Juicio político: resolución anticipada

18 marzo 2016 | 18:21 hrs |

Tomás Mundo

Con beneplácito para unos, con resignación para otros, llegó la notificación al congreso del inicio del juicio político contra el gobernador de Veracruz.

La presidenta del congreso estatal, ya dio su veredicto: no será procedente.

Sé que existe la presunción de inocencia, pero para poder acreditar esta figura para cualquier mortal es por demás un camino largo de recorrer.

Pero como en este caso se trata del gobernador, ella, sin entrar al fondo, sin ver las pruebas, irresponsablemente ya resolvió.

Y donde quedan las voluntades de los demás candidatos? Ella es la vocera del congreso? O lo es solo para este asunto?

Esto no es más una muestra de la descomposición que guarda el estado de derecho en Veracruz, la selectividad con que se aplica la ley. Existen dos mundos para la aplicación de la ley: los mortales, a quienes se aplica la ley pese a que se transgreda la misma; y el otro grupo selecto, donde se ex culpan a todos, irónicamente, bajo el imperio de la ley.

Habría que tirar a la basura los libros de Norberto Bobbio, de Giovani Sartori, etcétera, que nos enseñaron, entre otras cosas, que la ley es GENERAL, ABSTRACTA E IMPERSONAL.

Y no es nada de crítica por la declaración de la señora diputada, porque la misma declaración hubiera sido si le toca realizarla al Poder Judicial del Estado.

Ambos poderes están totalmente dependientes de la voluntad del ejecutivo estatal.

Con una economía destrozada; con un estado derecho inexistente, invisible; con una democracia muy tenue; con una delincuencia a la alza; y con una seguridad pública que golpea a la sociedad que se supone debe proteger.

Paso un dato: del último censo del sistema Nacional de Seguridad Pública, del 31 de enero de este año, 37% de los mandos reprobaron los exámenes de control de confianza; 35% de los policías fueron reprobados.

Fiscalía General: 10% de los mandos reprobados; 16% del total de elementos reprobados.

En conclusión: Veracruz tiene la peor policía del país.

 

Por los mismos hechos los gobernadores de Michoacán y Guerrero ya no están.

 

Deben morir muchos más veracruzanos para que lleguemos a un estado fallido?

Usted se atrevería a acudir a la fiscalía general a presentar una denuncia confiando en que se va a aplicar la ley, que la obligación legal de este ente?

O a solicitar el apoyo a un elemento de policía, de los reprobados?

Cómo va a poder aplicarse el nuevo sistema de justicia penal correctamente si quienes son los primeros en verificar y aplicar sus bases son los policías, y un tercio está reprobado.

Y cuando todo sale mal, le echan la culpa a los jueces.

Como vamos a aspirar a tener un sistema de justicia garantista, si una gran parte de los elementos de la fiscalía están reprobados. Aclaro, hay muchos elementos dedicados, estudiosos; comprometidos con ambas instancias, que son mis amigos, y sé de sus capacidades, pero esos no son del grupo élite que toma decisiones.

Qué tanto debemos seguir pagando los veracruzanos a las instancia federales para que apliquen justicia?

Debemos salir al extranjero y que sean los de la Comisión Interamericana los que vengan a decirle al mundo que nuestro estado de derecho no existe?

Cuál será el grado de responsabilidad de los diputados que exoneren al gobernador?

Esos diputados, así es con esa mística de servicio como pretender ser alcaldes o diputados federales?

Como convencer al electorado que voten por ellos, si para lo único que desean –como dijo Cicerón- el poder oficial, el poder político, lo que en latín se conoce como IMPERIUM, el poder sobre la vida y la muerte con el que el estado inviste al individuo.

Hasta cuando los veracruzanos escribiremos nuestra propia historia como decía Carlyle? Decía: la historia es una Escritura Sagrada que los hombres deben deben descifrar y escribir, en la que también los escriben.