La aduana de Ricardo Ahued

11 septiembre 2019 | 0:00 hrs | Javier Roldán | Columnistas

La insoslayable brevedad

Por Javier Roldán Dávila

Aunque pase la garita ni rumbero, ni jarocho… pero si ‘pirata’

A pesar de que no lo diga, no hay duda que a Ricardo Ahued le gustaría ser gobernador de Veracruz, comerciante de origen, le ha tomado agrado a la política y como no queriendo, ya fue alcalde de Xalapa, diputado, senador y ahora es el Administrador General de Aduanas.

Justamente, este último encargo podría convertirse en un obstáculo para su carrera, debido a que hay una crisis en el sector porque la austeridad ha significado que se reduzca hasta en un 70% el personal, provocando severos retrasos en el movimiento aduanero.

Para poner en contexto, el comercio exterior del país implica 450 mmd en exportaciones y 464 mmd en importaciones, además, el costo del contrabando es de mil mdd.

No sobra decir que la modernización de las aduanas es un tema asumido en el T-MEC, por lo que los gobiernos de EU y Canadá, estarán vigilando que se cumplan.

Por si lo anterior no fuera poco, por las aduanas ingresan armas, drogas, piratería, etc., negocio multimillonario controlado por aquellos que les importa madre si sus mamacitas se preocupan o no, por ello, no piensan perderlo.

No sólo hay que ser honesto para salir airoso del reto, ya se verá que resuelve don Ricardo.

Esta es opinión personal del columnista