Justicia

6 octubre 2016 | 17:55 hrs |

MOLEL DE GENTE    JUSTICIA

VIRGINIA DURAN CAMPOLLO

“La corrupción dentro del periodismo en México” fue el título de mi tesis profesional, con Mención Honorifica, para recibirme como técnico en periodismo en la Universidad Femenina de México (UFM). Un trabajo de investigación y entrevistas a periodistas relevantes de la época, como don Manuel Mejido, Severo Mirón y otros. Mis asesores de tesis y sinodales, fueron también periodistas reconocidos como Bernardo González y Julio Pomar. En ella planteó, entre otras cosas, que son los bajos sueldos la causa principal de la corrupción.  Mi trayectoria periodística, hace ya cuarenta años, en la prensa nacional y estatal y la oportunidad de estar en el servicio público, me permite conocer las entrañas del poder. Colaboré en los más destacados periódicos nacionales como El Universal- donde nace Mole de Gente en 1978- y Revista de Revistas de Excélsior.  Tengo verdadera vocación por el periodismo, que considero es el medio para ayudar a la comunidad, proporcionando información y la búsqueda de justicia.  Utopía o no, así lo sentí y lo práctico. En la entrega del Premio Nacional de Periodismo, del prestigiado Club de Periodistas de México A.C, no asistí por mi presea como un acto de protesta a los bajos sueldos a los periodistas. *** Nunca he recibido dinero ni para halagar ni para denostar. Los periodistas debemos ser apartidistas, pero podemos simpatizar por algún personaje de la política. He sido crítica del gobierno, desde que inicie como columnista política a los 28 años. Nunca conocí de un desprecio tan grave a la prensa local, como la que tuvo Gina Domínguez Colío. El picaporte para sus amigos, colaboradores, cómplices de la prensa oficialista. La lejanía, ausencia para los reporteros comunes y la prensa critica. Era vergonzoso el trato de aboneros, que dan a los empresarios del ramo.   Indigno referirse a “esos muertos de hambre”, que gustaba decir. Más viniendo de alguien, quien no considero sea periodista y de orígenes humildes. *** Los gobiernos cuidan el gasto público, disminuyendo a los básicos como la educación, salud, cultura pero no tocan sus áreas de prensa en dónde se genera un circulante millonario. Se manejan, inexplicablemente, en total opacidad- según la Gaceta Oficial- impidiendo así se conozca en qué se gastan cientos de millones. Tres encargados en los gobiernos priistas de Veracruz, se beneficiaron: los diputados Alfredo Gándara y Alberto Silva, quienes pagaron sus campañas con dinero del erario. Gina Domínguez, según abultadas denuncias mediáticas, sobrepaso los límites. De modesta reportera a acaudalada empresaria radiofónica, noticiosa y de publicaciones. Además de residencias, restaurantes y otras empresas. Enloquecida con el poder y el dinero, la nueva rica cayó en el mal gusto de presumir su inmensa fortuna. Se le veía en almacenes de lujo, con pants y sandalias de tacón doradas, con tres agentes de seguridad cargándole las bolsas de las compras. Irresponsable permitía que su hijo, tomará en exceso y regará el líquido de botellas de champagne de 13 mil pesos en sus francachelas. *** Excesos y arbitrariedades cometía la “vicegobernadora”, que le “soplaba al oído a Javier”- como lo hace Alberto- protegida por su amigo el fugitivo Arturo Bermúdez y el fiscal Culin. Pero su fuerza parte, principalmente, de su cercanía con Javier Duarte. Aún lo presume, vocifera, restriega. Tanto que tenía un grupo político que encabezaba, al igual que el de sus sicarios periodistas, llamados “Los Ginos”. Esos que se vieron favorecidos, con millones de pesos del erario público. Columnistas y caricaturistas, a los que daban cientos de miles mensuales, que ni los mejores nacionales, pudieran pensar en obtener. Gina prostituyó a políticos y periodistas. Su prepotencia y mal trato traspasaba fronteras. Desde su mandato, hay un adeudo de más de 400 millones de pesos para los medios que, por cierto, hay que revisar con lupa pues aparecen algunos que presumiblemente son fantasmas.*** Soy hija de Marcos Durán Solares quien- dentro de otros cargos públicos importantes- fue diputado propietario por el segundo distrito electoral de Veracruz, por su pueblo natal Chicontepec. Auditor General del Banco Nacional de Crédito Ejidal de la República y Jefe de la Oficina Principal de Hacienda en Tuxpan, Veracruz, durante 14 años. Hijo dilecto de su pueblo, del que fue benefactor, Durán fue un hombre muy cercano al presidente Don Adolfo Ruiz Cortines. Aprendimos respeto, a todas las clases sociales y honestidad en nuestros actos. El murió intempestivamente, camino a su rancho “Las Envidias”, dejando cuentas claras. Es mi educación, como la que exige mi madre, que nos enseñaron a comportarnos con verticalidad. *** Quienes defienden a los pillos son pillos. Quienes no, no. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.