La ciencia dice que sí ayuda a adelgazar beber agua con limón (pero tiene truco)

El agua con limón es una bebida muy baja en calorías.

22 febrero 2018 | 10:05 hrs | vitonica.com

El agua con limón es para muchos una bebida casi milagrosa por sus muchísimas (supuestas) propiedades: mejora la digestión, ayuda a desintoxicarse (algo de lo que hemos hablado largo y tendido aquí) y además, ayuda a adelgazar.

¿Es esto verdad? Vamos a ver qué se ha demostrado, y qué no, sobre las propiedades adelgazantes del agua con limón.

Tiene pocas calorías

El agua con limón es una bebida muy baja en calorías. Suponiendo que añadas el zumo de medio limón a un vaso de agua, éste tendrá solamente seis calorías. Así que si lo utilizas para sustituir otras bebidas con más calorías, como el zumo de naranja o los refrescos azucarados, es una buena forma de reducir tu ingesta calórica y así bajar de peso.

Sustituyendo una de estas bebidas por un vaso de zumo de limón puedes reducir tu cómputo diario de calorías en 100-200 calorías

Si tenemos en cuenta que un vaso de zumo de naranja puede tener unas 110 calorías, y que un refresco de medio litro puede alcanzar casi las 200 calorías, solamente sustituyendo una de estas bebidas por un vaso de zumo de limón puedes reducir tu cómputo diario de calorías en 100-200 calorías.

Además, algunos estudios demuestran que tomando bebidas bajas en calorías con las comidas reduce el número total de calorías consumidas en esa comida, ya que beber alimentos con muchas calorías no hace que compensemos comiendo menos.

De forma que aunque el agua con limón no está totalmente exenta de calorías, el número es tan bajo que el efecto es similar y ayuda a reducir el cómputo total.

Te mantiene hidratado

Beber suficiente líquido y mantenerse hidratado es una parte esencial de cuidar nuestra salud: regula la temperatura, lleva los nutrientes a las células y transporta los desechos fuera del cuerpo, nos ayuda a cumplir las funciones básicas y a mejorar nuestro rendimiento deportivo.

agua-con-limón

Algunas evidencias sugieren que mantenernos hidratados también nos ayuda a perder peso: aumenta la descomposición de la grasa corporal, movilizándola y ayudándonos a eliminarla. También es importante para evitar la retención de líquidos, que nos hace sentirnos hinchados y pesados.

Puesto que la mayoría del agua con limón es eso, agua, beberla puede ayudarnos a mantenernos hidratados y con ello a perder peso.

Podría activar el metabolismo

Algunos estudios sugieren que beber suficiente agua mejorando la función mitocondrial (un tipo de organelo celular que contribuye a la generación de energía). Esto llevaría a una aceleración del metabolismo que llevaría a su vez a una pérdida de peso.

Beber agua también ha demostrado que aumenta el metabolismo induciendo la termogénesis

Beber agua también ha demostrado que aumenta el metabolismo induciendo la termogénesis, el proceso por el que nuestro cuerpo quema calorías para mantener su temperatura.

En un estudio, 14 participantes bebieron medio litro de agua, y esto aumentó su tasa metabólica un 30% durante 30-40 minutos. En otro se observaron los efectos de beber agua en 21 niños con sobrepeso y observaron que beber 10 mililtros por cada kilo aumentaba el metabolismo un 25% durante 40 minutos.

La investigación sobre agua con limón en concreto es limitada, pero puesto que el agua es su principal ingrediente, en materia de hidratación tendrá el mismo efecto que el agua sola.

Aporta sensación de saciedad

Beber agua entra dentro de las recomendaciones de cualquier régimen para perder peso ya que fomenta la sensación de saciedad sin aportar calorías.

agua-y-limon

En un estudio se analizaron los efectos de esta técnica en 24 adultos con sobrepeso y obesidad, y se observó que bebiendo medio litro de agua antes de el desayuno reducía las calorías de esa comida, de media, en un 13%.

Puesto que el agua con limón es baja en calorías y aporta saciedad igual que lo hace el agua sola, es una buena forma de reducir la ingesta total de calorías.

Sí, puede ayudarte a bajar de peso…

Gracias a sus potenciales efectos sobre el metabolismo, la saciedad y la hidratación, las evidencias sugieren que sí, beber agua (incluida el agua con limón) ayudan a bajar de peso.

En un estudio, 48 adultos recibieron instrucciones para seguir dos dietas: una de ellas baja en calorías y bebiendo 0,5 litros de agua antes de cada comida, y la otra simplemente baja en calorías. Los resultados mostraron que después de 12 semanas los del primer grupo habían perdido un 44% más de peso que los del segundo. Otros estudios sugieren que esa ventaja se mantiene con independencia de la dieta que se siga o la actividad física que se practique.

Estos resultados se enfocan al agua normal, pero los mismos podrían obtenerse con agua con limón.

…pero el agua sin limón tiene el mismo efecto

Como hemos dicho, beber agua con limón tiene muchos beneficios relacionados con la hidratación y la saciedad, por ejemplo. Pero hay que recordar que todos vienen de su ingrediente principal: el agua.

Hay que recordar que todos [los beneficios] vienen de su ingrediente principal: el agua

Al añadirle limón le sumamos algunos nutrientes, como la vitamina C o los antioxidantes, pero estos no tienen ningún efecto sobre tu peso.

Así que si quieres adelgazar, y te gusta el sabor que el limón le aporta al agua (siempre que no le añadas azúcar o tirarás por tierra todo tu esfuerzo) adelante, échaselo. Pero si no, bebe el agua tal cual. Repercutirá de igual forma sobre tu peso.