Ivonne Soto casi pierde la nariz tras hacerse cirugía, prefería estar muerta

La ex modelo de ‘La Hora Pico’ cayó en una gran depresión

Ivonne Soto. Foto: Web
24 octubre 2018 | 20:31 hrs | TV Notas | Espectáculos

Terrible experiencia es la que vivió Ivonne Soto, de 41 años, a quien recordamos por su participación en el programa La hora pico, pues resulta que luego de hacerse una cirugía en la nariz que le provocó una reacción alérgica, ésta la hizo perder la confianza, al grado de caer en una fuerte depresión que la llevó a tener ganas de morirse. Platicamos con ella y nos habló sobre lo que tuvo que atravesar y cómo ha sido el tratamiento que ha llevado en los últimos meses para poder recuperar su salud y su autoestima.

-Ivonne, cuéntanos qué fue lo que te pasó…
“En agosto de 2015 me operé con una otorrinolaringóloga, debido a que tenía sinusitis. Ya en el quirófano le dije que me arreglara la puntita de la nariz para que se viera más estética; todo pareció salir bien, pero dos meses después se me puso roja. Ella me dio medicamento, pero no funcionó y llegó a pensar que eso me estaba haciendo más daño”.

-¿Qué fue lo que en realidad tenías?
“Me puso un implante de plástico al que resulté alérgica. Cinco meses después de la operación me empezó a salir sangre de la punta de la nariz. Visité a todos los cirujanos y otorrinos en la Ciudad de México y ninguno quería tomar mi caso, ya que les daba miedo meterle mano a algo que hizo otro médico”.

Ver esta publicación en Instagram

Cuando calienta el SOL ☀️ #PlayaDelCarmen

Una publicación compartida de Ivonne Soto (@ivonne_17) el

-¿Tú cómo te sentías?
“Pues así pasaron dos años; estaba tan mal, que no podía ni trabajar. No la pasé bien”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Ivonne Soto (@ivonne_17) el

-Entonces esta situación te afectó anímicamente…
“Así es, no salía ni a la calle, no quería que nadie me viera; hasta perdí las ganas de vivir. Atravesé una depresión terrible, estaba como muerta, pues no podía ocultar lo que me estaba ocurriendo en la cara. Me la pasaba acostada. Bloqueé mi celular, me alejé de mi familia, amigos y novio; él estuvo a mi lado, pero lo corrí de mi casa y de mi vida, ya que sentía que no le servía a nadie”.