Hipólito Rodríguez no desiste en frenar construcción de gasoducto en Xalapa

El alcalde electo de Xalapa, afirmó que a él le preocupa más, el origen de esa instalación

Foto: Archivo
19 septiembre 2017 | 17:42 hrs | Valeria Marcial

Xalapa, Ver.-  El alcalde electo, Hipólito Rodríguez Herrero, reiteró que continúan buscando esquemas legales para frenar la construcción del gasoducto que comprende los municipios de Xalapa, Coatepec y Emiliano Zapata.

Cabe recordar que, en días pasados Ramón Hernández Salas, director de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente del municipio de Xalapa, informó que podría el ayuntamiento ya estar otorgando la licencia para la construcción del Gasoducto y con ello arrancar la edificación del mismo esta semana.

En entrevista, consideró que la opción de introducir gas a nuestra ciudad no es conveniente. En primer término porque –dijo- es necesario estudiar con mucho detenimiento la naturaleza de la construcción de la infraestructura porque puede afectar un área densamente poblada y en consecuencia este tipo de acciones requiere especificaciones técnicas de muy alto nivel para cuidar la salud y el patrimonio de la población que reside cerca de este tipo de instalaciones.

El alcalde electo de  Xalapa, afirmó que a él le preocupa más, el origen de esa instalación. Toda vez que organismos internacionales hoy en día buscan transitar hacía un nuevo modelo de gestión energética, “en la cual se reduzca el consumo de origen fósil: es decir de gas, carbón  y petróleo”.

Ese afirmó Rodríguez Herrero  es el gran propósito que nos estamos planteando todas las ciudades inteligentes del mundo,  reducir el consumo de energías de origen fósil. Para transitar bajo un modelo sustentable energético, por lo que se debe revisar muy a fondo el origen de este tipo de energéticos.

“Vamos a volver a la ciudad dependiente de ese gas, sería interesante que nos explicaran el origen de ese gas, si viene de la fractura hidráulica, si viene de yacimientos que principalmente están en proceso de explotación en el norte del país y en particular en el norte de la entidad, sería muy conveniente revisar esto”. Porque no queremos que nuestra ciudad se vuelva cómplice de procesos que están dañando severamente el territorio, enfatizó.

En la actualidad hay muchos ciudadanos que se están amparando y están tratando de detener los procesos que dañan los cuerpos de agua y que al fin y al cabo están contribuyendo a los gases de mayor emisión y es justamente lo que –dijo- se quiere evitar,  buscando instrumentos jurídicos que permitan detener este tipo de dinámicas.