Iglesia de Acultzingo podría colapsar, INAH continúa evaluando daños

Personal del INAH emitirá un dictamen sobre la seguridad del inmueble

Foto: Noreste.
3 octubre 2017 | 9:59 hrs | César Estrada

Acultzingo, Ver.- Ante la falta de un dictamen sobre si es o no segura la infraestructura de la iglesia de San Juan Bautista debido al daño que ocasionó el sismo del 19 de septiembre, el cual es evidente, las actividades eclesiásticas se realizan bajo el domo y algunas carpas provisionales en la explanada del recinto.

Al ingresar a la iglesia de San Juan Bautista y observar la parte frontal al templo, se puede encontrar una grieta de aproximadamente siete metros de altura que se formó en las uniones y para evitar daños mayores, el techo en la puerta principal del templo es sostenida por troncos, que hacen la función de polines para darle un mejor soporte al techo, toda esta área se encuentra acordonada con cinta amarilla de precaución, evitándose así el paso de los fieles a la iglesia.

Personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), visitó la iglesia, sin embargo, aún no han concluido los trabajos de supervisión para poder determinar si la iglesia se puede seguir ocupando, no obstante, sobre la pared dañada fueron colocadas marcas con yeso para verificar si la grieta continúa avanzando con la finalidad de tomar decisiones sobre el uso del inmueble.

En próximos días el personal del INAH visitará nuevamente el inmueble y así emitir un veredicto que determine si la iglesia es demolida, reconstruida en la parte afectada o reparada en en donde se encuentra la grieta, mientras tanto, las misas se están realizando en el patio de la iglesia.

El padre César Pérez López, señaló que en la homilía celebrada el fin de semana pasado, dijo a los fieles que algunas imágenes representativas, El Santísimo y el Señor de la Expiración, fueron ubicados en la sala de guardia donde sí se pueden acceder, esto con la finalidad de no poner en riesgo a la feligresía.

Cabe señalar que este inmueble y otros dos más son inspeccionados por personal del INAH, uno de ellos en el municipio de Maltrata, otro más en Los Reyes que pertenece al Decanato de Zongolica, por lo que los párrocos encargados de estas sedes han solicitado a los feligreses acatar las instrucciones hasta no tener una seguridad de que no corran riesgo alguno.