La decadencia de Andrés M. López

27 abril 2017 | 14:11 hrs |

Por Dra. Zaida Alicia Lladó Castillo

Andrés Manuel López Obrador, es un miembro de la denominada “partidocracia”, un grupo que dejó de representar a la sociedad.

Emilio Álvarez Icasa(2017)
(Sociólogo y activista) [1]

 

Expresa un “meme” que circula en whats app y en las redes, en donde se observa a Martí Batres preguntándole a Andrés M. López de Morena:” ¿Entonces  expulsamos a Eva por corrupta?”  y contesta AMLO: “No, por pende…”. Y aunque el comentario es ficticio y parece una falta de respeto a la dama, la realidad es que describe chuscamente, mucho de lo que está sucediendo ya en ese partido y su líder.

Hay un dicho popular que dice.  “no hay cosa que se note más en la vida, que el dinero mal habido, la vejez, la torpeza  y la preñez”. Eso… no se puede ocultar por mucho tiempo.

Y es que, conforme pasan los años y López Obrador está más viejo, las divagaciones en el hablar y los errores cometidos en su vida política salen a relucir y eso lo pone vulnerable frente a sus propios seguidores, que hoy hacen una revoltura de intereses indescifrable.

Pero hablemos algo de la vida política de AMLO, para no perder objetividad. A partir de 1988,  aun siendo priista, (recordar que perteneció al PRI estatal en Tabasco de 1976-1983, después al PRD de 1989-2012 y finalmente constituyó su partido Morena de 2012 a la fecha), empieza a cambiar para buscar una aspiración—que después se vuelve obsesión y ambición–: ser gobernador de su estado natal. Compite por primera ocasión contra Salvador Neme Castillo y pierde. Y a partir de ahí se le vuelve una obsesión hablar de “fraudes”. Incluso en esa etapa escribe un libro llamado: Tabasco, víctima de un fraude.

Y así empieza su lucha anti gobierno. Después de las elecciones municipales de Tabasco en 1991 donde arrasa el PRI, reclama “fraude” en ciertos ayuntamientos y como no lo prueba—como es su costumbre–, entonces inicia un movimiento al que le denomina “éxodo por la democracia” y se desplaza a México con su exigencia. Ahí el primero que lo ayuda es Carlos Salinas de Gortari, en el momento Presidente de México quien sacrifica a Neme, lo hace renunciar y nombra a Manuel Gurria Ordoñez como gobernador sustituto para negociar y lo hace intocable. Es decir, su primera negociación la hizo con Carlos Salinas. Ese que tanto ataca cada vez que puede.

Después compite a la gubernatura contra Roberto Madrazo y pierde, volviendo a reclamar: “fraude”. Y así se va pasado el tiempo, reclamando a los gobiernos sus “corruptelas”, “fraudes”, etc. Por supuesto que lo hizo en las dos ocasiones que compite a la presidencia de la República. Primero contra Felipe Calderón en 2006 y por la cercanía del resultado entre éste con el ganador—porque la diferencia fue de apenas de 230 mil votos–, reclamo siempre “fraude” y posteriormente “complot” y forma sus “gobiernos legítimos trashumantes”. Y con Enrique Peña Nieto en 2012, en donde no le fueron suficientes  3.3 millones de votos de diferencia y aun así –en forma reiterativa y enfermiza—reclamó, “fraude” y “triunfo ilegitimo”.

Y ya son casi 27 años de vivir con una consigna –yo diría una idea delirante, obsesiva compulsiva–tener poder y acabar con un régimen para imponer el propio, cosa que no ha convencido porque cuando fue gobierno en el DF, dejo mucho que desear.

Para eso ha tenido que cambiar de partido,  como lo hizo en 1988 al pasarse primero al Frente Democrático Nacional con Cuauhtémoc Cárdenas y allegados, después como PRD y a partir de ahí su ambición fue apropiarse de ese partido. Y lo logra en 1996, cuando compite para la dirigencia contra Heberto Castillo y Amalia García. El ingeniero Castillo, hombre muy preparado e inteligente,  jamás lo quiso…lo tomaba como un ignorante con iniciativa.

En 2000 logra su primera ambición ser Jefe de Gobierno del DF, realizando un gobierno “clientelar” para obtener adeptos, un gobierno manipulador de las clases populares. Pero también dejando una serie de irregularidades en los manejos públicos especialmente en obras que se prestaron para sacar dinero a manos llenas. Así que de algún lado tenía que salir el dinero y acumularlo para  sus futuras campañas a la Presidencia.

