José Manuel tenía 15 años, lo mataron de la peor manera

El cuerpo del adolescente estaba rígido, por lo que se dijo que ya tenía más de seis horas sin vida

14 agosto 2017 | 11:49 hrs | El Debate

Mocorito, Sinaloa.- Un menor de edad fue encontrado muerto en una casa localizada frente a su vivienda por vecinos, quienes dieron aviso a sus familiares. Tenía un balazo en la sien derecha; esto ocurrió la mañana de ayer en el municipio de Mocorito.

IDENTIFICACIÓN
Se dijo que el ahora occiso era José Manuel N., de 15 años de edad, y tenía su domicilio sobre la avenida principal de la comunidad de La Guamuchilera, en la sindicatura de Pericos, Mocorito.

El jovencito quedó sentado en una silla. Foto: EL DEBATE

 

EXTRAÑA MUERTE
Familiares del joven que perdió la vida mencionaron a las autoridades que desde la noche del sábado no sabían de su paradero, incluso no pudieron dormir porque el adolescente no llegó a casa. Ya durante la mañana, una persona llegó para informarles que lo había encontrado sin vida sentado en una silla de plástico, justo en la entrada de una casa abandonada que estaba construida del otro lado de la calle, por lo que se acercaron a ver la terrible escena, al tiempo que daban aviso a las autoridades.

En un principio, se hablaba de que el menor se había quitado la vida, pero al realizar una inspección inicial, los agentes negaron haber encontrado algún arma de fuego, por lo que tal versión se descartó, a pesar de que los vecinos señalaron que en esa vivienda abandonada se reunían varios jóvenes a consumir bebidas embriagantes y a jugar cartas, así como otras actividades.

ASEGURAMIENTO
Horas más tarde arribaron al lugar elementos del grupo de investigadores y periciales de la Fiscalía Estatal para llevar a cabo los trabajos en el área, donde se localizó un casquillo percutido de bala al parecer calibre 9 milímetros, mismo que fue asegurado como evidencia del deceso, pero no se logró ubicar ningún otro indicio que diera más detalles a la investigación del hecho.

Peritos en el lugar de los hechos. Foto: EL DEBATE

 

EL LEVANTAMIENTO
Al lugar también arribaron elementos de la Policía Militar, quienes tomaron conocimiento de lo sucedido, y minutos después se retiraron. Luego de concluir con los trabajos de campo necesarios, un agente pericial ordenó a la funeraria de guardia que retirara y trasladara el cadáver a las instalaciones del Servicio Médico Forense, donde se le deberán practicar los exámenes que la ley exige, y así dar a conocer si se trató de una ejecución o un suicidio, como se manejó en el lugar.

De igual manera, los investigadores realizaron varias preguntas a las personas que allí se encontraban, para conocer más detalles de como pudo haber ocurrido el hecho que conmocionó a los vecinos de la comunidad de La Guamuchilera, donde se dijo que hacía bastante tiempo que no se registraban homicidios o algún otro tipo de hecho violento y menos en donde se viera involucrado un menor de edad.

.