Insensibilidad de los diputados locales

20 junio 2016 | 20:51 hrs |

 

 

Con muchas esperanzas el pueblo veracruzano salió, el pasado 5 de junio, a decirle al partido del gobierno, NO MÁS GOBIERNO ERRÓNEO, CORRUPTO, INSENSIBLE, ANTIDEMOCRÁTICO.

Fue el fin de una docena de años de regresión a la barbarie, en todos los sentidos, económico, social, político; donde el estado de derecho solo fue una ficción. En los distintos foros internacionales a los que asistí cuando me correspondía decir de qué estado provenía al mencionar Veracruz, varios compañeros peruanos, dominicanos, hondureños, afirmaban: el estado donde solo se roban frutsis y pingüinos y donde matan a periodistas con total impunidad.

Pero esa pesadilla de doce años por fin llegó a su fin. Y eso, fue porque así lo quisieron los veracruzanos

Pese a este hartazgo de la población por el partido en el gobierno, los diputados locales de ese mismo partido pretenden mantener ese hegemonía en defender lo indefendible, y no saben –bueno si lo saben- que le están dado con esta actitud la espalda al pueblo, a ese pueblo que andando cada uno de esos diputados en campaña ofrecieron elaborar las mejores leyes, las mejores propuestas para que los votantes los llevaran al congreso y una vez instalados en esa tribuna buscar la mejoría en varios renglones para esa población votante. Nada mas alejado de la realidad.

Primera insensibilidad, muchos, casi la mayoría, jamás regresaron a sus respectivos distritos a decirle a sus votantes: “estas son las leyes que hice a favor de ustedes….”

Esos informes de actividades de cada año, es una manera de justificar algún presupuesto pero no refleja el trabajo serio que hayan hecho.

Y hoy, cuando las circunstancias les presenta una oportunidad de reivindicarse, de decirle a los veracruzanos que va a haber justicia para ellos, que hoy si se podrá castigar a los culpables del desfalco que vive el estado, que hoy si se podrá castigar a quienes conjuntamente se robaron el dinero destinado para la protección de la salud de los indígenas; para la educación de los indígenas; para el mantenimiento de las carreteras, para la construcción de aulas; para la construcción de un estado de derecho sólido, confiable, alejado de la corrupción y la impunidad; se podría construir los cimientos de la democracia.

Equivocan el rumbo nuevamente; nuevamente le dan la espalda al pueblo, y se desgarran las vestiduras en defender a esos saqueadores.

En lugar de votar porque a Veracruz le vaya mejor, no, lo hacen para proteger a esos probables delincuentes, o será acaso por complicidades?

¿Son tan cómplices como esos que desviaron millones y millones de pesos?

Será acaso que por eso están defendiendo con todo y por eso pretenden poner un muro jurídico de protección para que la responsabilidad penal no les alcance también?

Y creo que a los veracruzanos solo nos queda ante esta insensibilidad de los diputados veracruzanos un camino: organizarnos todos en grupo y promover desde nuestras responsabilidades profesionales este tipo de situaciones reprobables en la comunidad internacional, no hacerlo ante el gobierno federal, ese es cómplice igualmente, hacerlo ante la comunidad internacional.

Que sepan países como Estados Unidos, vía la Comisión internacional de Derechos Humanos; que sepan los países centroamericanos y del Caribe, Sudamérica, a través de la OEA, que no tenemos ni democracia  ni mucho menos un estado derecho confiable.

Las asociaciones de abogados organizados promover ante las instancias federales e instancias internacionales los recursos legales para que se enteren de la fragilidad de ambos temas.

Que probablemente no procedan? Por supuesto que si, se trata de recursos del pueblo, recursos de los indígenas, recursos de la educación, recordemos que hoy día lo que prevalece son los famosos DESC (derechos económicos sociales y culturales), solo es cuestión de promover las acciones respectivas.

A ver si así, les da un poco de vergüenza a los diputados.

Yo ofrezco los foros de las facultades de derecho en Sevilla, España, de la cual soy profesor invitado; de San Carlos en Guatemala, de Derecho de Costa Rica, ambas estoy estudiando un diplomado en el sistema adversarial; en American University en Washington D.C de la cual fui alumno; de San Diego, California, de la cual egresé para promover las dos asignaturas pendientes que nos deben los diputados veracruzanos: democracia y estado de derecho.

Ya dimos el primer ejemplo: que unidos sí podemos sacar a quienes han sido cínicos en gobernar. Ya dimos muestras de que si podemos exigirles a los diputados que rindan cuentan a los veracruzanos.

Ese poder está en nosotros. Si podemos, ya vimos que juntos podemos hacerlo.

Veracruz debe cambiar

Los diputados locales que hoy sean insensibles, estarán echando la última paletada a su tumba política.

De eso depende en mucho de los veracruzanos