HSBC anuncia la salida de su consejero delegado después de estar menos de dos años en el cargo

El banco británico confirma la eliminación de 4.000 puestos de trabajo, pese al crecimiento de su beneficio en un 18% en el primer semestre

6 agosto 2019 | 12:48 hrs | El País | Economía

El grupo bancario británico HSBC ha anunciado este lunes la salida “de mutuo acuerdo” de John Flint, hasta ahora consejero delegado, quien deja la empresa tras 30 años “en un buen momento para el cambio” y “preparado para un nuevo reto personal”. El anuncio de la salida de escena del británico ha coincidido con el reporte de beneficio neto en alza de 18,6% en la primera mitad del año.

Flint, que será sustituido de forma temporal por el consejero ejecutivo de la sección de banca comercial global, Noel Quinn, llegó al cargo en febrero del año pasado y su desempeño fue elogiado este lunes por el presidente de la compañía, Mark Tucker, quien ha afirmado que los buenos resultados semestrales son un reflejo de sus logros.

Tucker ha explicado que la salida de Flint se debe a que la directiva cree que “en el entorno cada vez más complejo y desafiante a nivel mundial en el que opera el banco se necesita un cambio” para hacer frente a los retos futuros y aprovechar las “muy significativas” oportunidades.

Este cambio ocurre apenas semanas después que el jefe de las operaciones en Estados Unidos, Patrick Burke, se retiró luego de completar una reorganización de la firma en esa región.

Sube el beneficio, pero permanece la incertidumbre

El gigante del sector bancario registró en el primer semestre del año, un beneficio neto del 18,6 %. La guerra comercial entre Washington y Pekín, el temor a una desaceleración en la eurozona y China, y la posibilidad de una salida desordenada del Reino Unido de la Unión Europea (UE) se encuentran entre los riesgos que identifica el grupo, que entre enero y junio ganó 7.651 millones de euros.

El beneficio antes de impuestos en la primera mitad del año fue de 11.148 millones de euros, un 15,8% mayor que en los primeros seis meses de 2018, mientras que los beneficios operativos crecieron un 18,8% hasta los 9.959 millones de euros. Los ingresos operativos totales se situaron en 34.170 millones de euros hasta junio, un 15,1% superior al del año anterior.

En su principal mercado, Asia, los ingresos del banco crecieron un 7% interanual, aunque de cara al futuro las perspectivas son “menos seguras”, indicó la entidad. Europa volvió a situarse como única región en la que HSBC registra pérdidas antes de impuestos, que fueron de 474,5 millones de euros, tras haber registrado ganancias en el mismo período del año anterior.

Al cierre de junio, el aumento en préstamos concedidos se cifraba en un 4,9%, situándose en los 918.110 millones de euros, mientras que los depósitos captados subieron un 1,8% hasta los 1,24 billones de euros.

Su programa para reducir los riesgos asociados al Brexit está “completado en términos generales”, informó el banco, que ha incrementado el peso de su subsidiaria en Francia y ha trasladado allí algunas de las operaciones que hasta ahora ejecutaba desde Londres.

Aprovechando también la publicación de esta cuenta de resultados, HSBC anunció un plan para recomprar hasta 1.000 millones de dólares (898,5 millones de euros) en acciones, que dará comienzo pronto. La entidad pagará un dividendo de 0,31 dólares (0,28 euros) por acción ordinaria, la misma cantidad que tras el primer semestre de 2018.

4.000 menos puestos de trabajo

En una llamada con analistas posterior a la presentación de resultados, HSBC ha confirmado sus planes para eliminar más de 4.000 puestos de trabajo y ha advertido que los altos ejecutivos serán el foco de los recortes.

“Esperamos que este año tengamos unos costes de indemnización de entre 580 millones y 630 millones de euros. Eso implica menos del 2% de nuestra fuerza laboral”, ha afirmado el director financiero, Ewen Stevenson. “Es aproximadamente el 4% de nuestros costos salariales totales, por lo que debe suponer que está dirigido a más personas mayores en la organización”. HSBC tenía 235,217 empleados en diciembre de 2018, según su último informe anual.

John Flint ya había comenzado a recortar trabajos en todo el grupo. A fines de abril, el banco comenzó una revisión de costos que conduciría a recortes de empleos y los ejecutivos estaban considerando eliminar cientos de puestos de banca de inversión. Se esperaba que las reducciones comenzaran en la unidad a mediados de junio y se llevaran a cabo durante el año, en la última etapa del programa de reducción de costos “Proyecto Oak” de HSBC.