Johnny Depp sigue vendiendo propiedades, ahora una granja en Kentucky

La venta de esta finca ,de 16,5 hectáreas tasada en 2,9 millones de dólares, está relacionada con los problemas financieros del actor

30 agosto 2017 | 9:13 hrs | El Pais

Nueve meses han pasado desde que salió al mercado una propiedad en Kentucky que Johnny Depp utilizaba como granja para sus caballos, y la falta de compradores ha obligado al actor a sacarla a subasta.

El inmueble se puso en venta en diciembre y el protagonista de Piratas del Caribe pedía 2,9 millones de dólares, ha confirmado el agente de bienes raíces Gary Denton a The Wall Street Journal.

Según el diario estadounidense esta no es la primera vez que Depp la saca al mercado. Según los registros de propiedad él compró la finca en 1995 por 950.000 dólares y en 2001 la vendió por un millón. Cuatro años después en 2005 la volvió a comprar. En aquella ocasión pagó dos millones de dólares. Desde ese momento, la casa estuvo habitada por la madre del actor.

El terreno está ubicado a poco más de 13 kilómetros del centro de Lexington, la segunda ciudad más poblada de Kentucky. La granja de aproximadamente 16,5 hectáreas incluye una casa con siete dormitorios, un garaje para cuatro coches, una casa de huéspedes, tres graneros y piscina.

La casa saldrá a subasta el 15 de septiembre, y aunque el precio de partida aún no está establecido el agente ha informado de que si el precio no convence al propietario la venta no se realizará. Según The Wall Street Journal, que la casa salga a subasta no se debe interpretar como algo malo, pues en Kentucky las subastas son algo común en el mercado inmobiliario.

La venta de esta propiedad está relacionada con los problemas económicos que enfrenta Depp debido a la mala gestión de su fortuna. Sus problemas que lo han llevado casi a la quiebra lo obligaron a sacar al mercado inmobiliario su gran ático del centro de Los Ángeles, su finca en Francia y su colección de arte.

En enero de este año y en un afán por salvarse de la bancarrota el actor presentó una demanda en la que reclamaba 23 millones de euros a la compañía de los hermanos Mandel, con quienes había trabajado los últimos 17 años. En la denuncia los acusa, entre otras cosas, de negocios turbios que le costaron millones. Los abogados de Depp, de 54 años, afirmaban que habían descubierto pruebas adicionales “de conducta ilegal por TMG en torno a préstamos bancarios”.

Nota de origen