Justicia Penal veracruzana S.O.S.

21 diciembre 2015 | 9:31 hrs |

Por Tomás Mundo

Cuando este artículo se publique faltarán menos de 179 días para que entre en vigor la reforma penal en todo el país.

Y más allá de los discursos oficiales, Veracruz está muy retrasado en su implementación.

La causa: por lo que he recorrido entre los pasillos de la fiscalía y el tribunal superior de justicia del estado, y el propio poder ejecutivo: desinterés absoluto, insensibilidad total y falta de compromiso con la justicia veracruzana y con los veracruzanos.

Por que son precisamente los veracruzanos, la sociedad civil, la que debe saber las bondades y beneficios de le reforma penal.

En el estado, la justicia penal está enferma, y la están matando los operadores principales del sistema.

Hasta donde somos responsables los abogados litigantes?

Porque si leemos el numeral 105 del Código Nacional de Procedimientos Penales, los abogados somos partes del proceso penal.

Sin embargo, los recursos para la capacitación solo se destinan a las demás partes que señala el citado numeral.

¿Hasta dónde como sociedad civil estamos enterados de las bondades de la reforma penal?

¿Porqué al estado no le interesa su difusión? ¿O acaso están más interesados en verificar y ver de qué manera justifican su proceder ante la Auditoría Superior de la Federación?

Porque va a haber responsabilidad penal para muchos funcionarios actuales y para algunos diputados federales en funciones.

O no le interesa al poder ejecutivo estatal porque la reforma penal entra en funciones en todo el país el próximo 18 de junio de 2016, y las elecciones para elegir nuevo gobernador serán el 5 de junio; para entonces al actual gobernador, le quedarán solo 5 meses de gestión, ya menos le importará la reforma penal, y menos le importará si el nuevo gobernador de es otro partido.

¿Qué responsabilidad le corresponde a este gobernador?

¿Qué responsabilidad al nuevo gobernador?

¿Donde están las muchas voces de las distintas barras y colegios de abogados del estado?

¿Por qué su silencio ante la ineptitud, desconocimiento y peor, indiferencia de las autoridades encargadas de la implementación de la reforma penal?

Urge que la comisión de justicia de la cámara de diputados se reúnan, tanto con la fiscalía como con el poder judicial del estado.

Porque es una realidad que la reforma penal en Veracruz hace agua, ese 90% de avance oficial, se reduce a un 10%, siendo generosos.

No hay estructura, no hay capacitación, y la poca que hay, sobre todo de las instancias oficiales, es deficiente.

Recientemente analicé una sentencia del sistema adversarial, distrito judicial Xalapa; y es muy preocupante el nivel de ignorancia jurídica del sistema penal adversarial, tanto por el juez de juicio oral como por los magistrados que revisaron la sentencia.

Imagínense el grado de preocupación, un juicio contra un policía que accidentalmente priva de la vida a su compañera policía. Así lo corroboraban de inicio las elementales pruebas que aportó la fiscalía.

Ambos, juez y Tribunal del Estado, violentan los principios básicos del sistema adversarial, la confrontación, igualdad de las partes, debido proceso, etc.

Con esa desfachatez y soberbia jurídica, ambos emiten sus resoluciones, pero violando, repito los principios rectores básicos del sistema adversarial, y condenan al imputado a DIEZ AÑOS DE PRISIÓN, pobres de los que por desgracia caigan en la jurisdicción de este juez y de estos magistrados, se imaginan el resultado?

Ignorancia absoluta del sistema.

Tuvo que aparecer la justicia federal, en el ejemplo real que menciono para en sus resolutivos, sin entrar al fondo del asunto, decir que un dictamen de criminalística de campo, solamente realizado –dicho por el perito- sobre la carpeta de investigación, imagínense, no fue al lugar de los hechos, no supo donde y como ocurrieron, solo de escritorio, y esto no es lo peor; no fue contra interrogado, derecho elemental de todo imputado; dónde, cómo, con qué quedó superada la DUDA RAZONABLE por parte de la fiscalía, debía ser desestimado, precisamente por las razones que mencioné. Y ese señor se fue a su casa, a enfrentar el proceso en libertad.

Pero se imaginan si por los señores del tribunal del estado hubiese sido, se queda privado de su libertad 10 AÑOS.

Pero fácilmente el poder judicial federal pudo haber anulado la sentencia recurrida por ilegalidades del procedimiento.

De ese tamaño es como está la justicia penal en Veracruz.

Creo que con estos jueces de juicio, en Veracruz, la justicia está enferma.

Urge un cambio de doctor, o creo que es nuestra obligación como abogados sugerir las fuentes de la verdadera capacitación, si es que hubiera interés en ello; o tal vez soy muy ingenuo, y el interés es que nadie sepa correctamente el sistema, ni ellos.

Ante esta situación, mi sugerencia a los abogados litigantes es que vamos a tener que recurrir a litigar nuestros asuntos en sede internacional.

Es urgente aplicar correctamente los principios que rigen al nuevo sistema de justicia penal.

Veracruz lo merece, Veracruz lo exige.