La energía solar y eólica podrían satisfacer 80% de la demanda de Estados Unidos

Estados Unidos, que es el segundo mayor contaminante del mundo;, debería considerar fuentes de energía de bajas emisiones de carbono

1 marzo 2018 | 10:12 hrs | Diario Renovables | Redacción

La capacidad de alimentar un país con energías renovables pude ser mucho mayor de lo que muchos piensan simplemente con algo de inversión. Por ejemplo, la revista Energy and Environmental Science calculaba hace poco que Estados Unidos podría cubrir entre el 20 y el 30% de sus necesidades con renovables. Pero ahora la cifra ha crecido de forma importante.

La Universidad de California, Irvine (UCI), el Instituto de Tecnología de California y la Carnegie Institution for Science, han realizado una análisis del sistema eléctrico americano en los últimos 36 años (1986-2015). Un proyecto donde se han estudiado la variabilidad de la energía solar y eólica tanto en el tiempo como en el espacio y la han comparado con la demanda de electricidad de Estados Unidos.

Los resultados indican que se podría obtener de manera fiable alrededor del 80% de la electricidad del país mediante fuentes renovables, y hacerlo además simplemente con la construcción de una red de transmisión a escala continental o infraestructuras que puedan almacenar 12 horas de la demanda de electricidad del país.

La ampliación de la transmisión y el almacenamiento en Estados Unidos requeriría una inversión “muy sustancial, pero no inconcebible”, según los investigadores. Por ejemplo, las nuevas líneas de transmisión requeridas podrían costar cientos de miles de millones de dólares.

Pero almacenar tal cantidad de electricidad con las baterías más baratas que existen hoy en día probablemente costaría más de mil millones de dólares, de acuerdo con el informe.

En el futuro, Estados Unidos, que es el segundo mayor contaminante del mundo después de China, debería considerar fuentes de energía de bajas emisiones de carbono para cumplir los requerimientos que no puedan satisfacer la energía solar y eólica, según el informe.

“Nuestro trabajo indica que se necesitarán fuentes de energía con bajas emisiones de carbono para complementar lo que podemos aprovechar del viento y el sol hasta que las capacidades de almacenamiento y transmisión estén en el nivel” necesario, dijo el coautor Ken Caldeira, de la Carnegie Institution for Science.

“Las opciones podrían incluir la energía nuclear e hidroeléctrica, así como la gestión de la demanda”.