La casa donde creció Trump se alquila por Airbnb

En la casa hay una imagen de cartón del presidente y una placa señalando el dormitorio en el que “probablemente fue concebido”.

24 agosto 2017 | 16:59 hrs | Por Daniel Oberhaus; traducido por Álvaro García

En marzo, un misterioso comprador identificado únicamente como “Trump Birth House LLC” adquirió la casa en la que el presidente Trump pasó su infancia, situada en el barrio de Queens, en Nueva York. El precio fue de 2,14 millones de dólares (1,82 millones de euros) pagados en efectivo. Poco después supimos a qué iba a destinar la casa su nuevo dueño: al alquiler en la plataforma Airbnb.

Según el Washington Post, por solo 725 dólares (649 euros) la noche ya puedes cumplir tu sueño de vivir y dormir como un Trump.

La residencia se anuncia como “HOGAR DE LA INFANCIA DEL PRESIDENTE TRUMP – PARA 20 PESONAS”, aunque si bien es cierto que podrías meter a tanta gente en la casa, no se pensó con esa idea. La residencia, de estilo tudor —aparentemente construida por el propio Papa Trump en 1940— cuenta con cinco dormitorios y tres baños y medio.Sus 2.000 metros cuadrados ya no albergan las valiosas reliquias familiares, pero el nuevo propietario ha decorado las paredes de la casa con fotos del presidente y con varias placas de lo más surrealista que informan de lo que ocurrió en cada una de las cinco habitaciones.

Tal vez lo más extraño de todo sea la placa del dormitorio principal, cuyas letras finamente talladas en el oro dicen:

El presidente Donald J. Trump
probablemente fue concebido
en este dormitorio
por sus padres,
Fred y Mary Trump.

El mundo ya no es igual desde entonces.

Otras estrafalarias piezas conmemorativa adornan las paredes, como una obra de pop-art muy a lo Warhol en la que aparece la cara del presidente en seis tonos distintos y una silueta de cartón de tamaño real con la imagen del propio presidente, observando al inquilino desde la esquina de una habitación —”un gran compañero con quien ver las noticias de la Fox a las tantas de la noche”, según el anuncio de Airbnb.

“No ha cambiado mucho desde que los Trump vivían aquí”, señala el anuncio. “La cocina es la de origen y los lujosos muebles representan el estilo y la opulencia de sus antiguos dueños”.

En el anuncio se especifica que, sea quien sea el propietario, vive en una de las habitaciones, “que no estará disponible para los invitados durante su estancia”.

La persona responsable de Trump Birth House LLC no ha revelado su identidad, y tampoco está claro si el propietario y el anfitrión que alquila la casa son la misma persona. Misha Haghani, de Paramount LLC, responsable de la venta de la casa en marzo, no quiso dar información al respecto, aunque sí confirmó que la casa perteneció a los Trump.

“Esta residencia es más que una simple propiedad inmobiliaria”, declaró Haghani en una entrevista. “Como se suele decir, la belleza está en los ojos del que la contempla”.

Sigue a Drew Schwartz en Twitter.