Jalan parejo desde los Pinoles

2 noviembre 2017 | 14:40 hrs | El Tlacuilo

La federación ha dado muestras de no estar actuando de manera partidista, pues ya son nueve los municipios con “declaratoria de emergencia”. Aunado a esa medida el gobierno del altiplano le igualó los números a Veracruz con Oaxaca y, mientras que la ley obliga a los gobiernos estatales a poner el 50% del costo de las obras de reconstrucción, Peña nos condonó el 25% de su aportación. O sea que conforme indica Pitágoras, la federación pondrá 75% mientras que el estado solamente el 25%.

Sin embargo acá en la aldea el trato para los alcaldes de oposición es rudo y austero.

¿Se avecinan cambios?

La duda es, si cuando arranque la contienda electoral el gobierno federal seguirá brindando todas las facilidades para el lucimiento del gobierno local, sabrá dios, uno no sabe nunca nada. Lo que es real es que los Delegados federales han empezado a tener mayor dialogo entre ellos, y que -al menos de palabra- están dispuestos a sacarle brillo al nombre al que deberían haberlo hecho desde hace muchos años, su jefe el presidente… ¡No se rajen!

Futurismo

Para las elecciones que se avecinan hay varias predicciones, unas son optimistas y las otras pesimistas. Por ejemplo se dice que el PAN está guardando dinero para soltarlo durante el proceso electoral y que al más puro estilo del PRI-gobierno veracruzano, toda la maquinaria oficial estará operando a favor de su candidato, con lo que logrará avasallar en las elecciones. Esa es una visión optimista, para los panistas.

Más futurismo

Existe la tesis que para las elecciones que se avecinan, el PRI conservará los más de 900 mil votos que recibió para Héctor Yunes, y que esos sufragios, más el voto de castigo para el gobierno actual a causa de la inseguridad, los despidos, la falta de fluidez económica y los actos de represión, le aseguran al PRI una fácil victoria. Esa es una visión pesimista… para quienes se sirven del poder en este momento.

Futurismo pejiano

Existen quienes le dan un triunfo seguro a Cuitláhuac García “El Cuicaras”, pues juran por la virgencita de Cupilco que el hecho de que Andrés Manuel López Obrador esté en la boleta electoral es motivo suficiente para que todos los veracruzanos vuelquen su voto por Morena. Un indicativo que se pone de ejemplo es que el pasado proceso electoral la gran mayoría de “los riquillos” de las Ánimas votaron por el partido del Peje, y afirman si los pudientes lo hacen “cuantimás” los amoladones”. Bajo esa tesis Cuitláhuac ganará aunque no conozca ni la “O” por lo cuadrado.

 ¡América… Aguilaaas!

Otra versión indica que el árbitro del partido será quién cargará los dados hacía uno o el otro lado, y que va a pitar en favor del PAN. Se dice que a Bonilla aún no se le pasa el susto de cuándo el entonces candidato de los PAN PRDosos le gritoneó y lo puso molido a descalificaciones. Así que se comportará como una fierecilla domada para no volver a ser regañado. Auguran que brindará todas las facilidades de triunfo al PAN.

Será el sereno pero hasta este momento Bonilla se ha hecho de la vista gorda en torno a las irregularidades y campañas anticipadas de todos, pero en especial del partido blanquiazul.

Pero en fin todo esto son puros chismes.

*Esta es opinión personal del columnista