Ignoran el significado del Monumento a Los Petroleros

22 marzo 2015 | 12:16 hrs | Raúl Morán | Poza Rica

POZA RICA.- El significado del monumento conocido como «Los Petroleros», que oficialmente tiene el título de «El Origen», y que se ha convertido en uno de los íconos más representativos de la ciudad, es sorprendentemente desconocido para varios ciudadanos, quienes apenas adivinan lo que a su juicio representa.

Luego de un sondeo realizado entre varias personas, se pudo constatar que mucha gente ha visto el singular conjunto monumental formado por tres trabajadores en torno a un equipo de perforación, pero sin alcanzar a identificar lo que representa para la petrolera ciudad.

«¿El esfuerzo de los trabajadores? ¿El sacrificio y los petroleros que se han muerto?» Responde con preguntas Lizeth Alarcón Huesca cuando se le interroga si conoce el significado de las estatuas de bronce, acero y concreto.

Argelia Hernández Luna y Miguel Angel Isidro Hernández, prefieren escabullirse argumentando que no son de aquí, por lo que ignoran lo que representa la mole de bronce, aunque alcanzan a esgrimir teorías cercanas sobre su simbolismo, diciendo que es en honor a los petroleros «caídos».

La estatua, diseñada y dirigida por el escultor pozarricense Miguel Vargas Martínez, fue erigida en el 2007 durante el trienio de Guadalupe Velázquez Casanova, quien logró gestionar el financiamiento de la empresa Tetsa, de un monumento que hoy se ha convertido en un símbolo de la ciudad.

Vargas Martínez de hecho, es el autor de otra obra muy conocida, como lo es «El Colotero», que algunos han bautizado como «El Naranjero», monumental obra de más de 10 metros de altura que se ubica justo en la entrada a la ciudad de Alamo, municipio del cual también se ha convertido en su símbolo.

Algunos de los entrevistados, aún cuando no conocen el sentido exacto de lo que significa la escultura, poseen una noción aproximada del oficio que describe. «Siento que son como paileros de Petróleos que trabajaron el petróleo y que en honra a ellos lo hicieron», aventuró con cierto atino Gregoria García Escalante.

Lo cierto es que este monumento, que luce a un lado del domo de la Plaza Cívica, hoy es símbolo indiscutible de la ciudad petrolera, aún cuando varios de sus habitantes desconozcan que es un tributo a los primeros perforadores que llegaron a la ciudad a extraer el codiciable oro negro.