IPE: días contados

18 julio 2016 | 12:43 hrs |

Por Juan F. Aguilar de la Llave

El pasado 11 de Julio Notiver de Veracruz publico las principales pensiones mensuales que el IPE  paga a sus jubilados, la verdad la nota es impactante por las sumas que se manejan; confirma lo que he citado en diversos artículos que sobre esta institución.

Siempre lo he manifestado, inclusive en el propio Consejo Directivo del IPE, que este sistema era inviable, pues no se satisfacen las condiciones sobre las cuales se creó;  sencillo: muchos trabajadores activos que con sus cuotas sostuvieran a una minoría de jubilados en sus beneficios, llámense: pensión, vejes, muerte  seguridad, etc.; amen de edades, beneficiarios, aguinaldo etc., que están por arriba de los sistemas pensionados equiparables como IMSS e ISSSTE.

Aun más el Dr. Juan Amieva en reiteradas ocasiones les manifestó en junta de consejo que las pensiones otorgadas no tan solo eran inmejorables  eran esplendidas, al grado que en muchos caso los beneficiados trabajaban hasta 37 horas diarias, algo de verdad insólito, pues los casos eran por el acumulamiento de plazas que tenían los trabajadores especialmente de educación.

Los datos aportados por el Notiver son elocuentes:

Nombre:                                                      Importe en pesos.

Alberto Uscanga Escobar.                                    99,528.00

Felipe Daniel Velazco Flores                               88,528.00

Armando  Octavio Domínguez Ruiz.                  86,983.00

Ema Robles Salazar.                                            83,283.00

Manuela del Rosario Loman Suarez.                 83,141.00

Miguel Ángel Fragoso López.                              77,503.00

Nicodemus Santus Luck.                                     71,354.00

Luis Armando Escobar Aburto.                           70,143.00

Mario Ramírez Bonilla.                                        69,760.00

Arturo Morales Rodríguez.                                  67,832.00

 

Hago la aclaración que esta es una muestra de lo publicado que integra 130 beneficiados, que incluye jubilaciones, vejes y pensión por muerte, en los casos descritos se consigna los centros de trabajo donde laboraron y el último de ellos que es la base para el cálculo de la pensión, por eso se duplica; finalmente dentro de ellas figuran miembros prominentes de la política y burocracia de nuestro estado.

El pago de estas cantidades sin lugar a dudas afecta a las finanzas del Instituto de Pensiones del Estado, que repercuten al propio gobierno, lo que lo hace inviable.

En días pasados el Maestro Antonio Gómez  Pelegrin comento los siguientes indicadores:

Actualmente existen 28,156 pensionados, y 96,618 trabajadores en activo, con una relación de  3.5 trabajadores activos por cada pensionado, que es insuficiente para sostener el costo de las pensiones y jubilaciones, que este tipo de pensiones de beneficio requieren un mínimo de 12 trabajadores activos por beneficiado.

Que el costo de la nómina actual es de 400 millones de pesos, que las aportaciones de los trabajadores y patrones son de 259 millones mensuales, por lo que el  déficit es de aproximadamente 185 millones de pesos, cifra que pone el Gobierno del Estado. Concluyo que el déficit incluido el aguinaldo anual es del orden 2,127 millones de pesos; para lo cual tiene un presupuesto autorizado de 750 millones de pesos, por lo cual el estado además tiene que poner 1,477 millones de pesos.

Lo que no dijo el funcionario de donde lo saca, eso es algo que debería explicar, porque seguramente deja descubierta una parte del presupuesto, o pide prestado, no hay otra vía

Por lo que diremos; las finanzas locales no aguantan más este sistema;  por eso al igual que se les dijo en  los años 2002, 2003. 2004 al  Consejo incluidos representantes sindicales, el sistema es vulnerable por los beneficios de privilegio, que actualmente siguen teniendo.

Ya lo cito el Gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares; el IPE tiene que reformarse  le sobran razones para hacerlo; al respecto declaró el 23 de febrero, al periódico Veraz:

Cuento con la experiencia de haber reformado la ley del ISSSTE y sé que con la participación de la iniciativa privada es posible sacar del bache financiero al Instituto de Pensiones del Estado (IPE), no permitiremos modificaciones a la ley sin participación de las organizaciones de los trabajadores.

Agregó

Mi amplia experiencia en el  tema,  adquirida durante mi participación al sistema nacional de pensiones, me permite proponer una reforma para la ley de pensiones del estado, para hallar una solución al problema financiero que enfrenta el Instituto de pensiones del Estado (IPE), ya que de no hacerlo, existe una posibilidad de quiebra con consecuencias que no se resolverán ni en dos ni en ocho años.

En 2007, se aprobó el PENSIONISSSTE, en el cual se cambió el sistema de benéficos por la de aportación individual, se le dejo a los derechohabientes la potestad de integrase a este o la opción de jubilarse pero a una edad mayor,(65 años),  además se constituyó un fondo con la base en  SAR (Sistema de Administración para el Retiro) y una aportación adicional del gobierno federal de ocho mil millones de pesos, para darle fondeo a este sistema.

El 2015 este sistema Pensionissste se convierte en una empresa paraestatal que se separa del ISSSTE, en donde el gobierno federal no responderá por las nuevas obligaciones de la nueva sociedad.

O sea que el Gobernador electo conoce el tema y seguramente le dará viabilidad financiera aunque tenga que fondear parte del nuevo sistema, que sin lugar a dudas será otro, pero el de beneficios.

El IPE está pronto al cambio a riesgo de quiebra, el Estado no aguanta más, de ahí los días de tardanza en depositar; por el contario al IPE el  estado no puede quebrar dada su condición de ente público, lo que si puede es caer en la insolvencia e ingobernabilidad  que sea objeto de un rescate financiero tipo FOBAPROA.

Es posible que el destino  alcance a ambos entes.