La farsa

17 abril 2017 | 20:26 hrs | VIRGINIA DURAN CAMPOLLO

Dicen que mojó los pantalones, como era costumbre en él cuando se excedía de copas, a la hora de la captura. La cara dura como máscara, pero en el fondo cobarde. Llega al fin, la gran farsa de Javier Duarte de Ochoa. Llena de inconsistencias y sospechosísimo, los acontecimientos surgen. Desde que se presenta en el noticiario del joven Loret de Mola, para con su voz tipluda y ademanes femeninos, negar que no va a escapar del país y se quedará a lavar su honra. A los dos días se pela. Así pasan 185 días, cinco más que el Chapo, en lo que todo apunta que tiene la protección del presidente Enrique Peña Nieto. Se habla de lo que el sujeto sabe, que todos sabemos, con respecto a que robó a los veracruzanos miles de millones de pesos, para darle a la campaña del ex candidato presidencial priista. Extraño que el narcotraficante más buscado en el mundo, que usaba túneles, hoteles, casas, la montaña para evadir fuera menos hábil que el burócrata ése, al que al parecer la mujer le enseñó a desvalijar. Karime Macías Tubilla, la mano que mece la cuna. La maquiavélica. La que arrastraba el lápiz y se aplicaba con destreza, en las diferentes formas de saquear. *** Hija de delincuentes, su padre es un gran rufián, ésta mujer de gustos muy caros y ambición desmedida es culpable. Hablamos de familias de vándalos: los Duarte- Macías. Irresponsables todos, prestaron sus nombres para adquisiciones indebidas y fraudulentas. Recibieron el pago para cometer un delito. Nadie es inocente. No les importó la mancha, que heredan a sus descendientes. Estigmatizadas y no solo por el robo. Duarte merece ser juzgado, por crímenes de lesa humanidad. Durante el mandato de su benefactor y el suyo, se incrementaron los secuestros, muertes, desapariciones forzosas. Veracruz se convirtió en la fosa más grande del país, según apreciación del fiscal Jorge Winckler. *** Quebró a un estado financiera, moral y anímicamente. La hasta ahora comedia, podría continuar si es que no se les escapa antes o por inconsistencias en el proceso penal, como se acostumbra en nuestras leyes corruptas, se le deja en libertad. Falta muchísimo por recuperar, tanto en dinero como en bienes inmuebles. Lo que nunca nos regresará a los veracruzanos es la paz, tranquilidad, alegría, la libertad. Nos hundieron y nadie nos está ayudando a salir. Ni siquiera las fuerzas armadas y gendarmería, garantizan en seguridad pública. Las familias Duarte-Macías robaron a Veracruz, algo más que dinero. No se olvidará porque hasta la quinta generación, tendrá que pagar por el empeño. La historia registra las tropelías, del apodado despectivamente “La Gorda”. Los mitos y leyendas, llenarán el morbo unos días más. No es aún tiempo de festejar. No sabemos que sorpresas más traerá, éste vergonzoso caso que es conocido mundialmente pues el personaje pudiera estar en el Guinness como el mandatario más corrupto del mundo. *** Es menester reconocer que, ciertamente, fue Miguel Ángel Yunes Linares quien desde hace más de una década, como lo afirma, trabajó en la muy difícil y ardua tarea de recopilación de infracciones para crearles un juicio-falta Fidel Herrera- al par de sátrapas que llevaron a la quiebra al estado. Hay que destacar la paciencia y firmeza del hoy gobernador de Veracruz, aunque sabe bien que no le alcanzará el tiempo- le falta un año- pero todavía puede lograr mucho al respecto.*** Y eso lo puede hacer en el inmediato, no dejando a duartistas y fidelistas culpables en su gobierno. No hay ninguna razón para ello. La extradición del maleante, tardará algún tiempo. Mientras pueden atrapar a toda la banda, que tienen responsabilidad. *** Todos quieren colgarse la medalla, cuando fue un acto dudoso. El tiempo lo ira aclarando. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.

*Esta es opinión personal del columnista