirá con ese “A menos que Manlio Fabio Beltrones opere”?, ¿no se supone que Manlio Fabio es amigo de Héctor?.

La designación de los candidatos al gobierno del estado para el 2016 está cada día más cerca.

Y cada día se aleja más la posibilidad de que por el lado del PRI le toque a alguno de los miembros del fidelato.