La bodega

22 febrero 2017 | 14:09 hrs | Virgina Durán Campollo

La bodega está. El bodeguero no. El nuevo escándalo de los prófugos, vándalos, los Tubilla-Duarte crea en la población, ya no indignación sino pena. Tan pobres, que lo único que acumularon fueron bienes. De estudio psiquiátrico ambos. Ni Fidel que fue tan miserable en su niñez y carga con complejos profundos, llegó a tanto. El hijo de un panadero, que se encumbra solo para envilecerse. La hija de un delincuente, que genéticamente hereda: Karime. No pudieron con el poder y el dinero. Los dos de alguna manera invalidados física y económicamente, al llegar al mando sienten que Dios les habla y los unge. Javier trasmutó. Emperador, rey; emperatriz, reina. Una simbiosis, según trasciende, de la mente lúdica de aquellos que en el máximo poder, son locuaces. Por ello mansiones en todo el mundo. El oropel, a lo que daba. Dueños y señores. Servidumbre propia de grandes mandatarios. Reinado que se diluyó y los protagonistas principales, trastocaron en los villanos nacionales más repudiados. La bodega llena de cascajo, ellos repletos de mierda en el cerebro. Solo así se entiende a la desquiciada de Karime, de triste figura, que buscaba en los decretos más abundancia que ya tenía, en las carnes bofas de su marido y el saqueo innoble a las arcas del estado. *** Llegó el momento que alguien sacuda a Enrique Peña Nieto y le advierta, que el seguir protegiendo a esas ratas- como a otros tantos ex gobernadores ladrones- tendrá un costo muy alto en las próximas elecciones. Que su “canciller estrella”, Videgaray, le sacuda el copete- no es albur- y le haga comprender, que no ganarán el 2018. La responsabilidad del gobierno federal peñista, tiene el repudio general por la corrupción e impunidad. Sus cercanos, también están embarrados. Videgaray, Osorio Chong, Meade, Nuño no tienen ninguna posibilidad, pues acusan también fortunas incalculables construidas solo en 5 años de gobierno. Su administración se registrará en la historia, por la ambición desmedida propia y la de sus gobernadores virreyes, que saquearon sus estados. Culpable de la pobreza de millones de mexicanos, mientras su familia vive en tremenda opulencia. Esto ya se agotó. Algún día despertarán, como los Duarte, del sueño de opio que da el poder y tendrán también que rendir cuentas a la nación. *** “Queremos demandarles a las autoridades presentes que cumplan lo que prometen. Que nos escuchen, porque merecemos gobernantes buenos y que no nos engañen como menores de edad. Nuestra palabra hay que hacerla valer, porque estamos cansados de la corrupción de los gobernantes y sus malas decisiones. Fuimos a Los Pinos. Ahí vimos que el presidente Enrique Peña Nieto vive en una casa lujosísima, mientras que vemos en las calles la pobreza que se presenta. ¿Por qué, diputados, porqué vemos esa pobreza? ¿Por qué? Pues porque un Presidente gana más de 300 mil pesos al mes. Eso no es todo. El presidente de la Suprema Corte de Justicia gana más de 600 mil pesos al mes. Ahora nos preguntamos, ¿por qué hay tanta pobreza, verdad?”, fueron algunas de la voces de 300 niños de quinto grado de primaria, de todo el país, quienes fueron electos para ser diputados del X Parlamento Infantil que sesionó en el pleno del Palacio Legislativo de San Lázaro, según nota informativa que también señala que, por esa ocasión, estuvieron ocupadas a tiempo, todas las curules. *** Sí ¿por qué hay tanta pobreza, señor Peña Nieto en la población y tanta riqueza en los ejecutores de gobiernos? *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.