La insoslayable brevedad

7 noviembre 2016 | 12:04 hrs |

Por: Javier Roldán Dávila

El tamaño del miedo refleja la dimensión del crimen: tramitaron amparo y ‘compraron’ fuero

A partir del pasado sábado, tres prominentes integrantes de la pandilla que le “partió la madre” a la entidad, despachan como diputados locales, lo que nos da una muestra de la sinrazón de nuestro sistema político, además de la cachaza de muchos de sus integrantes.

La troika siniestra llegó amparada por el PRI, PVEM y Nueva Alianza, claro, el cobijo no fue de “a gratis”. Los personajes aludidos, no decimos sus nombres para que no se ofendan pero todos saben quiénes son, fueron parte central, en el área política y financiera, de la tragedia gubernamental de los últimos seis años.

Lo más paradójico del caso es que al menos uno de ellos tramitó un amparo contra cualquier acción de la justicia para poder presentarse en el Palacio Legislativo ¿se imaginan a un diputado investigado por la PGR votando por futuras leyes?

¿Qué representación pueden tener los ciudadanos cordobeses o los militantes del Verde y el Panal con estos pájaros de cuenta?

Realmente ninguna, pero insistimos, es una muestra de la decadencia de las instituciones que hoy padecemos, con unos cuantos “cañonazos” se arregla todo, dijera Francisco de Quevedo: “poderoso caballero es don Dinero”.

Algo se tiene que implementar para que este trio de descarados sea llevado ante la justicia y dejen de reírse en las narices de todas y todos los habitantes de Veracruz, su presencia denigra la flamante LXIV Legislatura.

Lo mínimo que podría ocurrir, es que el resto de diputados marquen su posición frente a los indeseables y por cierto, ateniéndonos a la conseja del clásico de que “no tienen llenadera”, les recomendamos tener cuidado con las carteras…no vayan a salir “volando” (literal).