Homenaje a Miguel de Cervantes y William Shakespeare

20 septiembre 2016 | 11:53 hrs | Ana Martina Ortiz León

Xalapa, Ver.- Miguel de Cervantes Saavedra, en forma de mojiganga, presenció cómo a él y a William Shakespeare, estudiantes y académicos de la Facultad de Letras Españolas de la Universidad Veracruzana les rindieron homenaje por el cuarto centenario de sus muertes.

Meses atrás, Mercedes Lozano, catedrática de la Facultad de Letras Españolas y amante de la obra de Cervantes, invitó a varios estudiosos tanto del país como del extranjero para reflexionar por qué “seguimos en deuda” con el escritor español.

homenaje-22

Los resultados fueron seis ensayos que enfatizan la “Actualidad de Cervantes”, publicados en el número 37 de La Palabra y El Hombre, Revista de la Universidad Veracruzana, correspondiente al periodo julio-septiembre de 2016, por lo cual su presentación fue la primera parte del homenaje a Cervantes y Shakespeare que se llevó a cabo en el auditorio Jesús Morales Fernández de la Unidad de Humanidades.

homenaje

Si bien para Ricardo Brito, el primer comentarista y estudiante del séptimo semestre de la licenciatura en Lengua y Literatura Hispánica, la historia de El Quijote “es interesantísima y divertida”, la biografía de Cervantes también “podría pasar como otra novela porque al pasar gran parte de su vida en la cárcel para él era muy importante la libertad”.

“Esa búsqueda de la honra y del honor tiene que ver con la parte digna, la parte histórica del autor, de tal manera que La Palabra y El Hombre invita a ver a través de los ojos esta España del siglo XVIII e invita también a leer los textos cervantinos con un nuevo contexto y tener así una mayor perspectiva de aquella época”.

homenaje-21

 

“Belleza y fealdad en El Quijote: los retratos de Dulcinea y Maritornes”, de Jonathan Rico Alonso, y “Figuras barrocas femeninas”, de María José Rodilla León, fueron los artículos que capturaron la atención de María Elena Rivera, pues a través del análisis de algunas mujeres que intervienen o se mencionan en El Quijote los autores destacan la ambigüedad cervantina.

homenaje-23

 

“Dulcinea jamás aparece como personaje, pero El Quijote la pinta como la mujer más bella del mundo, la equipara con una diosa y dice que ‘es una musa de no muy mal parecer’ y le adjudica el canon de belleza que se describe en la poesía de Petrarca: ‘tez blanca, cabellos rubios y largos, labios rojos, ojos claros y grandes’, canon de belleza occidental aún vigente”.

 

“Sancho ve lo contrario porque la ve como una musa de pelo en pecho, robusta y melindrosa, dos visiones totalmente opuestas y eso es lo que me gusta de Cervantes, que no es la única lectura respecto de la realidad. Esto mismo sucede con Maritornes, una musa asturiana con un ojo tuerto y el otro no muy sano, sin cuello, ahora sí que lo más feo de la época, pero tiene sus seguidores por los servicios carnales que ofrece a quienes se hospedan en las ventas y no les importa que esté fea ni tenga mal aliento”.

homenaje-15

 

“María José Rodilla León igualmente nos habla de Dulcinea y de Maritornes, pero añade un personaje más que es Altisidora que aparece en la segunda parte de El Quijote y quien representa a la doncella atrevida, mediante una parodia de la doncella recatada y discreta”.

Por último Carlos Rojas, al igual que sus compañeros, invitó a los asistentes a leer los artículos del número 37 de La Palabra y El Hombre y, principalmente, acercarse y leer con una nueva mirada la obra cervantina “para darnos cuenta cómo han cambiado nuestros prejuicios, cómo ha cambiado nuestra ética, cómo ha cambiado nuestra cosmovisión, cómo se está leyendo El Quijote y ver qué más nos puede aportar”.

La segunda parte del homenaje fue una plática de Adriana Menassé, investigadora del Instituto de Filosofía de la Universidad Veracruzana, quien charló acerca del efecto metafísico en las obras de Shakespeare, aspecto poco abordado dentro de los miles de libros que han estudiado sus personajes, su dramaturgia, su lenguaje y “su equilibrio entre la tragedia y la comedia”.

homenaje-13

“El efecto metafísico de Shakespeare es un orden que se sostiene y se reconstruye necesariamente. Lo que en principio nos marca este sentir primario de que en el mundo hay un orden y que ese orden se impone sobre el desorden permite a Shakespeare mismo dar a sus personajes esa penetración psicológica y que en su construcción dramática exista un sentido impecable y extraordinario de la justicia”.

Inmediatamente después de esta plática, los estudiantes de la Facultad de Letras Españolas tomaron por asalto el auditorio de Humanidades para protagonizar el performance teatral “¡Qué par de dos!”, dirigido por la maestra Nidia Vincent y que en una primera etapa los obligó a caracterizarse de alerquines, bufones, reinas, príncipes y emperadores romanos para representar a algunos
de los ya inmortales y universales personajes de Shakespeare: Brutus, Hamlet, Macbeth, Otelo y Puck.

Cintos y claveles rojos; blusas y camisas blancas; así como pantalones y faldas negras fueron la utilería y el vestuario de los jóvenes aldeanos que en la explanada de la Unidad de Humanidades danzaron alegremente alrededor de la mojiganga de Miguel de Cervantes Saavedra para contar sus andanzas y de cómo fue desarrollando y escribiendo las obras que hoy ocupan lugar preponderante en la literatura universal.

El homenaje culminó con la inauguración de la muestra de carteles alusivos a la vida y obra de estos dos grandes escritores: Miguel de Cervantes y William Shakespeare, que a 400 años de sus desapariciones físicas sus obras continúan leyéndose y representándose en todo el mundo.