Hamilton y Bottas meten miedo en los Libres 2 del GP de Australia

Los Libres 2 eran aún más importantes que los entrenamientos matinales

Foto: Web
15 marzo 2019 | 10:44 hrs | Soy Motor | Meta

Lewis Hamilton ha sido el piloto más rápido en la segunda sesión de entrenamientos libres del GP de Australia, en la que el equipo Mercedes ha dado un paso al frente en su simulación de clasificación para poner tierra de por medio con Red Bull y Ferrari. Carlos Sainz ha lidiado con un problema en la suspensión trasera de su McLaren, que le ha impedido desarrollar el programa de trabajo previsto en su totalidad.

Los Libres 2 eran aún más importantes que los entrenamientos matinales, pues los equipos se han podido embarcar en sus primeras tandas largas cargados de combustible en su afán por replicar las condiciones de carrera que se encontrarán más adelante en la carrera. Lo han hecho en unas condiciones meteorológicas perfectas, con un cielo despejado, 41ºC en la pista y 22ºC en el ambiente.

La sesión ha transcurrido sin ninguna interrupción, si bien es cierto que la igualdad extrema que había imperado en los Libres 1 no ha sido tal esta vez. Los responsables de esto han sido los coches del equipo Mercedes, cuya vuelta rápida ha sido del orden de ocho décimas de segundo más veloz que las de Red Bull y Ferrari, si bien una diferencia tan abultada sugiere que sus rivales todavía no han puesto toda la carne en el asador.

El semáforo se ha encendido a las 16:00 hora local (06:00 CET). Los entrenamientos han comenzado con un pequeño contratiempo para Daniel Ricciardo, que ha perdido 25 minutos en boxes por un problema con la posición del asiento de su Renault. El australiano no estaba satisfecho con su ángulo de visión y sus mecánicos han hecho lo posible por mejorarlo. Los cambios también han obligado a trabajar en la zona de los cinturones de seguridad.

En la primera tanda, los pilotos han reportado que el viento soplaba con más intensidad que por la mañana. Eso no ha sido impedimento para que Lewis Hamilton –1’23″148– se pusiera líder con su Mercedes. El británico ha hecho seis vueltas con el neumático medio, con una progresión constante que le ha permitido mejorar su tiempo hasta en tres ocasiones.

La segunda posición ha sido para su compañero Valtteri Bottas –1’23″439–, que ha hecho una tanda de seis giros con el compuesto medio. El finlandés estaba justo por delante de Max Verstappen –1’23″741–, que ha firmado un stint de ocho vueltas también con el compuesto de color amarillo.

Los pilotos de Ferrari no han querido mostrar sus cartas: Charles Leclerc –1’25″495– ha sido decimoquinto con ocho vueltas con el duro y Sebastian Vettel –1’25″904– ha sido decimoséptimo con siete vueltas con el medio.

En la segunda tanda, todos los favoritos han recurrido al compuesto blando para marcar una vuelta rápida antes de pasar a las simulaciones de carrera. Y ha sido en ese escenario que Mercedes ha metido miedo en el cuerpo de sus rivales.

Lewis Hamilton –1’22″600– ha encontrado cinco décimas de segundo para reforzar su liderato, escoltado por su compañero Valtteri Bottas –1’22″648– a tan sólo 48 milésimas de diferencia.

Por detrás, el abismo. Max Verstappen –1’23″400– y Pierre Gasly –1’23″442– han dejado los dos Red Bull en tercera y cuarta posición, aunque a ocho décimas de segundo de las flechas de plata.

Más sorprendente ha sido la situación de Ferrari, cuyos pilotos no estaban del todo contentos con su monoplaza. Sebastian Vettel –1’23″473– ha sido quinto a 873 milésimas de Hamilton, pero Charles Leclerc –1’23″754– no ha podido pasar de la novena plaza.

En la recta final de la sesión, Hamilton y Bottas han regresado al compuesto medio para completar cuatro y siete vueltas respectivamente. Verstappen se ha embarcado en una tanda de 12 vueltas con el blando, Gasly en una de ocho con el medio –el francés ha reportado una falta de potencia en su motor Honda–. En lo que respecta a Ferrari, Vettel ha terminado con cinco vueltas con el compuesto amarillo; Leclerc, 13 con el duro.

Quien ha tenido motivos para estar preocupado ha sido el equipo McLaren, y es que la sesión tanto de Carlos Sainz como de Lando Norris no ha sido tan tranquila como cabría esperar. El equipo ha detectado primero una anomalía en la suspensión trasera de los monoplazas. Cuando la habían arreglado, los han llamado a boxes para retirarles el capó motor e inspeccionar el interior.

Consecuencia directa, los MCL34 no han completado todo el programa previsto. La parte positiva es que han conseguido minimizar daños, pues al final tanto Sainz como Norris han podido ejecutar una tanda larga con el compuesto medio y una simulación de clasificación con el blando.

El piloto más rápido de la zona media ha sido Kimi Räikkönen –1’23″572– con su Alfa Romeo. El finlandés ha superado por escasas dos milésimas al Renault de Nico Hülkenberg –1’23″574–, que ha terminado justo por delante de su compañero Daniel Ricciardo –1’23″644–. El encargado de completar el Top 10 ha sido Romain Grosjean –1’23″814–, dos décimas más lento que Räikkönen.

La cara negativa ha sido una vez más el equipo Williams, que ha cerrado la clasificación. George Russell –1’26″453– ha sido penúltimo y Robert Kubica –1’26″655– último, ambos a cuatro segundos de los líderes y a 1,7 segundos del resto del grupo.