Y empezaron a surgir los escándalos de millones “en lo oscurito”. A) Cuando AMLO, siendo aún PRD, protegió a Rene Bejarano en 2004 el “Señor de las ligas” donde –de acuerdo al video y denuncia–, Carlos Ahumada le da una millonada en fajos. B) igualmente el desfalco de su tesorero en la Jefatura del DF en 2004, Gustavo Ponce, que lo agarraron apostando 30 millones de pesos, en Las Vegas. Cosa habitual de los que gustan lavar dinero y  rápido, en este caso de la Jefatura del DF. C) El blindaje que hizo López Obrador  durante su gestión como Jefe de Gobierno de sus cuentas públicas, en particular del gran desfalco de los segundos pisos—construidos entre 2002 y 2005–,  que lo manejó como información clasificada para que no se le auditaran por 15 años, que por cierto ya se venció el plazo y Mancera podría desclasificarla.  De hacerlo,  le provocaría a Andrés Manuel López Obrador graves problemas de credibilidad por los datos duros que hablan de manejos “turbios o irregulares” en la asignación de contratos y el sobreprecio que se terminó pagando por dicha obra. ¿Será que se la tenga guardada Mancera?

Y es a partir de formar su partido político,  Morena—gracias a Lorenzo Córdova, Presidente del INE hijo de Arnoldo Córdova (+) fundador junto con AMLO de ese partido–, la pregunta de los mexicanos ha sido siempre la misma. ¿Quién la da dinero a López para andar por todo México? El señor no trabaja desde hace 20 años, no paga impuestos, no tiene cuentas, no maneja tarjetas, etc. Es obvio que tiene que salir el dinero de algún lado.

Primero se hablaba de que los gobiernos del DF, entiéndase Rosario Robles, Marcelo Ebrad, Mancera le proporcionaban los fondos, incluyendo uno que otro gobierno estatal perredista. Pero también es claro que hay una élite empresarial que lo refacciona. Entre ellos el propio Carlos Slim, quien directa o indirectamente, colaboró con AMLO cuando fue Jefe de Gobierno en la reconstrucción de edificios del Centro Histórico[2]. Recordar que Miguel Torruco –ex Secretario de Turismo del Gobierno de Miguel Ángel Mancera, despedido recientemente por éste por evidenciar su filiación hacia Morena,  es consuegro de Don Carlos. Carlos Slim Domit, es uno de los seguidores de AMLO.

Pero son  muchos empresarios los que ya forman parte de su “Consejo Consultivo”, al que pertenecen intelectuales, políticos, ciudadanos sin partido, deportistas, artistas y empresarios. Tanto criticó a Televisa que ya pertenece a éste Emilio Azcárraga, al igual que Alfonso Romo, Marcos Fastlicht, Raul Elenes, Jaime Bonilla, Issac Masri, empresario artístico, Esteban Moctezuma ligado a TV azteca, etc.[3] Así que no es extraño que todos estos señores ambiciosos y multimillonarios quieren aprovechar el brinco para afianzar sus capitales al auspicio de un líder social, que hoy presenta ya serias secuelas de senectud, además de las limitaciones culturales que le han caracterizado.  Finalmente AMLO es la salvación a sus negocios, y en eso están pensando también  sus allegados. Algo así con lo que pasa a Donald Trump, con la cúpula de empresarios que están tras él y que hoy se enfrentan a las instituciones.

Y es que el apoyo de los “ricos”—a los que de un tiempo acá ya no ataca– lo recibe desde el 2012, recordemos que AMLO a través de Luis Antonio Bonino, asesor de su campaña a la presidencia y empresario, pidió 6 millones de dólares a empresarios en el DF. En esa cita en La Lomas de Chapultepec, estuvieron empresarios tales como: el presidente de casas “Geo” Luis Orvañanos, Elena Achar  del grupo Comex, Luis del Valle Gurria, asociado a la red financiera de Raúl Salinas de Gortari, Rogelio Jiménez Pons, Luis Creel, primo del panista Santiago, etc.[4]

Pero esta inercia que provocó, no podía permanecer incólume. En el presente, la corrupción ha permeado también a Morena, lo quiera o no decir públicamente López Obrador. Hoy lo vemos con sus Jefes Delegacionales cuyos titulares son sus incondicionales, mismos que han sido cuestionados por recibir dinero fácil. Por ejemplo a Ricardo Monreal, en 2015, le detuvieron a tres de sus cercanas colaboradoras en el aeropuerto de Chiapas con un millón de pesos.[5] Igualmente la sospechosa maleta que se encontró en 2016, con un millón y medio de pesos, en las puertas de la propia delegación Cuauhtémoc, donde Monreal es el titular.[6]  Otro de los incondicionales de AMLO, Pedro Pablo de Antuñano, ex colaborador de Ricardo Monreal,  fue detenido con 600 mil pesos en una maleta en 2016 e inicialmente no pudo demostrar su procedencia. Posteriormente el propio PGJDF, lo exoneró al comprobar que eran recursos de sus negocios particulares.

Hoy López depende de un sequito de guardianes soberbios y corruptos que trae muy pegados desde hace años, que han visto el gran negocio en el Tabasqueño para aprovecharlo y sacar su tajada en cada elección. Aparte de que el sólo silenciar los hechos, lo hace cómplice del “poder en lo oscurito”.

Luego entones ¿A quién quieren engañar los de Morena, entiéndase Andrés Manuel y seguidores? Yo creo que es ya el momento de insistir en descubrir lo que es realmente es este señor, su grupo y sus verdaderas pretensiones, no son ni “limpios” ni “incólumes”, han aprovechado la rebeldía de algunos grupos y han sabido engañar a los más necesitados con su discurso anti gobierno, que solo ha provocado encono y división entre los mexicanos, simulando muy bien su imagen de bondad y honestidad con un discurso trillado y cada vez menos convincente.

