Julen deja SIOP; entregó cuentas al gobernador Yunes Linares y va por el Senado

Habló y habló de carreteras y caminos, alcalde que se dormía en evento se cayó

Foto: web.
9 febrero 2018 | 9:42 hrs | Valeria Marcial | Xalapa

Xalapa, Ver.- Como fiesta de despedida. Casi casi Julen Rementería del Puerto salió de la SIOP en hombros, cargado prácticamente por el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, quien con sonrisa de oreja a oreja, le deseó todo lo mejor para su nuevo proyecto en búsqueda de la senaduría de la República.

435 días trabajó lado a lado del mandatario panista Yunes Linares. Ahora va por un cargo de elección popular durante este proceso electoral 2018.

“Me costó trabajo tomar las decisiones, pero en la SIOP no me costó trabajo tomar la decisión por la experiencia y trayectoria” dijo el gobernador Yunes Linares, del aspirante al Senador de la República. En próximas horas se registrará ante el Comité Directivo Estatal (CDE) del PAN para el cargo.

Julen habló casi durante dos horas y como si fuera su informe de labores, dio cuenta al mandatario, diputados y alcaldes, de sus acciones al frente de la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP).

De norte a sur realizó obras, de este a oeste recorrió el territorio veracruzano. De su “ronco pecho” habló y habló frente a los asistentes a la presentación de la evaluación de avances de obras y acciones de la SIOP.

La nota de color la dio el alcalde de Espinal, León Humberto Pérez Candanedo, quien cuando estaba adormitado, de repente cayó de su silla. Otros legisladores que se sentaron juntitos se la pasaron a las risas; otros asistentes revisaban y revisaban el teléfono. Incluso el gobernador a medio discurso se paró al sanitario, regresó y Julen continuaba al frente, hable y hable.

Después de prácticamente presumir conocer todos las vías de comunicación de Veracruz. Rementería del Puerto hizo oficial lo que desde que inició el bienio de Yunes Linares se sabía. Pediría licencia para buscar el Senado de la República.

Al concluir el evento, luego de tanto beso y abrazo, apretones de manos, selfies, fotos y buenos deseos, Julen Rementería confirmó que ya tenía lista toda la documentación para solicitar su registro.

“No nos vamos a quedar quietos. Necesitamos hacer que el cambio en Veracruz continúe. Estamos decididos a trabajar duro por Veracruz. Estoy seguro que a Veracruz le conviene que el cambio siga, que esto continúe. Voy a participar en la lucha desde la trinchera que me toque. A quien tengamos enfrente, si se opone a que el cambio continúe en Veracruz, seguro que podremos”.

Fue así como tantas palabras quedaron en el olvido y todos se centraron en la despedida de Julen Rementería del Puerto, quien se desvivió en elogios a su jefe durante el discurso. Un sin número de veces, repitió que buscaba cumplir la “palabra empeñada” del mandatario.

Frente a Morena y un PRI aún pagando el castigo de la evidente corrupción desmedida de sus líderes, Julen Rementería se enfrentará.