JODER

31 octubre 2016 | 11:47 hrs | Columna

Por Virginia Durán Campollo

Lo bueno es que el presidente Enrique Peña Nieto, no piensa joder a México porque entonces todos estaríamos muertos. El país está en llamas y EPN no ha entendido que no entiende. Los políticos priistas traen un discurso de inicio del siglo XX, como alguien comentara, y estamos en el XXI. Sus arengas son sin oficio oratorio. Anacrónicos personajes, que con una tozudez exasperante continúan echándose unos rollos que ni ellos se la creen.  Mentira, tras mentira empeñada en querer tapar el sol con un dedo. Hablando de logros, que solo sus corifeos  ven  y el pueblo hambriento, desempleado, enfermo, en inanición total. Ríos de sangre corren todos los días, con miles de víctimas en la población que nombran daños colaterales. Robos en despoblado, que dejan entidades sumidas en la pobreza y con deudas impagables.  Verdaderos pillos que sobrepasan cualquier ente de las historias más tenebrosas, que narran a los grandes ejecutores y sátrapas. Los partidos políticos, que paga el erario, convertidos en agencias de colocación de mujeres y hombres,  que lo que menos les interesa es el bienestar de la colectividad.  Hay mexicanos que aman su país, entregados a tratar de resolver lo que los gobernantes, en gran paradoja, descomponen día a día.  La clase en el poder no piensa en jodernos, lo hacen. *** Empeñado en ello, en jodernos, Américo Zúñiga Martínez- farol de calle y oscuridad de su casa- es un claro ejemplo. A la cabeza de un grupo de corruptos, denunciados infinidad de veces, van por la ciudad haciendo obra pública que les conviene porque les deja dividendos. Olvidando los innumerables baches, por ejemplo, de todas las calles de Xalapa. La antes ciudad de las flores es el cementerio de los riñones, y otros órganos, pues una caída en esos hoyancos es de gran riesgo. Así Américo y sus compinches, se dedican al ecocidio pues permiten se edifique en áreas verdes. Las constructoras llegan y derrumban árboles, arbustos, hierba para construir sin ton ni son con el aval del alcalde. Edificios, casas, negocios instalados en zonas habitacionales. Se le ha demostrado con estudios técnicos, la no viabilidad de esas construcciones ratificados por estudios de instituciones como el Colegio de Ingenieros y del Medio Ambiente. No escuchan, no ven, son déspotas. **** Américo Zúñiga Martínez, de origen priista, no se da cuenta que esto ya cambio. Que la ciudadanía, opinión pública, asociaciones serias de vecinos, las redes sociales tienen voz y voto. Lamentamos su falta de sensibilidad política y conocimiento de los sucesos históricos que vivimos, como haber sacado a un gobernador de la calaña de Duarte-aún con la protección de la federación- y pugnar porque se juzguen a todos los responsables de omisión de sus cercanos, como los diputados locales que le avalaron los préstamos que nos hundieron. El joven político, extrañamente, está ausente. Viaja al extranjero a recibir reconocimientos, que han de ser pagados.    No hay orden en la vialidad, seguridad, ambulantaje. No puede mover a un vendedor de elotes, con años en el parque del Huarache, que afecta la vida de los vecinos ¿cómo podrá con los desafíos de la ciudad? *** En lo administrativo, oficialmente, las órdenes las da el inútil encargado de prensa, Miguel Valera y el tesorero. Están por encima de la palabra del Alcalde y ya con esa muestra para que decir más. *** Por cierto Miguel Valera tendrá que responder, por las acusaciones que se le formularán  a la llamada, en el bajo mundo, Madame Gina de sus corruptelas y es que era su brazo derecho. *** Los vecinos de Indeco Animas alertan que el fraccionamiento ,  fue diseñado como zona habitacional de baja densidad para viviendas unifamiliares, por ello su red hidráulica y sanitaria, sus calles, estacionamientos y andadores fueron planeados para uso doméstico y no para zona comercial ni industrial. Las autoridades de Desarrollo Urbano han reconocido, que la red hidráulica y sanitaria ha cumplido su vida útil, y por eso ocurren frecuentes fracturas en los drenajes y red hidráulica. Aun así el Ayuntamiento jalapeño, continua dando permisos para la construcción y creación de comercios. Y arrasando con zonas declaradas pulmones naturales. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.