La Biblia es un manual de vida

8 noviembre 2017 | 9:56 hrs | ‚ÄėEl Negro Cruz‚Äô

Porque el desvío de los ignorantes los matará, Y la prosperidad de los necios los echará a perder. Proverbios 1:32

Siempre que enfrentamos alg√ļn problema con nuestros hijos, solemos exclamar: no hay escuela para ser padres. Esta negaci√≥n es parte de la aflicci√≥n, que nos impide comprender que el mejor libro para entender el sentido de la vida, en su m√°s alto nivel, es la Biblia.

En lo particular, soy un hombre con una instrucci√≥n de educaci√≥n formal m√≠nima, las circunstancias en las que mi familia viv√≠a, nos obligaban a buscar trabajo desde muy peque√Īos, as√≠ las cosas, la agroindustria de la ca√Īa de az√ļcar, fue destino para algunos de mis hermanos y muchos de los paisanos de la Cuenca del Papaloapan.

Sin embargo, si he logrado salir adelante y labrarme un camino en la actividad de los medios de comunicación, es gracias a que mi amada madre me dio un instrumento divino para que pudiera discernir acerca de lo bueno y lo malo: las Sagradas Escrituras.

Est√° m√°s que claro, que hemos de cometer muchos errores a lo largo de la vida, pero las ense√Īanzas del Todopoderoso a trav√©s de los Textos B√≠blicos, nos permiten distinguir para evitar caer en situaciones que nos afecten en forma grave: hacer un ‚Äúnegocio‚ÄĚ que nos cueste la vida o nos lleve a la c√°rcel, por ejemplo.

Nos dice Proverbios 1:2-5, cuáles son los motivos de estas consejas escritas por el rey Salomón, hijo del rey David:

  • Para entender sabidur√≠a y doctrina, Para conocer razones prudentes,
  • Para recibir el consejo de prudencia, Justicia, juicio y equidad;
  • Para dar sagacidad a los simples, Y a los j√≥venes inteligencia y cordura.
  • Oir√° el sabio, y aumentar√° el saber, Y el entendido adquirir√° consejo.

Creo que como buen libro para aprender, lo que nos plantea de entrada es harto did√°ctico: vamos a escudri√Īar lecturas que nos har√°n entender doctrina y razones, sabremos desarrollar el sentido de la justicia, la prudencia y la equidad. Seremos sagaces y desarrollaremos cordura, el que sabe sabr√° m√°s y el entendido adquirir√° prudencia ¬Ņqu√© m√°s necesitamos?

Algo fundamental, es el primer paso que debemos dar para adentrarnos en este maravilloso mundo: temer a Jehov√° de los Ej√©rcitos, porque nos dice Proverbios 1:7: El principio de la sabidur√≠a es el temor de Jehov√°; Los insensatos desprecian la sabidur√≠a y la ense√Īanza.

Lo anterior es b√°sico hermanas y hermanos, si no asumimos que debemos temer al Se√Īor, no llegaremos a ning√ļn lado. Porque bien nos dice Salmos 34:7: El √Āngel de Jehov√° acampa alrededor de los que le temen, y los defiende.

El temor radica en la humildad de aceptar y cumplir los designios del Creador, en rechazar la idolatr√≠a a √≠dolos paganos, en honrarlo en el Templo el d√≠a s√°bado, en no dudar, nunca, que el cumplimiento de las ense√Īanzas de la Biblia nos har√° mejores, por m√°s ¬†frentazos que nos demos.

No cometamos por soberbia, la torpeza de rechazar la misericordia del Se√Īor, abramos el coraz√≥n y aceptemos que el Esp√≠ritu Santo no ilumine, porque de no hacerlo, debemos tener presente lo que nos dice Proverbios 1:24-26:

  • Por cuanto llam√©, y no quisisteis o√≠r, Extend√≠ mi mano, y no hubo quien atendiese,
  • Sino que desechasteis todo consejo m√≠o Y mi reprensi√≥n no quisisteis,
  • Tambi√©n yo me reir√© en vuestra calamidad, Y me burlar√© cuando os viniere lo que tem√©is.

Me despido expres√°ndoles mi gratitud por leerme y d√°ndoles la recomendaci√≥n de siempre: estudien, escrudi√Īen la Biblia, redarguyan, disciernan.

*Esta es opinión personal del columnista