Antes yo le daba el beneficio de la duda, hoy seria ingenio o torpe que lo hiciera.

Morena, como sucede en otros partidos y gobiernos, se constituye de políticos de carne y hueso que han caído—desde mucho tiempo atrás—en las tentaciones de la “mafia del poder”, como dice su líder. Yo conocí a la mayoría en la Cámara de diputados a fines de los 90, supe quiénes eran; Alejandro Encinas, Carlos Imas (esposo de Claudia Sheinbaum incondicional de López), Marti Batres, Rosario Robles, Ricardo Monreal, y los del PRD: Jesús Ortega, Leonel Godoy, Jesús Zambrano, Marco Rascón, Marcue Pardiñas, Juan Guerra, Carlos Navarrete, Graco Ramírez, etc. todos predicaban un discurso de izquierda—disimulando sus ambiciones– y vivían en Santa Fe o Polanco,  traían 3 choferes, camionetas de lujo, damas al por mayor y bebían y comían fino. Eran incongruentes desde entonces. Y si eso era antes, imagínenselos hoy que de menos cada uno ha sido dos veces diputado federal, asambleísta o Delegado y algunos gobernadores. No han dejado de succionar –de menos hace dos décadas—de los cargos públicos. Todos están acostumbrados a los lujos, la comodidad y el dinero a manos llenas.  Y por esas ambiciones han divido su institución política y algunos se refugian hoy con AMLO.

En el caso de Andrés M. López, tiene 18 años diciendo lo mismo. El disco duro ya se le encriptó.

Hoy existen evidencias muy claras de que se ha confabulado con la “mafia del poder”, tanto político como económico, que tanto ha criticado, pero en su actitud paranoide como un mecanismo de defensa, es negar persistentemente la verdad.  Las grabaciones en la campaña de 2016 de Veracruz, en donde la gente de Duarte habla de “Un ver…de 30 millones de pesos para Morena”, descubrió una vez más, que existe una estrategia de recepción de dinero “en greña”, ya les gustó. Pero también continúan con la vieja práctica de la opacidad. Hoy el INE multa a su candidata al gobierno del estado de México por no comprobar dos millones de los gastos de precampaña y culpa al INE. En fin, su enfermedad es ya muy grave.

Y la cereza del pastel, el escándalo de la Diputada Eva Cadena aspirante frustrada a la presidencia municipal por la Choapas, por el partido Morena–a quien apapachó AMLO en su reciente visita–, según ella “sorprendida” de que le hayan puesto un “cuatro” al recibir dinero que iba dirigido para AMLO; por cierto vuelta a descubrir en una segunda grabación donde ya no le dan pesos, sino dólares. Por favor, no insulten nuestra inteligencia. Nadie con un poquito de cerebro y de moral, acepta, citarse con alguien “en lo oscurito” para tomar grandes sumas de dinero, a menos que haya recibido instrucciones de su jefe o este citada por alguien conocido de ella o muy cercano a AMLO.

Por eso ¿A quién quieren engañar? A los tontos o ingenuos como la Señora Eva. Porque para “López”, cuando no es “Salinas”, es “Calderón o Peña” o “la mafia del poder” al rato va a ser “el imperialismo” o la “tromba de Misantla”. Todos tienen la culpa menos él. Eso ya es patológico y como decía en otro artículo, ya de políticos enfermos, los mexicanos y veracruzanos estamos hasta el “copete”.

Hoy, Andrés M. López, tiene un gran problema y no va a saber cómo salir de éste: los buitres que él alimentó de ambición, políticos de izquierda mañosos y rateros ya sacaron las uñas. Tiene en su haber a los empresarios que no tienen llenadora, que han saqueado nuestro país con los gobiernos del PRI y del PAN, y que cuando han existido devaluaciones han quebrado al país; están los ciudadanos resentidos, intolerantes “huevones” e improductivos que quieren que el gobierno les resuelva todo, y quizás los que se salven, sean los necesitados de atención que tienen fe en un mesías de fantasía, etc., Los más privilegiados de esta alianza de intereses, estarán al acecho esperando que el señor pierda totalmente la razón o llegue a su final político, para ellos sacar la tajada más grande del botín.

Ese es el verdadero “complot” y el verdadero peligro para México.

Gracias y hasta la próxima.

 

[1] http://www.sinembargo.mx/27-02-2017/3161224

[2] http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/el-candidato-de-slim.html

[3] http://www.eluniversal.com.mx/articulo/nacion/politica/2017/02/12/estos-son-los-empresarios-que-arropan-amlo

[4] http://archivo.eluniversal.com.mx/notas/850375.html

[5] https://elinsurgente.mx/acusan-a-ricardo-monreal-de-abandonar-a-asistentes-en-tapachula/

[6] http://www.eluniversal.com.mx/articulo/metropoli/cdmx/2016/09/17/polemica-por-dinero-marca-monreal