Hallan en Quintana Roo la cueva inundada más grande del mundo

Es tan grande que le roba el récord de longitud que tenía el sistema Ox Bel Ha, al sur de Tulum

Foto: Web
15 enero 2018 | 19:13 hrs | Noticieros Televisa

Una investigación llevada a cabo por exploradores del proyecto Gran Acuífero Maya (GAM) de México, permitió encontrar un túnel que conecta dos grandes sistemas de cuevas inundadas en Tulum, Quintana Roo.

Juntos, los sistemas Sac Actun y Dos Ojos forman la cueva inundada más grande del mundo: Sac Actun.

Según el director de exploración del proyecto GAM, Robert Schmittner, hicieron falta al menos 14 años de estudio, exploración y análisis para encontrar la conexión en el laberinto acuático de ambos sistemas de cuevas.

Foto: Web

A través de un comunicado el GAM hizo saber que la conexión que se halló en el estado mexicano de Quintana Roo es tan grande que le roba el récord de longitud que tenía el sistema Ox Bel Ha, al sur de Tulum.

Se calcula que este sistema mide 270 kilómetros, pero que, tras hallar la conexión entre Sac Actun y Dos Ojos, de 263 y 84 kilómetros, respectivamente, la cueva inundada mide en total 347 kilómetros.

Esta distancia es equivalente a la que hay entre Cancún y Chetumal, aproximadamente.

Ahora, en longitud total, las cuevas inundadas más grandes del mundo quedan en el siguiente orden: Sac Actun (347 kilómetros de longitud), Ox Bel Ha (270 kms.) y Kook Bal con 93 kilómetros de longitud total.

De acuerdo a las normas actuales de espeleología, cuando dos sistemas de cuevas tienen una conexión entre ellas, la más grande “absorbe” a la de menor longitud, razón que explica porqué la de Dos Ojos “dejó de existir” para unirse a la de Sac Actun.

Foto: Web

Además de hallar la cueva inundada más larga del mundo, los espeleólogos del proyecto GAM encontraron la que conocen como “la madre de todos los cenotes” que es un sistema con una longitud de 18 kilómetros y una profundidad de 20 metros hallado al norte de Sac Actun.

Con este hallazgo, los especialistas del GAM dejan por sentada la gran biodiversidad que existe en la región de la península de Yucatán, así como su inmensa reserva de agua dulce, que yace debajo de la superficie, protegida de los humanos y la contaminación.