Identidad y respeto

7 octubre 2015 | 11:36 hrs | | María Luisa Martínez

Por María Luisa Martínez

 

En el Fedro (o de la belleza), Platón dice que el amor es dialéctico: conocimiento. Mi maestro de filosofía en bachillerato decía al respecto que sólo se ama lo que se conoce, y por eso es importante conocer a la familia y al país. Si no lo hacemos, nunca tendremos empatía por lo nuestro.

Nos preguntaba y nos pon√≠a a reflexionar: ¬ŅPor qu√© quieres a tu padre, a tus hermanos y amigos? Al final, la respuesta era porque los conoc√≠amos y as√≠ los acept√°bamos. Conocernos y reconocernos en ellos y ellas nos permite amar lo que somos y lo que fuimos, sin reproches ni cargos de conciencia.

Esta semana le√≠ una entrevista al poeta, m√ļsico y activista Mardonio Carballo, oriundo de Chicontepec, al norte de nuestro estado. Palabras m√°s, palabras menos, dijo que el n√°huatl sigue vigente en nuestra vida diaria, aunque hagamos hasta lo imposible por renegar de las lenguas naturales:

‚ÄúEn M√©xico el color de piel indica el estatus econ√≥mico. Es algo extra√Īo, porque a pesar de ser un pa√≠s tan mezclado racialmente se intent√≥ que el color de piel influyera en la condici√≥n social de un individuo. Est√° muy estructurado. Un pa√≠s que tiene el n√°huatl en su propio nombre y que por otro lado es incapaz de dar justicia y derecho a quienes le dieron ese nombre, est√° destinado al fracaso‚ÄĚ.

En el pa√≠s existen 68 lenguas ind√≠genas, de las cuales 14 se hablan en Veracruz, seg√ļn datos de la Academia Veracruzana de las Lenguas Ind√≠genas: Huasteco, Popoluca, Mixe, Zoque, Chinanteco, Zapoteco, Mazateco, Mixteco, Otom√≠, Totonaca, Tepehua, N√°huatl de la Huasteca, N√°huatl de la Sierra de Zongolica y Nahua del Sur.

Y con este universo de riqueza ling√ľ√≠stica y cultural prevalece la discriminaci√≥n de los que hablamos el idioma dominante (espa√Īol), contra quienes a√ļn mantienen viva su lengua materna.

Presidente de la Comisi√≥n Permanente de Desarrollo Social, Humano y Regional de la LXIII Legislatura del Estado, Jes√ļs Alberto Vel√°zquez Flores reconoci√≥ que prevalecen pr√°cticas discriminatorias y que deben fortalecerse las pol√≠ticas p√ļblicas para erradicar este problema social: ‚ÄúEs necesario acabar con las expresiones en contra de los pueblos originarios y comunidades ind√≠genas, cuyos miembros deben tener las mismas oportunidades para conseguir trabajo y acceder a los apoyos de las instituciones en aspectos como la educaci√≥n y la salud‚ÄĚ.

En entrevista difundida, el Legislador coment√≥ que en los centros escolares de la entidad a los que acuden ni√Īos ind√≠genas se habla la lengua original y el espa√Īol, pero la lucha contra la discriminaci√≥n es un tema que debe fomentarse d√≠a con d√≠a en la sociedad: ‚ÄúEs necesaria mayor compresi√≥n entre unos y otros‚ÄĚ.

Si bien el Art√≠culo primero de nuestra Constituci√≥n General establece que en el pa√≠s ninguna persona ser√° objeto de discriminaci√≥n, en la pr√°ctica no se cumple. Un pendiente que la sociedad debe resolver, porque una conducta discriminatoria se ense√Īa en el seno del hogar.

He comentado en anteriores entregas que a las nuevas generaciones se les educa con el ejemplo, no con discursos, premios o castigos. Quiz√° sea momento de hacer una pausa para reflexionar c√≥mo estamos educando y saber si estamos acorde con el Siglo XXI o seguimos pr√°cticas de la √©poca colonial. Vale recordar que s√≥lo lo que conocemos podemos amar. ¬ŅQu√© tanto conocemos nuestra ciudad, estado y pa√≠s?

Por hoy es todo. Le deseo un excelente día y nos leemos en la próxima entrega.