La ‘justicia’ mexicana

31 enero 2018 | 22:18 hrs | Javier Roldán Dávila

No se quiere bajar del camello, para intentar pasar por el ojo de la aguja

La Fiscalía General del Estado de Veracruz, solicitó desde el año pasado, el desafuero del diputado federal priista Antonio Tarek Abdalá Saad, petición que fue denegada por la Sección Instructora dominada por el grupo parlamentario del tricolor.

Al señor Abdalá, se le acusa de haber desviado más de 23 mil millones de pesos, incluso, está inhabilitado por diez años para desempeñarse en la administración pública.

El día martes, nos enteramos que el Sistema de Administración Tributaria, embargará hasta 500 millones de pesos de bienes al citado diputado, para garantizar siete créditos fiscales que derivan de sanciones impuestas por la Auditoria Superior de la Federación.

Así las cosas, la fortuna del ex tesorero estatal en tiempos del duartismo, da para que le embarguen la millonaria suma, lo cual coincide con las declaraciones de sus ex compañeros de gabinete, que señalan que Tarek era el ‘todopoderoso’ en el manejo de los dineros.

No obstante lo anterior, el legislador goza de la protección de sus compañeros de partido, para seguir disfrutando sus ‘ahorros’ en total libertad.

Esto sólo ocurre en un sistema político apuntalado en la impunidad, todo lo que se diga del combate a la corrupción de parte del presidente Peña y sus adláteres, es discurso.

*Esta es opinión personal del columnista